Por conflictos gremiales no hay funciones en el Teatro Nacional Cervantes

Teatro Nacional Cervantes
Teatro Nacional Cervantes Crédito: Twitter
Alejandro Cruz
(0)
15 de noviembre de 2019  • 19:25

Si hasta hace unas semanas el espectador fue a a ver una obra en el Teatro Nacional Cervantes y se encontró que el personal de sala no estaba con su típico uniforme, no fue un simple descuido. O si la semana pasada, como algunos días de la anterior, fue a la hora indicada a ver algunas de las obras que se presentan allí y se encontró con que no había función, no fue por algo puntual de esa noche.

Desde hace un tiempo los dos sindicatos, UPCN y ATE, están reclamando a las autoridades otras condiciones laborales. Esa demanda, bajo modalidad de asambleas, quites de colaboración; fue la que hizo algunos espectáculos no pudieran concretar sus últimas funciones (caso de Adela duerme su siesta, de Andrea Garrote; y Testimonios para invocar a un viajante, que dirige Maruja Bustamante) o que Sagrado bosque de monstruos, con Marilú Marini, no haya podido comenzar su nueva temporada prevista para el jueves de la semana pasada.

A pedido de La Nación, desde la oficina de prensa de la sala que dirige Alejandro Tantanian dan la siguiente explicación: "En el Teatro Cervantes, los dos gremios que actúan en su ámbito establecieron reclamos en beneficios y adicionales que dicta el decreto 2.098 del Sistema Nacional de Empleo Público. En ese marco, se dictó una conciliación obligatoria que se sostuvo hasta el 30 de octubre. A partir de esa fecha ambos gremios tomaron distintas medidas de fuerza y, actualmente, el conflicto está en vías de solución, dado que se levantaron las medidas y se pudo establecer una mesa de negociación para tratar las distintas problemáticas".

Actualmente las funciones continúan suspendidas y se teme por la continuidad de la programación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.