srcset

Arquitectura

En un terreno en esquina, una casa de tres volúmenes con espacios bien conectados

Connie Llompart Laigle
Carolina Otero
(0)
4 de febrero de 2020  

En este proyecto no existió el síndrome de la hoja en blanco. Desde un inicio, la geometría del terreno planteó un desafío al estudio Gálvez-Autunno que fue concretado por Mariano Di Cio, de la constructora Di Cio Hermanos: aprovechar todo el potencial de un lote en esquina con un frente que costeaba el lago. Así fue que proyectaron esta composición de tres volúmenes, cada uno con una altura y funciones diferentes, que crean un juego visual de líneas puras.

Un muelle propio garantiza el disfrute de la laguna.
Un muelle propio garantiza el disfrute de la laguna. Crédito: Daniel Karp

En el primer bloque, el garage copó la planta baja y, los dormitorios de los chicos, el primer nivel. El segundo volumen fue conquistado por un hall de acceso de doble altura y el tercero, por una galería con quincho y un remate perfecto: la terraza que se conecta con el playroom.

El diseño de los espacios verdes estuvo a cargo de Marcela Cerrota.
El diseño de los espacios verdes estuvo a cargo de Marcela Cerrota. Crédito: Daniel Karp

Este diseño contemporáneo se inspiró en las grandes casonas antiguas: con un eje de circulación que lo recorre de punta a punta y que tiene al hall de entrada como encargado de vincular los lugares públicos y privados. Desde allí parte la escalera principal hacia la planta alta. A su vez, otra escalera conecta el área de servicio (cocina, lavadero y dormitorios) y ofrece una alternativa de circulación que evita los espacios sociales. Una tercera escalera exterior vincula el jardín con la terraza y el playroom, lo que garantiza la fluidez en la circulación y la total autonomía de los espacios.

Buscábamos que la planta baja estuviese totalmente integrada con el jardín, para ampliar y enriquecer los espacios donde se come, se juega, se nada
Arq. Manuel Gálvez

Espacios versátiles

El quincho fue ambientado con una mesa de petiribí, diseñada por la dueña de casa al igual que las lámparas de lana de oveja y hierro color óxido. Acompañan un juego de sillas y sillón (Estudio LGP Interiorismo).
El quincho fue ambientado con una mesa de petiribí, diseñada por la dueña de casa al igual que las lámparas de lana de oveja y hierro color óxido. Acompañan un juego de sillas y sillón (Estudio LGP Interiorismo). Crédito: Daniel Karp

Una inmensa parrilla se despliega en 3 metros y es la gran protagonista de este quincho cubierto pensado para disfrutar de encuentros todo el año. El sector de los fuegos es un bastidor de planchuela y hierros redondos, un brasero con tapa de acero inoxidable, un horno pizzero sobre mesada (Tromen), un parrigás y un portón guillotina de acero inoxidable. Completa la escena una barra de igual longitud con una bacha y un mueble bajo mesada, ambos con puertas de acero inoxidable.

Afuera, canastos y mantas de hilo (Sol Palou Deco). Lona con inscripción (Vero Home).
Afuera, canastos y mantas de hilo (Sol Palou Deco). Lona con inscripción (Vero Home). Crédito: Daniel Karp

Para esta área social se eligió una pantalla led que se rebate de manera automática. Además, un ingenioso parasol de madera de incienso cubre un gran ventanal corredizo que cierra el lateral del lote y protege la intimidad del hogar mientras deja pasar la luz.

La dueña de casa transformó dos clásicos coladores de cocina en lámparas colgantes.
La dueña de casa transformó dos clásicos coladores de cocina en lámparas colgantes. Crédito: Daniel Karp

Esta casa estuvo pensada para abrirse a la vida social. Por eso el eje del diseño estuvo guiado por la creación de espacios de encuentro para grupos de diferentes edades.

Los muebles de la cocina fueron realizados en madera termoformada (Cato Muebles). Mesa, con tapa de mármol de Carrara y patas de madera (Marmolería Sánchez). Sillas de petiribí con fundas en lino gris. Individuales de rafia (Sol Palou Deco).
Los muebles de la cocina fueron realizados en madera termoformada (Cato Muebles). Mesa, con tapa de mármol de Carrara y patas de madera (Marmolería Sánchez). Sillas de petiribí con fundas en lino gris. Individuales de rafia (Sol Palou Deco). Crédito: Daniel Karp

La superficie espejada refleja los arreglos florales (Franz Flower) que cambian cada semana y transforman todo el espacio.
La superficie espejada refleja los arreglos florales (Franz Flower) que cambian cada semana y transforman todo el espacio. Crédito: Daniel Karp

En este gran ambiente se combinaron distintos decorados para crear espacios adaptables a diferentes situaciones. Tiene mesas bajas, sillones y banquetas, mesa de espejo, banqueta capitoné en cuero gastado y lámpara sobre la mesa del comedor. Como en el resto de la casa, los pisos son de Travertino.

