Nicolás Furtado: siete cosas que aprendimos después de conocer a Diosito

Nicolás Furtado es fan de La Renga, está en un grupo de WhatsApp de famosos uruguayos que viven en Argentina y más
Nicolás Furtado es fan de La Renga, está en un grupo de WhatsApp de famosos uruguayos que viven en Argentina y más Crédito: Gentileza Nicolás Furtado
Juan Ortelli
(0)
13 de marzo de 2020  • 12:03

El actor uruguayo Nicolás Furtado llegó a la portada de Rolling Stone este mes para promocionar Entre hombres , la nueva miniserie de HBO que se estrena en abril. Pero la forma tenaz en la que Furtado (32 años) protege su vida privada lo ha vuelto un misterio fuera del set, y en su entrevista con RS se abrió más que nunca antes, dando -en una larga serie de encuentros- detalles de su crianza, su formación rockera y su objetivo en el mundo de la actuación. "Yo quiero que se hable de mi trabajo, no del chusmerío que hay alrededor", dice él. Acá, una lista de cosas que aprendimos siguiendo a Nicolás Furtado entre rodajes y una agenda ocupadísima.

Su película favorita es un film raro de los 90

Si hablamos de series, Furtado es fan de Peaky Blinders . "Está todo bien en esa serie: las actuaciones, la dirección, la música, la fotografía... todo es espectacular", dice. Pero si le preguntás por una película que lo marcó, ésa es Gattaca: Experimento Genético . "No la vio nadie", dice acerca de este film de mediados de los 90, ahora de culto porque actúan unos jóvenes Ethan Hawke, Uma Thurman y Jude Law, y produce Danny DeVito. Lo que Furtado pudo decodificar con 9 o 10 años, fue que se trataba de un chico que quería ser astronauta (Hawke), pero no tenía las "aptitudes físicas" (en realidad, no tenía la carga genética necesaria), entonces "sanateaba las muestras de sangre y de orina de otro compañero" y hacía un gran esfuerzo hasta conseguir su sueño. "Ese fue el mensaje que me dejó a mi. Y ya está", dice Furtado. "Me marcó para siempre esa peli."

Tuvo su propia banda de rock y es fan de La Renga

A Furtado el trap no lo interpela. Lo que le gusta es el rocanrol y el blues, y en la adolescencia tuvo una banda donde tocaba la batería: Los Croners. "Tocamos un par de veces en bares por dos cajones de cerveza, pero no fue más que eso", recuerda. Su grupo favorito es La Renga; de hecho, el primer show grande que vio fue el único recital del Demoledor Tour (71 fechas entre 2003 y 2006) que el trío de Mataderos dio en Montevideo, el 18 de septiembre de 2004. Ahora maneja su auto hasta la provincia donde tocan y este verano cumplió "el sueño" de conocer a Chizzo e incluso zapar con él. "Tocamos 'La balada...' y 'La razón que te demora', y cuando terminamos yo le seguía cantando temas como 'Noche vudú' y otros que no pasan por la radio", se ríe. "¡Re pesado!"

Cree que podría haber sido jugador profesional de básquet

"Si nada de lo de la actuación aparecía, por mi personalidad creo que le hubiera metido todo al básquet", dice Furtado, que durante el secundario estaba entre el rock, el deporte y el teatro. "En esa época yo agarraba un poco de todo y el básquet venía en ese combo." Pero en la cancha sentía algo especial. Jugaba en Verdirrojo, un club de Montevideo donde era un marcador insoportable con el 7 en la espalda, y llegó a salir campeón un par de veces; la más recordada en 2004 ("fue una fiesta") en la categoría Cadetes. "No se si a la selección uruguaya", dice él, "pero seguro hubiera llegado a jugar en un club grande".

Que Diosito sea su creación más famosa no significa que sea la primera

Aunque Diosito lo consolidó como un actor de composición, esa no fue la primera vez que Furtado creó un personaje. En paralelo a la primera temporada de El Marginal , fue El Bicho en Educando a Nina ; incluso interpretó a un proto-Diosito en la película uruguaya Relocos y repasados (2013). Pero lo cierto es que empezó a componer muy desde el inicio, cuando debutó como actor profesional en el Teatro Alianza de Montevideo. A los 21, mientras remixaba con unos amigos un vodevil de Carlo Goldoni ( Locos por el verano ), peló su primer "monstruito": Felipe, el amigo del galán de la obra, que usaba unos lentes pesados y se movía "todo aparatoso", recuerda. "Ahí ya compuse algo raro. Y no tenía por qué hacerlo, en realidad."

El verdadero casting de Diosito fue en la villa

El dato que se repite hasta el hartazgo en las entrevistas a Furtado es que, antes de que El Marginal empezara, se metió en la Villa 31 para capturar "miradas, energías" y por eso convenció a los productores de que le dieran el papel de Diosito. "Durante mucho tiempo no lo conté, porque yo sabía que se iba a hablar de eso", dice él acerca de la sobreexplotación mediática del dato. Pero lo que no se dijo es que a la villa ya fue disfrazado, con la dentadura de Diosito y todo, y sobrevivió para contarlo. Lo que pasó ahí fue "heavy"; no porque fueran a descubrir que era actor, sino porque "me relacioné con una gente y después, esa gente me llevó a un lugar donde ya no estaba bueno estar", dice. "Ahí tuve un segundo de lucidez y fue muy loco, porque nunca había estado en una situación tan límite. Por suerte apareció la forma de no bloquearme y pude tomar ciertas iniciativas para salir de ahí." Pero afuera, en la frontera de la Villa, estaba la policía. "Si me preguntaban algo, me iba a sacar los dientes y les iba de decir: 'Soy actor, llamá al productor...' [se ríe] Me guardaba esa carta para la retirada."

Su personaje de 'Entre hombres' está basado en una tapa de Rolling Stone

Mosca, el personaje que Furtado interpreta en Entre Hombres , es un pirata del asfalto en la Buenos Aires de mediados de los 90. En el libro de Germán Maggiori sobre el que se basa la serie, Mosca es un personaje casi sin rasgos, pero Furtado se tomó "otras licencias" y le dio una vuelta. Contó con la ayuda del director Pablo Fendrik, que colaboró para que Furtado llevara su talento en la interpretación un poco más allá y tomara distancia de Diosito. Fendrik dice que, en parte, Mosca está basado en una portada de RS. "Una noche estaba viendo una tapa de Pappo en Rolling Stone , y lo llame a Nico y le dije: 'Perdón la hora, ¿te animás a ponerte una panza?'", recuerda Fendrik. "Él tiene una capacidad muy grande de verse de afuera", dice sobre Furtado, "y no tiene miedo a transformase completamente".

Lo agregaron a un grupo de WhatsApp de famosos uruguayos

Para las señoras que ven los programas de chimentos, tal vez la medida más clara del nuevo estatus de celebridad al que ha accedido Furtado es que hace poco fue agregado a un grupo de WhatsApp con algunas de las estrellas uruguayas que hicieron su carrera en Argentina, encabezado por Osvaldo Laport. En el grupo, también hay un par de jugadores de futbol (entre ellos, el ahora DT Diego Aguirre) y también el cantante de No Te Va Gustar, Emiliano Brancciari, que hizo el camino inverso a Furtado: triunfó en Uruguay tras emigrar desde Argentina. "No paran de llegarme notificaciones de ese grupo", dice él. "¡Posta, suena todo el día!"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.