Un año único para descubrir estrellas en apogeo

Javier Navia
(0)
3 de marzo de 2019  

Cuando Michael Jackson vino por única vez a la Argentina, en 1993, empezaba a ser más noticia por los escándalos que por su música. Habían pasado 11 años de Thriller, el álbum que se convertiría en el más vendido de la historia. Aunque continuaba siendo una megacelebridad del pop, aquel año debió enfrentar la primera denuncia por abuso sexual de menores, una batalla legal que opacaría los últimos años de su vida. Madonna llegó por primera vez a Buenos Aires ese mismo año, cuando comenzó el aluvión de visitas internacionales que, en 1995, llevaría al grupo local The Sacados a ironizar sobre el fenómeno desde su hit Paren de venir. Madonna era la reina del pop, pero su carrera llevaba más de una década y habían pasado casi diez años de su primer número uno. Su último gran éxito había sido en 1989 y no volvería a estar en el tope del Billboard 100 hasta el año 2000.

La década del 90 trajo a las más grandes leyendas de la música por primera vez a Buenos Aires –de Paul McCartney a los Rolling Stones, de Bowie a Prince–, pero si aquellos fueron años de revancha para los fans argentinos, que al fin pudieron ver en vivo a estrellas que llevaban décadas adorando, este 2019 será el año que en más figuras en su apogeo pisarán escenarios argentinos. Sus nombres aún suenan desconocidos para muchos, pero son los "Michael Jackson" de este tiempo, estrellas del streaming, donde ostentan cientos de millones de escuchas y récords impensados en otros tiempos. Arrasan con los Grammy, llenan estadios y relegan a las leyendas del pasado al nostálgico Carpool Karaoke.

Si hay un artista que le ha impregnado su sonido a la época es Kendrick Lamar . A los 31 años es llamado el nuevo rey del hip-hop y su disco To Pimp a Butterfly es uno de los más influyentes de la década. Será, junto a Lenny Kravitz , la gran atracción del Lollapalooza . El mismo festival traerá a Post Malone, uno de los mayores fenómenos actuales de la música urbana. A los 23 años y con influencias del rock, el pop, el hip-hop y el trap, está en la cresta de la ola. El británico y exitosísimo Sam Smith, de 26 años, será otra apuesta del Lolla.

El también británico Ed Sheeran, el guitarrista y compositor pelirrojo que acaba de actuar por segunda vez en el país, es otra megafigura de la música actual que se acerca por aquí. En tanto, en diciembre se espera la llegada del cantante canadiense Shawn Mendes, de solo 20 años, también en el pico de su popularidad. Otro artista en su apogeo es Bud Bunny, que actuó la semana pasada en Buenos Aires. Es el ícono internacional del trap, el polémico género en pleno auge en el mundo.

Entre tantas nuevas figuras, la Argentina también recibe este año a Paul McCartney, a bandas como Arctic Monkeys, Stone Temple Pilot, Twenty One Pilot, y a artistas crecientes de diversos géneros, como Rosalía, la española que fusiona flamenco con géneros urbanos, o Kamasi Washington, la novedad más importante del jazz en 30 años. Así 2019 será un año para celebrar a los consagrados y descubrir a las figuras de las que el mundo está hablando hoy.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.