Premios Platino 2019: por qué son una vidriera importante para los argentinos

El Chino Darín dijo presente en los premios Platino, aunque se fue con las manos vacías
El Chino Darín dijo presente en los premios Platino, aunque se fue con las manos vacías
Silvina Ajmat
(0)
13 de mayo de 2019  • 16:50

Riviera Maya, MÉXICO.- Cuando Claudio Rissi se encontró en el lobby del hotel con Imanol Arias, se puso un poco nervioso. El actor español es venerado por los argentinos desde hace décadas y no fueron pocos los que se entusiasmaron con su presencia en la Riviera Maya estos días. Turistas y artistas por igual se acercaron a saludar, presentarse o pedirle una selfie. Pero para Rissi, su encuentro con Arias se convirtió en la medalla que le faltaba colgarse tras arrasar con su trabajo como Borges en El Marginal. "Te voy a contar algo que me pasó. Se acercó Imanol Arias, a quien admiro desde hace años, me felicitó por El Marginal, empezó a hablarme de una toma, de un encuadre de una escena y yo no lo podía creer. Que alguien que admirás haya observado tan minuciosamente la serie en la que trabajás. Esto es lo increíble de los premios Platino. Posibilita estos encuentros, y difunden nuestro trabajo más allá", dijo el actor en diálogo con LA NACION luego de que la producción de Underground perdiera en la categoría mejor serie contra la aclamada Arde Madrid, de Paco León y Anna Costa. Los argentinos se fueron del Teatro Gran Tlachco, donde tuvo lugar la sexta ceremonia de los Premios Platino con las manos vacías, mientras la mayoría de los premios se repartieron entre México (con Roma como la más premiada) y España. Nicolás Furtado, candidato a mejor actor en serie, perdió a manos de Diego Luna, de Narcos: México, y "el ángel" Lorenzo Ferro no pudo contra Antonio de la Torre, enorme en su composición de El Reino. Y aunque es evidente que todos quieren llevarse el premio a casa, esta gala demostró que los Platino significan mucho más que una estatuilla. El mismo De la Torre, español residente en Uruguay, en su discurso de agradecimiento, lanzó: "Es la tercera vez que vengo a México y espero que la próxima sea a trabajar". Acto seguido comenzó a promocionarse con los directores y productores mexicanos para que lo convocaran a trabajar e incluso bromeó sobre la presencia de John Bailey, presidente de la Academia de Hollywood, a quien también le pidió trabajo: "Para trabajar en Hollywood, aquí estoy". Los Platino se consolidaron en esta edición como la más importante vidriera internacional para los artistas de habla hispana. Veamos por qué.

925 películas de 23 países se presentaron para competir por un premio Platino este año. Se acreditaron más de 350 periodistas que viajaron desde todos los puntos de Iberoamérica. Pero la cobertura arrancó varios días antes, cuando comenzaron a llegar las delegaciones de cada producción invitada y el intercambio se hizo incesante. "Es casi el único lugar de encuentro para las producciones de cine y televisión de Iberoamérica, encontrarnos con colegas, es una fiesta. Es una mezcla de cosas. Los premios destacan los laburos del año pasado pero es un espacio de encuentro para vincular y generar la coparticipación para nuevos proyectos, nuevos contenidos. Para pelear con industrias más desarrolladas... La unión hace la fuerza", dijo el Chino Darín a este medio, quien fue invitado por su trabajo en La noche de los 12 años, candidata a mejor película, y por ser parte del elenco de El Angel, que sumó tres nominaciones, y aprovechó para difundir su nueva faceta como productor: pronto se estrenará La odisea de los giles, en la que actúa con su padre, y en cuya producción participó, apoyado por Axel Kuschevatzky. Este último se vio muy solicitado por aquellos que dan sus primeros pasos en la producción: Fabián Mazzei, quien arribó junto a Araceli González proveniente de Miami, donde estuvo cerrando acuerdos de inversión para la primera película que produce con su mujer, Sola, que se estrenará a fin de año, charló animadamente con Kuschevatzky, en busca de consejos e ideas a futuro. Y ya tiene un horizonte: acordó con Danny Trejo, conocido por protagonizar Machete (2010), para que sea la figura de la próxima película de su productora, Shock House.

