Bienvenidos a bordo: los chistes sexuales de Pachu Peña que incomodaron a Guido Kaczka

El picante paso de Pachu Peña por el programa de Guido Kaczka.
El picante paso de Pachu Peña por el programa de Guido Kaczka. Crédito: Instagram
(0)
12 de mayo de 2020  • 01:50

Como parte de su formato abierto, Bienvenidos a bordo muta cada semana. Cambian las secciones, los invitados (a excepción de Hernán Drago, que ya es casi un abonado), y los participantes. Incluso desde esta semana, se ha vuelto a incorporar la presencia de público, pero en la antesala del estudio y manteniendo con el conductor y su equipo la correspondiente distancia social.

Lo que se mantiene inalterable en el programa de juegos es la interacción de Guido con los famosos invitados. En el programa del lunes contó con el ya mencionado Hernán, Tamara Bella, Pachu Peña, Gabo Usandivaras y el periodista Gastón Marote.

Bienvenidos a bordo: los chistes sexuales de Pachu Peña que incomodaron a Guido Kaczka - Fuente: El Trece

00:53
Video

Dado que uno de los segmentos consiste en contar chistes para ver si alguno de los colaboradores de Kaczka adivina el remate, desde el inicio todos estaban esperando el momento de Pachu, conocido por su humor irreverente y políticamente incorrecto. Sin embargo, lo que pasó fue más allá de cualquier pronóstico.

"¿En qué se parece el sexo al truco?", preguntó Peña con cara de inocente. Y luego de algunos segundos de desconcierto general remató: "En que si no tenés una buena pareja, necesitás una buena mano". Guido, tan sorprendido y divertido como incómodo, decidió felicitarlo por la ocurrencia y enseguida cambió de tema. El resto de los presentes siguió riéndose un buen rato.

Podía haber más, y hubo más. Sobre el final, Kaczka no tuvo mejor idea que incentivar a su invitado para que contara un segundo chiste (algo que no suele ser habitual). Y Pachu, sin que le tiemble la voz o el pulso redobló la apuesta, no sin antes avisar: "Enciendan el auto, que termino y me voy". De todos modos el conductor se arriesgó y le dio la palabra, y así cerró el humorista su presencia en Bienvenidos a bordo : "Mi mujer el otro día agarra la bicicleta y me dice: 'Me voy a vender helados'. A las dos horas viene con 10 lucas y le digo '¿Todo eso de helado?', y me contesta: 'De lado, de costado, de parado.'". Sin saber cómo reaccionar, Guido despidió rápidamente al resto de los invitados y echó un manto de piedad con los créditos finales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.