La confesión de Samanta Casais en Cortá por Lozano

Samantha Casais dijo haber sido víctima de "maltrato cibernético" y se mostró aliviada por el desenlace de Bake Off
Samantha Casais dijo haber sido víctima de "maltrato cibernético" y se mostró aliviada por el desenlace de Bake Off Crédito: Telefe
(0)
6 de julio de 2020  • 16:23

Tras ser descalificada de Bake Off Argentina: el gran pastelero, segundos después de que el programa grabado con anterioridad la consagrara como ganadora, Samanta Casais habló en Cortá por Lozano, que conduce Verónica Lozano, también por Telefe. "Es mentira que trabajé en una pastelería. Sí vendí tortas en mi casa", aclaró Samanta. "No tuve una pastelería como se dijo ni era la mano derecha de Osvaldo Gross en un bar de San Telmo. Sí es verdad que trabajé ahí pero como ayudante de cocina, sacando tortillas; nada que ver con la pastelería como se dijo. Y eso quedó aclarado. También tuvimos un pequeño emprendimiento familiar que duró, nos fundimos, tuvimos que vender las maquinarias. Fue triste pero eso no me hace ser profesional. Nunca estudié, siempre fue mi pasión y por eso trato de perfeccionarme leyendo muchos libros. Y hago tortas desde muy chiquita. Eso es, simplemente", contó Samanta, conmovida.

Samantá contó, en conversación con Verónica LOzano, que no la pasó nada bien su familia los últimos días. "Me saqué una mochila de encima. Trato de pensar en las cosas positivas que viví, quiero salir adelante y dejar atrás el bullying que sufrí en estas últimas semanas. Mi mamá y mi novio recibieron mensajes feos. Todo se desvirtuó mucho y yo simplemente soy una soñadora que quiere hacer tortas. Tengo la frente bien alta. Somos seres humanos, cometí un error y lo admití. Es mi verdad y esto no me va a impedir hacer la carrera de pastelera que quiero hacer. Sé que lo voy a lograr. Voy a seguir adelante con mi pequeña cocinita que me ayudó a comer muchas veces".

La consagración de Damián

02:47
Video

Ya más tranquila, Samanta se permitió bromear. "Más de una vez me pregunté 'qué m… hago acá'", dijo entre risas y agregó: "Es como haber vivido 80 años en cuatro meses Voy a seguir adelante, cumpliendo sueños. Recién el año pasado viajé en avión por primera vez y fue emocionante. Mi sueño es conocer Francia y hacer un picnic frente a la Torre Eiffel. Se dijeron muchas mentiras. Por ejemplo, nunca había hecho un volcán de chocolate y mi novio me lo pide desde hace seis años y nunca lo hice. De hecho, en el programa me salió mal".

Casais contó que la última escena de Bake off, cuando la descalifican y dan como ganador a Damián Basile, se grabó el sábado a la tarde. "Fueron muchas emociones encontradas. Me lo comunicaron por videollamada, lo entendí, pedí que me dejaran procesar la información, volvimos a hablar y me dijeron que no era obligación que fuera y que se iba a filmar igual. Lloré pero no por perder el premio sino por lo que sufrí en estos quince días de maltrato cibernético. Fui porque no tengo nada que ocultar, sé que la competencia fue leal. Fue sincero llegar a donde llegué y quería estar ahí. Valoro mucho a las personas que se hacen cargo de sus errores y estoy de pie y con la frente alta. Siento que no hubo ventajas sobre mis compañeros. A medida que pasó todo esto me di cuenta que tendría que haber contado todo, pero en el momento de la inscripción no pensé eso. Bake off me dejó muchos aprendizajes. Esto fue un antes y un después en mi vida porque aprendí mucho de pastelería y de mis compañeros también".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.