Marcha 17A. Cacerolas y bocinazos: cientos de personas se congregaron frente a la Quinta de Olivos

La manifestación comenzó minutos antes de las 16 frente a la quinta presidencial de Olivos
La manifestación comenzó minutos antes de las 16 frente a la quinta presidencial de Olivos Crédito: Twitter
Valeria Presa
(0)
17 de agosto de 2020  • 17:09

Con cacerolas, carteles y banderas celestes y blancas, cientos de personas se congregaron frente a la quinta presidencial de Olivos. Los primeros llegaron minutos antes de las 16, la hora de la convocatoria.Todos con barbijos y sin identificaciones partidarias, reclamaron "libertad" y cuestionaron la cuarentena dispuesta por el gobierno el 20 de marzo.

Banderazo en el Obelisco desde el drone de LA NACION

00:33
Video

A los manifestantes que llegaron a pié se sumaron los que, desde sus autos, tocaban bocina. "Van 150 días, dejen trabajar a la gente"; "Por la patria libre"; "Libertad para trabajar", son algunos de los carteles de los que participaron del banderazo frente a la residencia del presidente Alberto Fernández.

Había chicos y jubilados. Y muchas familias. "Estoy en desacuerdo con la cuarentena porque se podría haber hecho de otra manera. Todo esto no es justo, tendría que haber sido más inteligente. La gente tiene que vivir y no lo puede hacer encerrada. Es muy triste lo que está pasando", dijo Mabel Cañoni, docente jubilada.

La manifestación frente a la Quinta de Olivos
La manifestación frente a la Quinta de Olivos Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

"El pueblo unido jamás será vencido", cantaban sobre la Avenida Maipú, a lo largo de tres cuadras, jóvenes y adultos en contra del Gobierno y el aislamiento social.

"Estoy aquí porque si voy a morir, quiero hacerlo en libertad y dignamente. No voté a este gobierno, vine sola y estoy podrida. Estoy en silla de ruedas y enferma, pero no le tengo miedo al virus, quiero ser libre", dijo María Alicia Canel, que sobre ella llevaba la bandera argentina.

El banderazo tuvo su epicentro en el Obelisco porteño; en la provincia de Buenos Aires, uno de los centro de reunión fue la Quinta de Olivos

00:42
Video

"Estamos defendiendo la república, vengo por nuestros derechos y la libertad que merezco. Me cuido del virus porque soy una persona grande, pero no tengo miedo", dijo Horacio, también jubilado, que decidió asistir a la protesta con su familia. "Vengo con mi hija menor porque tiene que aprender a defender sus derechos", afirmó.

Rumbo a Venezuela

Cacerola en mano, Marcela Ascherseira, dueña de una ferretería en Acasuso, dijo: "Vengo a todas las convocatorias porque estoy en contra del robo al país. Si este gobierno no se va, yo me voy a vivir al exterior. Tengo una ferretería hace 30 años y la cierro porque esto va camino a Venezuela. No quiero vivir en un país así".

"Me da esperanza esta marcha -dijo Ascherseira- porque creo que este gobierno se tiene que ir completo. Que venga cualquier otro, pero todo esto no tiene retroceso."

Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

El miedo a "convertirse en Venezuela" fue una consigna repetida por distintos manifestantes. Silvia es docente, está jubilada y decidió asistir junto a sus amigas a la marcha. "Estoy totalmente en contra de la cuarentena que está implementando este gobierno, así empieza una dictadura", dijo. "Nos obligan a encerrarnos en nuestras casas mientras que ellos salen para todos lados. Es todo una mentira. Espero que esta marcha masiva haga reaccionar a los gobernantes porque vamos camino hacia Venezuela", afirmó.

A las 17.30 los manifestantes se organizaron para cantar el himno nacional y agitaron fuerte sus banderas. Habían pasado más de dos horas desde el comienzo de la marcha, pero las cacerolas, las bocinas y los gritos contra el Gobierno todavía seguían.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.