Las críticas destrozaron a Iron Fist y su protagonista salió a defenderla