Fernández toma distancia de Grabois pero evita criticarlo en público

Alberto Fernández en Tucumán
Alberto Fernández en Tucumán Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Font
Lucrecia Bullrich
(0)
11 de septiembre de 2019  • 15:46

El malestar existe, pero no va a hacerse público. Por segunda vez en una semana, Juan Grabois fue centro de la polémica en el escenario preelectoral. Esta vez, a partir de una serie de protestas en shoppings porteños protagonizadas por un sector de la CTEP para reclamar la puesta en marcha de la emergencia alimentaria.

Esta vez, a partir de una serie de protestas en shoppings porteños protagonizadas por un sector de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) para reclamar la puesta en marcha de la emergencia alimentaria. Fue anteayer, horas antes de que varias organizaciones sociales volvieran a llevar la misma demanda a la calle, con una nueva manifestación frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Tal como ocurrió hace pocos días con la propuesta de Grabois de avanzar con una reforma agraria, en el Frente de Todos admiten que acciones como la del martes no caen bien y no convienen, menos en plena campaña. Pero hacen foco en que son producto de que el espacio que promueve la candidatura presidencial de Alberto Fernández es "amplio y diverso" y que en esa heterogeneidad conviven expresiones como las de Grabois con otras más cercanas al pensamiento del exjefe de Gabinete.

Buscan instalar, en ese sentido, que la variedad de líneas de pensamiento es valiosa y destacable.

"Alberto no coincide con la mayoría de las cosas que Grabois dice y hace. No las comparte ni las acompaña. Lo que Grabois dice y hace es decisión de él y corre por su cuenta", evaluó ante LA NACION un dirigente con oficina en la calle México, donde funciona el búnker de Fernández. Sin embargo, enseguida completó: "Eso no quiere decir que Alberto vaya a decirle algo. No va a criticarlo en público, no va a decir nada. De ninguna manera. Las expresiones de Grabois son producto de que somos un espacio amplio compuesto por gente que piensa distinto".

El colaborador de Fernández sumó una segunda reflexión vinculada al pasado y a uno de los "fantasmas" que el candidato del Frente de Todos pretende aventar como parte de lo que el espacio que lidera junto con Cristina Kirchner pretende dejar atrás. La idea circula, y mucho, entre quienes comparten la campaña con él. "Ya vivimos tiempos de pensamiento único y así nos fue", sintetizó.

La CTEP en movimiento

Aunque el propio Grabois se despegó ayer de las manifestaciones en los shoppings, sí se hizo cargo de la movida Rafael Klejzer, que es secretario general de la seccional Capital de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), a la que Grabois pertenece y de la que es la cara más conocida. El líder de la organización es Esteban Castro. Junto con la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la facción de Barrios de Pie que permaneció con el kirchnerismo, las tres organizaciones integran el llamado "triunvirato San Cayetano", de buen diálogo con el Gobierno y con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

"Les pido a la prensa canalla y al Gobierno que dejen de atribuirme acciones en las que no participé ni organicé. De todo lo que yo impulso o propongo, con errores y aciertos, me hago cargo, pongo la cara y el cuerpo", escribió Grabois en su cuenta de Twitter.

La semana pasada, la propuesta del dirigente de avanzar con una reforma agraria provocó reacciones de todo el espectro político. Miguel Pichetto la describió como una "expresión estúpida" y aprovechó para sugerir que "todavía hay resquemores e incertidumbre" sobre las políticas que Fernández podría llevar adelante si fuera el próximo presidente. Ante las críticas, el propio Grabois debió salir a aclarar que su idea "no representaba" al Frente de Todos.

Pocas horas después de las declaraciones del referente de la CTEP, Fernández recibió en sus oficinas a los integrantes de la Mesa de Enlace, en un movimiento que se interpretó como un intento de llevar "tranquilidad" al sector agrario y de dejar claro que las expresiones de Grabois nada tienen que ver con el rumbo que tendría una administración a su cargo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.