Rick, de El precio de la historia, y su polémica opinión sobre el coronavirus: "No es tan malo como dijeron que iba a ser"

Rick Harrison de "El precio de la historia"
Rick Harrison de "El precio de la historia" Crédito: Prensa History
Martín Fernández Cruz
(0)
31 de mayo de 2020  • 00:09

En una pantalla cada vez más temerosa de probar nuevos formatos, El precio de la historia es uno de los mayores logros de la televisión actual. El ciclo reality, que este domingo estrena su vigésima primera temporada por History, superó la difícil prueba de mantener cautivo a su público a pesar de sus muchos años al aire. El reality muestra el día a día de una casa de empeños en Las Vegas. Allí cientos de personas llevan todo tipo de artículos, con el objetivo de vendérselos por el mejor precio posible a Rick Harrison y a su equipo de especialistas. Y en diálogo con LA NACION , Harrison habló sobre el éxito perdurable de su show y de qué manera considera que el coronavirus está impactando en la industria.

-La serie ha estado al aire por más de una década y sigue con mucha fuerza, ¿esperabas que tuviera tanto éxito?

-No tenía ni idea. Yo no estaba en el negocio de la televisión, así que todo lo que sabía era que iba a tener una temporada. Esperaba uno o dos años al aire para que eso ayudara en el negocio, pero nunca pensé que iba a durar por tanto tiempo.

-¿Cuál pensás que es el ingrediente que hizo al reality tan exitoso?

-Lo que pienso en un cien por ciento es que a la gente le encanta aprender y tengo una forma de enseñar historia que no es tradicional. Creo que esa es la razón número uno por la que la gente sigue viendo este programa porque les encanta aprender sobre historia. Es como si aprendieran de su tío en lugar de su profesor.

-¿Pensaste alguna vez en darle al programa algún tipo de cambio drástico?

-No, uno sabe que realmente todo cambia un poco en cada año. Lo mantenemos moderno y todo eso. A la gente le gusta reír un poco y le gusta la dinámica familiar, pero al final creo que lo principal es que a las personas les encanta aprender la historia. Y tampoco ponemos ningún drama familiar loco.

Rick junto a Corey y a Chumlee, las caras visibles de "El precio de la historia"
Rick junto a Corey y a Chumlee, las caras visibles de "El precio de la historia" Crédito: Prensa History

-¿Pensás que El Precio de la historia creó un nuevo tipo de género dentro del reality?

-Sí, creó un nuevo tipo de producto, básicamente fue el primer programa de televisión comercialmente exitoso que enseña historia y hace reír a la gente. Lo que hicimos fue completamente diferente a cualquier otra cosa que estaba en televisión y es por eso que a la gente le encanta. Este es el original y ojalá continúe otros once años más.

-¿Cuál fue la idea más ridícula que escuchaste sobre tu local?

-En internet leí que soy un actor y que nunca he tenido una casa de empeño y que todo se hace en Hollywood sobre un escenario. Eso es una locura, pero una vez que te convertís en una celebridad es todo muy loco. Veo titulares y noticias que hablan sobre cómo mi esposa y yo nos estamos divorciando y otras cosas y yo pienso: "¿De qué demonios están hablando?" Pero entonces la gente me dice que si soy famoso y quieren escribir sobre mí y no hay nada, empiezan a inventar.

-Tenés la oportunidad de compartir tu pasión y tu negocio con tu familia, ¿qué tan bueno es eso?

-Como digo todo el tiempo: la mejor parte de mi negocio es trabajar con mi familia y la peor parte también es trabajar con mi familia [risas]. No, pero es algo bueno, a mí me encanta. Me gusta mucho trabajar con mi familia para ver cómo están todos los días y el 99 por ciento del tiempo es grandioso...

-Me gustaría saber cómo están llevando la cuarentena vos y tu familia.

-Para mí no es tan malo porque medio año vivo en mi rancho que está desconectado y sobre las montañas, entonces no me afecta demasiado . Sí ha sido realmente muy duro para los negocios. He tenido que despedir a casi el ochenta por ciento de las personas porque el local está en Las Vegas y si ahí no hay turistas, no tengo ningún negocio. Esperemos que esto termine muy pronto y podamos volver a los negocios.

- ¿Cómo pensás que esta pandemia va a afectar a la industria del entretenimiento y del comercio?

-Espero que todo vuelva a la normalidad en un par de meses. Quiero decir, los médicos y los científicos pensaron que iba a ser algo realmente terrible, pero no es tan malo como dijeron que iba a ser. Espero que el sentido común prevalezca y simplemente volvamos a la normalidad.

-¿Extrañás las épocas en las que no eras famoso? ¿O no tenés ningún problema con ser una celebridad?

-Es un poco loco ser una celebridad, pero es muy divertido. Si salgo a lugares donde se bebe mucho, tengo que llevar a gente de seguridad conmigo. También llego a conocer a muchas celebridades y muchos lugares nuevos. Disfruto ser una celebridad, ¡pero a veces desearía poder apagarlo!

Rick Harrison
Rick Harrison Crédito: Prensa History

-¿Qué es lo que más disfrutás de ser famoso a nivel mundial?

-La mejor parte de esto es que he podido recaudar millones de dólares para caridad, solo por ser una celebridad y es muy emocionante, como me pasa también cuando voy a Japón y hay miles y miles de personas esperándome o en la Argentina o México. Nunca pensé que este calvo sería una estrella internacional, pero pasó...

-Recuerdo cuando visitaste la Argentina...

-Simplemente no podía creer lo famoso que era allá abajo. Realmente me abrió los ojos sobre lo popular que soy en el mundo.

¿Cuándo y dónde El precio de la historia? Los nuevos episodios se estrenan los domingos, a las 21, por History Channel.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.