Harry Potter cumple años y los festeja con una maratón de sus películas

Harry Potter cumple años y lo festeja en TV con sus fanáticos
Harry Potter cumple años y lo festeja en TV con sus fanáticos
Natalia Trzenko
(0)
30 de julio de 2019  • 16:22

El 31 de julio de 1980 nació Harry Potter. Según J. K. Rowling, el personaje que cambió su vida y la de millones de lectores y espectadores en todo el mundo cumple años el mismo día que ella. Una celebración doble que cada año los fanáticos del joven mago -que seguirá siempre así aunque el año próximo llegue a las cuatro décadas de "vida"-, viven repasando las novelas y las películas que los vuelven a llevar a Hogwarts. Desde hoy, Warner se suma a los festejos con un maratón que incluye a seis de los films de la saga mágica.

Una serie cinematográfica que comenzó en 2001 luego de que Rowling vendiera los derechos de sus libros por un millón de dólares y estipulara en el contrato que firmó con los estudios Warner que el elenco debía estar integrado exclusivamente por actores británicos. Lo que, cuenta la leyenda, dejó fuera de la carrera a Robin Williams que estaba interesado en interpretar a Hagrid.

Acá les dejamos una lista de las películas que se verán por Warner a partir de hoy, a las 22, y algunas curiosidades sobre los rodajes y la producción de cada una de ellas.

Harry Potter y la Piedra filosofal (2001)

Emma Watson como Hermione en Harry Potter y la piedra filosofal
Emma Watson como Hermione en Harry Potter y la piedra filosofal

Una vez que el director Chris Columbus seleccionó a Daniel Radcliffe para interpretar a Harry Potter después de verlo en una miniserie de la BBC, la búsqueda de los actores que pudieran interpretar a Hermione Granger y Ron Weasley se extendió por escuelas primarias de toda Gran Bretaña. Allí fue que encontraron a Rupert Grint y a Emma Watson, que en un principio no tenía pensado ir a las audiciones y, de hecho, según contó la actriz en varias oportunidades, fue su maestra quién la convenció de presentarse y resultó ser la última nena que hizo la prueba de toda su escuela.

Entre los muchos datos peculiares que revelaron los actores desde que terminó la saga cinematográfica, tal vez el más curioso haya sido el que contó Radcliffe durante una entrevista por su serie Miracle Workers. Según explicó el intérprete, al tiempo de comenzar el rodaje de esta película a los niños más chicos del elenco les hicieron moldes de sus dientes de leche para poder ponerles dientes falsos en el caso de que se les cayera alguno durante la filmación.

Una de las escenas más recordadas de esta película es esa en la que las lechuzas de Hogwarts entregan la carta de invitación a la escuela en la casa de los tíos de Harry. Para realizar esa toma el equipo de producción no sólo tuvo que escribir cientos de cartas a mano sino que debieron descartar los primeros intentos cuando comprobaron que eran demasiado pesadas para que los búhos, entrenados durante seis meses para cumplir con la tarea, pudieran llevarlas.

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004)

Después de dos películas dirigidas por Columbus, l os productores convocaron a Alfonso Cuarón para que se ocupara de llevar a la pantalla grande las versiones más adolescentes de Harry y sus compañeros de aventuras. Reconocido por su trabajo en La princesita, su primer largometraje en inglés, y, sobre todo por Y tu mamá también, Cuarón parecía el candidato ideal para retratar a los personajes en camino hacia la adultez.

Entre los cambios que introdujo el director mexicano en el estilo de la saga estuvo su indicación de que los personajes principales dejaran de usar las capas y el uniforme del colegio y se los viera más en ropa de calle, mucho más informal y representativa de sus personalidades. Además el director sumó muchas más escenas en escenarios naturales y exteriores para dar una idea más acabada de la extensión de Hogwarts y le dio rienda libre a todos los actores y extras que interpretaban al resto de los estudiantes a que usaran el uniforme de la manera en que mejor les pareciera. Como suelen hacer los adolescentes, para irritación de sus padres y profesores, en la vida real.

Harry Potter y el Cáliz del Fuego (2005)

Las exigencias físicas de interpretar a Harry Potter fueron creciendo a la par de Radcliffe. En esta película que gira en torno a la competencia de magia entre diferentes escuelas se ve una de las escenas más complicadas que, según contó el actor, le tocó filmar. La segunda prueba del torneo suponía varias escenas bajo el agua para las que tuvo que entrenar durante seis meses en un tanque de agua gigante lo que le provocó varias infecciones de oído y unas cuantas complicaciones en el resto de las secuencias.

Este, además es el film en el que debutó Robert Pattinson. Antes de ser el vampiro Edward Cullen en Crepúsculo y mucho antes de convertirse en Batman, Pattinson interpretó al valiente y malogrado Cedric Diggory.

Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

Una de las escenas más impactantes del film muestra un tapiz que retrata el árbol genealógico de la familia Black. Para armarlo J.K. Rowling le proveyó a la producción más de setenta nombres y los vínculos entre ellos que ya tenía planificado en su complejo universo narrativo. Algunos de esos personajes serían luego mencionados en Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 1 (2010)

La escena en la que para despistar a los villanos los amigos de Harry toman una pócima para lucir como él se hizo en más de 95 tomas. Según contó Radcliffe, los más difíciles de personificar fueron los gemelos Fred y George (James y Oliver Phelps), Fleur (Clémence Poésy), Ron y Mundungus (Andy Linden) mientras que su imitación de Hermione le salió en el primer intento.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2 (2011)

Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 2
Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 2 Fuente: Archivo - Crédito: Warner Bros. P

Nunca es fácil decir adiós. Y para el equipo de maquillaje de la saga fue doblemente complicado. Es que cuando llegó la hora de filmar el epílogo de la historia en la que los personajes principales debían lucir varias décadas más viejos de lo que eran en realidad, nadie quedó convencido de como se veía la primera vez que lo grabaron y por eso tuvieron que corregir errores y filmarlo por segunda vez.

Más allá de los miles de millones que recaudó la serie de películas una de las cifras que más se destacan en el balance final son los 160 anteojos que utilizó Radcliffe en transcurso de los diez años que interpretó a Harry Potter, el mago del rayo en la frente y los anteojos redonditos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.