Luciano Castro, sobre la vida en cuarentena: "Tengo los mismos problemas que cualquiera"

El actor habló de las tareas que hace en su casa y se metió en el conflicto de actores
El actor habló de las tareas que hace en su casa y se metió en el conflicto de actores Fuente: Archivo
(0)
7 de mayo de 2020  • 16:19

Este jueves, Luciano Castro reapareció públicamente en Intrusos y habló de todo: sus días en cuarentena, la difícil situación de los actores y la necesidad de ser solidarios en tiempos de pandemia.

"Tengo los mismos problemas que cualquiera en cuarentena, no hay mucho misterio. Trato de ser muy consciente y me da mucha bronca cuando no se cumplen las reglas. A mí me cuesta hacerlo, pero lo hago. Me preocupa la inconsciencia social porque puede ser catastrófico para todos pero también entiendo la situación de mucha gente", comenzó el actor sobre la importancia de cumplir con el aislamiento social preventivo y obligatorio ordenado por el Gobierno nacional.

En cuanto a cómo pasa sus días, Castro habló de sus nuevas tareas y responsabilidades en la casa: "En mi casa la paso bárbaro pero los chicos no, llega un momento que no alcanza nada. Estás todo el tiempo inventando cosas. Después está la responsabilidad de ser docente todos los días, que no lo soy y eso que vengo de una familia de docentes, pero no tengo esa pedagogía", se quejó públicamente.

Si bien reveló que es su mujer, Sabrina Rojas, la que se encarga de guiarlos con las clases virtuales, el galán aporta su granito de arena: "Cuando veo que Sabrina se está poniendo un cabezal de box entonces ahí me meto. En lo que puedo ayudo, pero a mí la tecnología me mata. Los chicos se comunican en distintos horarios y de eso se ocupa ella. Yo en cambio la ayudo a Esperanza con matemáticas y lengua a la tarde", confesó. En cuanto a las tareas domésticas, expresó: "Nos dividimos el tema de cocinar, lavar, hacer la cama... Es como la vida de todos, esta pandemia no discrimina".

Con respecto a la crisis económica que está atravesando su rubro, Castro se sumó a la lucha de los actores y derribó un gran mito: "Hay una fantasía de que los actores vivimos una vida hollywoodense y no es así. Muy pocos son millonarios y se pueden dar el lujo de no trabajar. Yo tenía una gira por todo el país que no la puedo hacer, tenía una película para filmar que no la puedo hacer. Pero debo reconocer que hay gente que está peor que nosotros entonces es muy delicado el tema. Entramos en un cuello de botella donde debe haber prioridades", opinó el protagonista de Desnudos .

"Yo confío en la dirigencia de la Asociación de Actores. Y sé que el presidente cuando abre su agenda tiene el tema de actores en mente, cuando hace una semana no estábamos en los planes de nadie. Tampoco quiero que flexibilicen y tengamos que volver para atrás como ese viernes con los jubilados en el banco, que cuando lo veía me daba la cabeza contra la pared. Una vez que arrancamos con el diario del lunes y pasa ese desmadre. Lo mismo me pasa con lo nuestro: no quiero que volvamos a actuar y que a la semana tengamos que volver todo para atrás", reflexionó.

Mientras opinó que la flexibilización de la cuarentena debe ser de a poco, advirtió: "Yo también quiero volver a trabajar, volver a facturar, volver a salir. Tengo un hijo de 18 años que está con su mamá y que quiero abrazar pero me parece que hay que ubicarse en la cola (...). Hay que aunar intereses, volver a la mesa inicial y establecer prioridades porque cuando veo que hay gente que no tiene agua, ni techo, mi discurso se vuelve efímero. Cuando sale alguien y dice que se está muriendo de hambre me tengo que callar la boca".

Castro aclaró que no va a retomar su trabajo hasta que las condiciones de seguridad sanitaria no estén previstas. "Si podemos retomar la gira de Desnudos en octubre o noviembre, se hará. Si no será el próximo año, y si tampoco se puede, no se hará. No voy a poner en riesgo a mi gente si no se puede hacer", indicó quien está involucrado en la producción artística de la obra junto a su compañero Gonzalo Heredia.

Antes de despedirse, le dejó un mensaje muy claro a todos sus colegas que luego, hizo extensivo a toda la sociedad: "Hay que empezar a ser generosos de verdad, empezar a ceder. Estamos en un medio en que cuatro actores en un cuarto no entran por el ego entonces, es hora de sacarnos las caretas y ser solidarios entre nosotros. Todos la estamos pasando mal, cada uno en el orden que le toca".

"Vamos a tener que ser generosos de verdad para que vuelva a reactivarse todo. No hablo solo de actores, hablo de un país en general. Desde el productor televisivo hasta el que venda huevos, sino la vamos a pasar mal todos, repito cada uno en su escala. La gente se muere de hambre y el precio de las cosas aumenta. Mis hijos patean la escalera y cae comida, pero eso no implica que no defienda mis derechos de actor", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.