El desafío de nadar en línea recta en aguas abiertas

La primera recomendación: no nadar contra la corriente
La primera recomendación: no nadar contra la corriente
Malú Pandolfo
(0)
14 de enero de 2020  

Diferente a lo que es nadar en una pileta , hacerlo en aguas abiertas impone nuevos retos y exige otras habilidades que no se ponen en juego cuando los límites de la actividad están físicamente definidos. Su efecto va también más allá: sumergirse en la inmensidad del mar produce una acción tanto en el cuerpo como en la mente.

¿Las principales diferencias? En el mar las aguas no están tranquilas como en la pileta; además, allí la temperatura es mucho más fría; no existen los bordes, desde donde impulsarse o de donde sujetarse cuando aparece el cansancio; la profundidad del mar suele ser mayor a la de una pileta en la que, en todo caso, uno tiene mayor conciencia de cuál es.

Sighting se llama a la habilidad para nadar en línea recta en aguas abiertas. Como allí no hay bordes o líneas que sirvan de guía, no es sencillo hacerlo.

  • Para lograrlo es necesario elevar la mirada al frente. De este modo se sabe hacia dónde se está nadando. Pero ésta no se tiene que elevar siempre, ya que dicha posición hace que baje la cadera y de este modo el nado se frena. Entonces es necesario encontrar el punto justo. Éste se obtiene por medio de entrenamiento, primero en la pileta y luego en el mar, levantando la cabeza lo menos posible.
  • Otra cuestión a entrenar es la fuerza de los brazos: para saber cuál de los dos da brazadas con más fuerza, se indica nadar en la pileta con los ojos cerrados. Así es posible darse cuenta hacia qué lado de la piscina uno se acerca más. Ése es el brazo que hace más fuerza y que se puede corregir.
  • Las corrientes son un tema aparte. No nadar en contra de ellas. Pero si en algún momento uno queda atrapado en alguna, no hay que luchar en su contra, ya que nadar contra la corriente lo único que provoca es un gasto de energía. Lo que debe hacerse es dejarse llevar por la corriente un poco más adentro del mar y, una vez que ésta ya no ejerce fuerza sobre el propio cuerpo, nadar en paralelo a la costa. Después de unos metros, girar hacia la orilla e intentar volver.

El desafío en el mar es, entonces, mayor y demanda un cierto grado de coraje para nadar en tales condiciones.

Para los decididos, van algunas recomendaciones. Ante todo, estar seguro de contar con una óptima condición física, además de haber dormido bien y estar bien alimentado. Se aconseja averiguar sobre las mareas y las corrientes. Los bañeros de las playas suelen estar al tanto del tema. Siempre elegir una playa con bañero.

Más allá de eso, avisarle a alguien la decisión de entrar al mar a nadar e informarle el tiempo estimado de la actividad. La alta temperatura del agua de mar exige una aclimatación previa. Pero atención con el clima, si las condiciones no son buenas, evitar la práctica ese día. Siempre nadar con antiparras. Sin embargo, si en algún momento éstas se deben quitar en medio del mar, nunca acomodarlas sobre la frente porque puede alcanzarlas una ola y sacarlas de la cabeza. En todo caso, bajarlas al cuello y después volver a colocarlas.

Cuántas calorías gasta una persona de 60 kilos que nada una hora

  • Estilo espalda, 441 kcal.
  • Estilo crol moderado, 504 kcal.
  • Estilo crol rápido, 693 kcal.
  • Estilo mariposa, 693 kcal.
  • Nadar en el mar, 1000 kcal. aproximadamente.

Asesoramiento: Martín Colacilli, profesor nacional de educación física, coordinador de Ocampo Club de Entrenamiento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.