Cibrián-Saccone: El retrato de una pareja tan particular como desopilante

Nunca habían trabajado juntos y hoy se reconocen compinches a través de sus trabajos en Por el nombre del padre, una comedia muy diferente a los títulos que suele abordar el director
Nunca habían trabajado juntos y hoy se reconocen compinches a través de sus trabajos en Por el nombre del padre, una comedia muy diferente a los títulos que suele abordar el director Crédito: Victoria Gesualdi
Carlos Pacheco
(0)
16 de enero de 2020  

Puede haber comedias tontas que no te dejan nada y otras que te movilizan y te proponen una reflexión. Esas son las que me interesan. Aspiro a que mis obras dejen algo", explica el autor, actor y director Pepe Cibrián a la hora de dar cuenta de su nuevo proyecto escénico. Se trata de Por el nombre del padre, un material que despliega el universo de una familia en la que sus vidas se desarrollan con aparente normalidad hasta que una situación particular hace que el padre comience a generar inquietud en su entorno.

El texto fue concebido para dos actores quienes encarnan a un matrimonio pero, a la vez, cada intérprete debe construir cuatro personajes. En breves apariciones el espectador tomará contacto con los hijos, una vecina y una cuñada. La pieza se ofrece en el teatro Picadilly.

Los roles protagónicos de Por el nombre del padre están a cargo del mismo Cibrián y Viviana Saccone. Es la primera vez que trabajan juntos y desde el primer ensayo confiesan que entre ambos se dio una química muy especial.

"Viviana es una estupenda actriz pero yo no sabía si era graciosa -confiesa Cibrián-. Y cuando empezamos a trabajar descubrí que lo era. Me hace tentar de risa en el escenario. Me pasaba cuando trabajaba con mi madre y ahora con ella. La obra te posibilita ciertas improvisaciones y eso nos lleva a divertirnos mucho".

En las últimas temporadas de verano Saccone ha protagonizado comedias como Tres, de Juan Carlos Rubio (2016) y Brujas, de Santiago Moncada (2019), primero en Carlos Paz y luego en Buenos Aires. Es un género por el que siente atracción aunque Por el nombre del padre le propone un desafío que le resulta muy atractivo. "Encaro a cuatro personajes en una obra que es muy desopilante -cuenta la actriz-. Es cierto que esta pareja está atravesada por una situación muy profunda y que impone un compromiso muy grande pero la mayoría de las situaciones, hasta que llega el desenlace, son muy hilarantes, muy vertiginosas. Confío mucho en Pepe como director, como compañero. Estamos lanzándonos al vacío sin paracaídas, sintiendo que está el otro para contenernos".

A la hora de explicar cómo surgió la idea de construir esta pieza Pepe Cibrián dice no saberlo exactamente, aunque deja deslizar algunos recuerdos familiares en los que define aspectos de su padre y de su madre, recuerda cuestiones ligadas a sus trayectorias artísticas y él siguiendo, siendo muy joven, la relación de ese matrimonio de artistas que hizo historia en la escena argentina. El mundo mágico se amplía a través de su relato y aparecen nombres como los de Lola Membrives, Luisa Vehil, Esteban Serrador.

"No describo una familia disfuncional -aclara el creador-. Algo grave le sucede al padre y por diversas cuestiones cuesta decírselo a los hijos. Como autor elegí momentos límites de los personajes para contraponerlos con aquellos que deben atravesar los padres. En esta pieza quería que los intérpretes pudiesen lucir todos sus trucos. Tienen que ser buenos magos. Cuando veo una obra y asoma ese momento donde el actor sacó el conejo sin darme cuenta como lo hizo, ese momento es subyugante".

Y de acuerdo al relato de ambos intérpretes Por el nombre del padre, más allá de su registro de comedia, posee personajes extremadamente sensibles. La madre, según comenta Viviana Saccone, "es una mujer que me conmueve muchísimo, sostiene a toda la familia, posee mucha grandeza. Para ella el amor está por sobre todas las cosas. El amor como única verdad, en estado puro."

En contraposición el esposo es definido por Cibrián como alguien "muy frágil debido a ciertas decisiones que debe tomar en la vida. Hay momentos de confesión en la obra, donde él explica porque hizo algunas y creo que son de una enorme belleza. En el proceso de ensayos han ido apareciendo cuestiones personales de cada uno de nosotros. En mi caso me permitieron comprender el amor que siento por mis padres. Mi personaje es muy parecido a mi padre. Un hombre muy luchador, muy fuerte pero a la vez aparentemente débil que necesitaba de la fuerza de su esposa".

El universo personal de ambos actores parece exponerse hoy en una plenitud que ellos disfrutan mucho. Viviana Saccone además está grabado episodios de la serie de Polka, Separadas. "Un programa donde hay siete protagonistas -cuenta-. Son siete historias con galanes divinos y chicas que son unas diosas. Mi personaje forma parte de una de las historias".

Pepe Cibrián regresó al teatro como actor con su unipersonal Marica (2012) y está seguro de que cada vez más le apasiona desarrollarse por ese camino. "Cuando decidí volver como actor - confiesa- no hay nada que me guste más que permitir que el otro se luzca. Porque sé que yo también me voy a lucir".

Por el nombre del padre

Picadilly, Corrientes 1524

Jueves y viernes, a las 20.30; sábados, a las 19 y 21; d omingos, a las 20

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.