Coronavirus en la Argentina: el regreso a las aulas es el nuevo escenario de conflicto entre el Gobierno y la oposición

Tras el choque por el recorte de fondos a la Ciudad de Buenos Aires, las diferencias surgen ahora por los protocolos para reanudar las clases presenciales
Tras el choque por el recorte de fondos a la Ciudad de Buenos Aires, las diferencias surgen ahora por los protocolos para reanudar las clases presenciales Crédito: Ministerio de Educación
Jaime Rosemberg
(0)
23 de septiembre de 2020  • 13:55

"Vamos a insistir". La definición, surgida cerca de Horacio Rodríguez Larreta, apunta al retorno parcial de los alumnos a las aulas porteñas, convertida por estas horas en el eje de las discusiones entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio, un conflicto centrado en la ciudad, aunque ya extendido a otros rincones del país.

Los equipos técnicos de la ciudad presentarán hoy en el Ministerio de Salud un nuevo protocolo para el retorno a clases presenciales de 6500 chicos sin conectividad durante la pandemia. Será, como lo sugirió el Gobierno, en los patios y no en las plazas, como sostenía la propuesta que el lunes pasado los ministros porteños de Educación y Salud discutieron con sus pares nacionales. También se hablará de la conformación de un comité de expertos de ambas administraciones para analizar la factibilidad de nuevas aperturas.

"Hoy tendremos una nueva reunión, le llevaremos el protocolo con los ajustes sugeridos", informó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, encargado-junto a su par de Educación, Soledad Acuña-del reclamo ante el Gobierno. Quirós y Acuña discutieron el lunes sobre el tema en el mismo escenario con los ministros Ginés González García (Salud) y Nicolás Trotta (Educación).

Nicolás Trotta, el ministro de Educación que rechazó los protocolos presentados por la ciudad y por algunas comunas de la provincia de Buenos Aires
Nicolás Trotta, el ministro de Educación que rechazó los protocolos presentados por la ciudad y por algunas comunas de la provincia de Buenos Aires Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Sobre esa reunión, en la que se habría llegado a un acuerdo finalmente desmentido por Trotta, se tejieron mil versiones. "Ellos nos contraofertaron hacer las clases en los patios, nosotros proponíamos las plazas. Salieron de ahí sin problemas, la noticia se difundió en los medios y Trotta dijo después que no se había acordado nada", contaron desde el gobierno porteño. Desde allí adjudican el "cambio de postura" de Trotta a la presión de los gremios docentes -que de inmediato se opusieron- y a un rumor sobre una presunta intervención de la vicepresidenta Cristina Kirchner para frenar cualquier tipo de pacto con la administración porteña, a la que tiene en la mira desde hace semanas. Las fuentes porteñas enlazaron esta discusión con la poda de fondos coparticipables destinados a la policía, que comenzó con un decreto del gobierno de Alberto Fernández hace dos semanas y continuó con el envío de un proyecto al Congreso, el viernes pasado.

"Si hay 6500 chicos sin computadoras, ¿se los pone en los patios o en los parques o se les dan las computadoras? A Larreta le viene bien tensionar con la Nación y decir que están preocupados por la educación", dijo ayer a C5N Eduardo López, referente de uno de los 17 gremios docentes porteños e integrante de la Ctera, la confederación nacional de maestros que es el corazón de la CTA de la kirchnerista.

A través de las redes sociales, el gremialista llamó a Quirós "aprobador serial de protocolos" y lo acusó de "no entender nada de pedagogía".

Desde la ciudad sostuvieron que "a Trotta lo tienen presionado los gremios desde que renunció su vice (Adriana) Puiggrós", y que la discusión "se lleva hoy al terreno político". Desde el Palacio Pizzurno contestan que a Trotta "no le preocupa la presión de los gremios" y dan como ejemplo que en cinco provincias (San Juan, La Pampa, Catamarca, Santiago del Estero y Formosa, todas gobernadas por el PJ o algún aliado) "volvieron las clases y los gremios no se opusieron porque hay pocos casos" de coronavirus. Cerca de Trotta también sostienen que las reuniones con la ciudad buscan "que empecemos a guiarnos por indicadores objetivos y que nos gobierne la realidad epidemiológica". No descartaron que finalmente se apruebe el retorno a los patios de las escuelas de algunos chicos "si se cumplen estas condiciones e indicadores".

La pelea en la Provincia

La reyerta traspasa la avenida general Paz, con nuevos actores y el mismo resultado. El intendente macrista de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, presentará hoy un protocolo de regreso a las aulas para los 3400 adolescentes que cursan el último año del colegio secundario. Lo curioso es que tanto su iniciativa -conversada con la infectóloga Angela Gentile, del grupo de expertos que asesora al Presidente- ya fue rechazada por el gobierno bonaerense de Axel Kicillof, al igual que otras similares de sus pares Julio Garro (La Plata) y Jaime Méndez (San Miguel).

"Enviamos una propuesta que cumple todos los protocolos de distanciamiento, en lugares abiertos y para el 4 por ciento de los alumnos del municipio", afirmó Valenzuela a LA NACION.

El ministro de Salud, Fernán Quirós, insiste en que las condiciones sanitarias de la ciudad son propicias para reaperturas parciales de escuelas.
El ministro de Salud, Fernán Quirós, insiste en que las condiciones sanitarias de la ciudad son propicias para reaperturas parciales de escuelas. Crédito: GCBA

Desde Pro bonaerense se quejaron: "Hay un no político desde el vamos, rechazan las iniciativas antes de conocerlas".

"Para nosotros la prioridad número uno es la educación" repitió el jefe de gobierno porteño en sus últimas apariciones. Decididos a insistir, esperan que en las próximas horas la postura de la Casa Rosada se vuelva más "flexible" y comience un "retorno parcial" a clases, una iniciativa respaldada ayer por el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio y su mesa ejecutiva.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.