Trailer de La noche de 12 años

02:02
Video

Otros argentinos que preparan proyectos y que pese a no haber alzado galardones se fueron con un fuerte espaldarazo de sus colegas fueron los de Underground. Pablo Culell viajó en representación de la productora de Sebastián Ortega y recibió elogios por El Marginal, Un gallo para Esculapio y El Ángel. Según pudo saber LA NACION, los acuerdos de coproducción están a la orden del día en las oficinas de Underground: están cerrando un acuerdo con Disney-Fox para producir una miniserie -podría ser un policial probablemente protagonizado por Peter Lanzani, o una serie sobre ídolos de la música-, también cerraron un nuevo acuerdo con Nat Geo para realizar nuevos especiales del ciclo BIOS. Vidas que marcaron la tuya y harán una sobre el Flaco Spinetta. Además se viene Volver a empezar, la secuela de 100 días para enamorarse, con Carla Peterson y Juan Minujín, que comenzará a rodarse en octubre, y hay muchas chances de que el 2020 traiga El Marginal 4.

Empoderamiento. Si algo caracterizó a este encuentro entre los invitados de los 23 países de habla hispana fue una sensación de empoderamiento frente a la maquinaria hollywoodense. "Sabemos que está el presidente de la Academia de Hollywood... Ustedes allá entregan un premio, también, ¿no? Algo así como los premios Platino de Hollywood", se burlaron sin sonrojarse los presentadores de la gala, una buena dupla mexicano-española formada por Cecilia Suárez y Santiago Segura. El chiste no hizo más que demostrar que, conscientes del abismo de inversiones y repercusión del monstruo estadounidense, los que hacen el cine de habla hispana están satisfechos y orgullosos. Y empoderados: Paco León no dudó en despotricar a viva voz contra Netflix cuando subió al escenario a agradecer el Platino a Arde Madrid. "Netflix no quiso Arde Madrid. Esto demuestra que hay vida más allá de Netflix", arengó y provocó una ovación en la platea. Vale aclarar que ante la negativa de la plataforma de streaming más famosa a coproducir la serie, Paco León y Anna Costa consiguieron el apoyo de MovistarTV.

"La idea de los Platino es muy sencilla, la difusión del cine hablado en español en todo el mundo. Son 23 países, 800 y 900 películas que se producen cada año. La mitad no se ven afuera de su país. Son queridas en Cannes, en Berlín, pero no se estrenan afuera", dijo Enrique Cerezo, sobre el objetivo último de los Platino. En un balance por los seis años del premio, analizó: "Veo un panorama maravilloso. Porque la unión hace la fuerza. No podemos competir con la industria americana, que controlan el mundo audiovisual. Lo que tenemos que hacer es nuestro producto, tratar de que interese a la gente de los 23 países que forman esta red. Eso sería más negocio para todos. Para el productor, para el distribuidor, para cada país", explicó luego de anunciar una alianza estratégica con la Organización Mundial del Turismo para trabajar en una Semana Platino, que motive el networking tanto como la difusión de lugares de interés turístico de Iberoamérica.

Una novedad que señala la importante plataforma de despegue para las producciones audiovisuales de habla hispana que ya son los Platino, fue el anuncio de que el film que gane cada año en la categoría mejor documental será automáticamente elegible en la misma categoría de los Oscar, sin tener que haber cumplido con el requisito de estrenarse en salas estadounidenses, como lo exigía la Academia hasta ahora. El premio en esta ocasión fue para El silencio de los otros, un documental español sobre las víctimas del franquismo.

Se habla de que podría ocurrir lo mismo con otras categorías de los premios. ¿Podrá convertirse la mejor película iberoamericana en elegible para un Oscar a mejor película internacional? De ser así, se garantizaría una representación anual en los Oscar del cine de habla hispana.

Aunque todavía no se llame "Semana Platino", algo de eso hubo estos días. Productores, artistas, y más de 350 periodistas coincidieron en sucesivas conferencias de prensa, actividades al aire libre, fiestas, una función del Cirque du Soleil, y hasta en la playa. Fueron varios los argentinos que viajaron para ser parte de ese networking aún sin estar nominados: Luciano Cáceres, Justina Bustos, Rodrigo Guirao, Lali -invitada a cantar-, Juana Viale, entre otros. En tanto, mientras se desarrollaba la agenda oficial de Platino, en paralelo estaba ocurriendo un encuentro de productores y realizadores con Netflix. Se anotaron para un pitching 120 proyecto y fueron seleccionados 20 que se trabajaron en estos días. Si todo sigue su curso, Playa del Carmen será el lugar de nacimiento de muchas nuevas series y películas en español. "Viva Iberoamérica", fue la frase que se gritó durante toda la gala.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.