Argentina, tierra de amor y venganza: una noche de disparos, romance y decepción

Cada vez más cerca de Bruno, Lucía ya no soporta estar con su marido ni nada que tenga que ver con él
Cada vez más cerca de Bruno, Lucía ya no soporta estar con su marido ni nada que tenga que ver con él Crédito: Prensa eltrece
(0)
16 de julio de 2019  • 21:52

Mientras Lucía (Delfina Chaves) y Bruno (Albert Baró) disfrutan de una salida a escondidas, Torcuato (Benjamín Vicuña) hace todo lo posible por complacer a Alicia (Mercedes Funes) y conseguir una membresía en el Jockey Club.

Cuando los tortolitos vuelven a la librería, Basualdo (Mateo Chiarino) llega armado al conventilo junto a un grupo de hombres de Trauman (Fernán Mirás) y disparan contra la fachada. Allí, la esposa de Ferreyra entiende que lo que está viviendo la familia Moretti es una locura.

A pesar de que solo falta que el juez se expida para que la policía detenga a Trauman, la permanencia de Raquel (China Suárez) y su hermana Alenka (Lourdes Mansilla) en Buenos Aires pone a todos en peligro.

Ante esta situación, el comisario Julio Salaberry (Luciano Cáceres) está dispuesto a hablar con el juez alegando que estuvieron a punto de matarlo, para agilizar la decisión del magistrado. Sin embargo, es interceptado por el mafioso que, tiempo atrás, asesinó a su esposa. Trauman vuelve a amenazarlo, pero aparece Julián (Tomás Kirzner) y lo obliga dejar ir a su jefe.

Mas tarde, el juez, de todos modos, le pide que se olvide del asunto porque nadie va a querer involucrarse.

Serafina (Julia Calvo) y Giancarlo (Ruggero Pasquarelli) preparan una cena especial para festejar la liberación de Raquel. Así, Aldo (Gonzalo Heredia), Anna (Candela Vetrano), Córdoba (Diego Domínguez), Bruno, David (Gastón Cocchiarale), Francesca (Malena Sánchez), Gallo (Matías Mayer) y Malek (Franco Quercia) pasan un grato momento en familia.

Mientras su esposo y su cuñada festejan desaforados que están a punto de conseguir sus esperadas membresías, Lucía les cuenta que vio cómo un grupo de proxenetas dispararon contra el conventillo, incomodándolos. Esa noche y a la mañana siguiente, se verá obligada a resistir los embates amorosos de su marido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.