El inocente posteo del príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles que recibió una catarata de insultos