En el living, mesa tipo barra (Estudio LGP Interiorismo) y una pequeña vitrina calada en el muro lo vincula con la cava.
En el living, mesa tipo barra (Estudio LGP Interiorismo) y una pequeña vitrina calada en el muro lo vincula con la cava. Crédito: Daniel Karp

Los muros del toilette se entelaron con arpillera para que se destaque la bacha diseñada en mármol Calacatta por la dueña de casa (Marmolería Sánchez). Lámparas colgantes (Gloria Atelier Deco y Rapsodia Home). Toallas de gasa (Natural Cosas Simples). Jabones (Casa de Lavandas).

El sector del acceso se diseñó en doble altura.
El sector del acceso se diseñó en doble altura. Crédito: Daniel Karp

En el interior, los revestimientos en madera de incienso reflejan la luz del atardecer con un efecto dorado y generan un contraste sugestivo con la austeridad maciza del revoque blanco.

En el hall, placard realizado en incienso (Sandro Matas Muebles). Un espejo y una araña de hierro (Gloria Atelier Deco) conviven con un sillón reciclado y tapizado en pana amarilla (Mariana Pussaq para Estudio LGP Interiorismo).
En el hall, placard realizado en incienso (Sandro Matas Muebles). Un espejo y una araña de hierro (Gloria Atelier Deco) conviven con un sillón reciclado y tapizado en pana amarilla (Mariana Pussaq para Estudio LGP Interiorismo). Crédito: Daniel Karp

La cava revestida con madera tipo pallet y ambientada con estanterías de planchuelas de hierro, ocupa el espacio del bajo escalera.

Resguardadas áreas de descanso

Espejos, acolchado y almohadones (En Abundancia Deco). Mantas (Didi Deco). Cortinas de organza de lino (Josefina Barré).
Espejos, acolchado y almohadones (En Abundancia Deco). Mantas (Didi Deco). Cortinas de organza de lino (Josefina Barré). Crédito: Daniel Karp

El imponente respaldo capitoné y la iluminación con lámparas colgantes (Estudio LGP Interiorismo) se destacan en el interiorismo de la habitación principal -obra de la dueña de casa-, cuya orientación regala una perspectiva larga de la laguna.

El trío de dispensers dan una pauta de lo práctico de este baño totalmente blanco con mampara que va de pared a pared. Alfombra (Godet House).
El trío de dispensers dan una pauta de lo práctico de este baño totalmente blanco con mampara que va de pared a pared. Alfombra (Godet House). Crédito: Daniel Karp

"En una época de tanta imitación en la construcción, nos interesaba utilizar materiales nobles, de calidad, que no solo se vean, sino que permitan sentir la textura y elegancia propias de lo natural", señala el arq. Manuel Gálvez.

Los almohadones se hicieron con jeans en desuso.
Los almohadones se hicieron con jeans en desuso. Crédito: Daniel Karp

Madera oscura gastada, jean y lino fueron las claves para ambientar el cuarto del hijo varón con un estilo rústico.

El respaldo en madera y la iluminación fueron diseñadas por Estudio LGP Interiorismo. Escritorio (Sandro Matas Muebles). Cortinas (Josefina Barré).

Una terraza conectada con el playroom

Incienso fue la madera elegida para el techo de la galería.
Incienso fue la madera elegida para el techo de la galería. Crédito: Daniel Karp

Una escalera exterior permite acceder directamente a la terraza, en la planta alta. Esta funciona como una prolongación en altura del jardín que invita a disfrutar de imponentes vistas de la laguna.

Lámparas de bambú y sillón (Sofá Duvete). Mesa de lapacho diseñada por la dueña de casa. Juego de sillones de aluminio (Malibu). Dupla de hamacas (Gloria Atelier Deco). Toda la iluminación empotrada interior y exterior de la casa es de Díaz Iluminación.

La terraza se conecta con el playroom, lo que permite vivir ambos espacios y preservar la privacidad de los dormitorios.
La terraza se conecta con el playroom, lo que permite vivir ambos espacios y preservar la privacidad de los dormitorios. Crédito: Daniel Karp

En el playroom, el sofá se tapizó en Panamá crudo para que conviva con un mueble de petiribí (Sandro Matas Muebles) y con una mesa árbol (Estudio LGP Interiorismo).

Muy 1930: el revoque blanco convive con un zócalo alto de travertino. Estos, junto a la madera natural de los revestimientos, remiten a la permanencia de lo clásico resuelto de manera contemporánea.
Muy 1930: el revoque blanco convive con un zócalo alto de travertino. Estos, junto a la madera natural de los revestimientos, remiten a la permanencia de lo clásico resuelto de manera contemporánea. Crédito: Daniel Karp

El diseño de la casa se pensó para aprovechar la forma del terreno en esquina.

Una secuencia de enormes ventanales verticales propone un ritmo en la fachada que se enriquece con el juego de luces y sombras que proyecta el sol.
Una secuencia de enormes ventanales verticales propone un ritmo en la fachada que se enriquece con el juego de luces y sombras que proyecta el sol. Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.