Mitos del fitness: cuanto más largo es el entrenamiento, es más eficiente

Es más importante la calidad del entrenamiento que la cantidad de horas
Es más importante la calidad del entrenamiento que la cantidad de horas
Malú Pandolfo
(0)
23 de mayo de 2019  • 18:58

¿Más horas de entrenamiento significa resultados más rápidos o más visibles? A veces la ansiedad lleva a pasar en el gimnasio más tiempo que el que pasan, en promedio, el resto de las personas. Sin embargo, los preparadores físicos suelen poner un límite en cada rutina de ejercicios.

"No importa la cantidad de horas sino la calidad del entrenamiento. Si el ejercicio se realiza a conciencia, no se puede entrenar más de una hora. Un entrenamiento bien hecho no lleva más de 40 a 60 minutos. Todo lo demás no sirve", responde tajantemente Jorge Aldo Giménez ( @aldogimenez1956), entrenador de Ocampo Club de Entrenamiento.

Sin embargo, si se está muy enfocado en la actividad y restan energías después del tiempo indicado por el profesional a cargo, se puede ir más allá. Según el preparador físico, no hay que sumar minutos; a lo sumo se puede entrenar dos veces por día, separando la parte aeróbica de la muscular. "Lo mejor es siempre primero entrenar la parte muscular y después la aeróbica", afirma. Este ejercicio aeróbico añadido después de una sesión de musculación no será intenso. "Eso depende de cómo está acondicionado el cuerpo de cada uno. Pero se pueden repartir entre 30 y 40 minutos de musculación y los 20 o 30 restantes, ejercicio aeróbico", indica.

Giménez prioriza la calidad sobre la cantidad del entrenamiento. Pero, ¿qué se entiende por calidad en el entrenamiento? "Significa estar concentrado: hay que olvidarse de todo, guardar el celular y dejar para más tarde los problemas de la casa, de la familia, y pensar en lo que se va a entrenar. Hay que visualizar cada ejercicio, no sólo repetir las series. Se debe pensar el movimiento para ejecutarlo bien. Tener la misma velocidad para subir que para bajar", grafica el profesor.

Siguiendo esta recomendación, el que entrena bien, "entre 40 y 60 minutos, queda muy cansado. El cuerpo queda agotado y seguir entrenando más tiempo puede ser causa de lesión", advierte.

Además, con ese tiempo de entrenamiento alcanza para ver las mejoras en el cuerpo. "Hacer ejercicio más tiempo no suma ganancias. Después de un entrenamiento bien hecho, lo que queda como posibilidad es agregar un aeróbico y nada más", repite Giménez.

El profesor diferencia el entrenamiento de cualquier persona con la de un deportista profesional o un atleta. "En el caso de un atleta, conviene separar los ejercicios de musculación del aeróbico o de los ejercicios de preparación de fútbol, de tenis o de golf. Tiene que ver con los objetivos que uno quiere lograr. Si una persona quiere tener el físico de un atleta, entrena a la mañana y agrega un ejercicio aeróbico a la tarde. Si viene una persona de ochenta kilos y quiere pesar noventa, con masa muscular, entonces tiene que ir a un nutricionista para cambiar la forma de comer, y entrenar para subir de peso muscularmente", recalca.

Giménez advierte que no son buenos los extremos y que pasarse con el entrenamiento más allá de lo debido tiene sus consecuencias. "Lo que puede pasar si una persona sobreentrena es que, en vez de progresar, el cuerpo consume la proteína, o sea, el músculo", avisa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.