La causa estaba por prescribir, lo atraparon y ahora se declaró culpable

Miguel Alejandro Cofiño fue detenido en Villa Tesei, 24 horas antes de que el caso quede impune

07:30
Video
(0)
17 de octubre de 2019  • 15:28

Todo fue rápido. Mañana prescribía la causa donde está acusado de lesiones calificadas por el vínculo. La víctima era su exnovia, Delfina Eceiza. Miguel Alejandro Cofiño estaba prófugo. Su familia decía que se había ido a hacer "changas" a San Luis, pero en realidad se había ido a vivir a lo de un primo, en Villa Tesei, en el partido de Hurlingham. Con los datos aportados por un vecino de Florentino Ameghino, desde son oriundos tanto él como la víctima, fue detenido por la policía bonaerense en Villa Tesei, partido de Hurlingham. Fue trasladado a los tribunales de Junín donde se declaró culpable.

Así lo sostuvo en una entrevista con el programa +INFO en lanacion+ la propia víctima de los ataques. "No caigo en la realidad. Todo fue muy rápido. Me enteré viajando a Ameghino que la policía lo había capturado en la casa de un primo. Lo trasladaron a la ciudad de Junín para hacer el debate antes de que prescribiera la causa, pero no hizo falta porque él se declaró culpable", dijo en exclusiva Eceiza, de 24 años.

Es la primera resolución en su contra vinculada con los malos tratos a Delfina. En los tribunales de Junín tramita otra causa, esta vez, por violación. La víctima de ese caso también es Eceiza.

El caso

Cofiño y Eceiza fueron novios. Comenzaron su relación en Ameghino, en el noroeste bonaerense, y desde allí se mudaron a Junín, donde ella comenzó a estudiar la carrera de Trabajo Social. Entre 2015 y parte de 2016, la joven, que ahora tiene 24 años, vivió una pesadilla: fueron casi dos años en los que fue víctima de violencia física y psicológica. Él, según consta en un expediente judicial, le pegaba trompadas, patadas y la tomaba del cuello. También la insultaba y la trataba de "inútil, puta y atorranta".

Miguel Alejandro Cofiño fue detenido en Villa Tesei y se declaró culpable
Miguel Alejandro Cofiño fue detenido en Villa Tesei y se declaró culpable

El 13 de septiembre pasado comenzó el juicio contra Cofiño por lesiones calificadas por el vínculo. Para el inicio del debate estaban todas las partes: la víctima, el imputado, los testigos, el fiscal, el defensor y el juez. Pero en ese momento Cofiño decidió cambiar el defensor oficial que tenía por un abogado particular, Mauricio Muñoz.

Muñoz, según fuentes judiciales, se tomó los tres días que prevé el Código Procesal Penal bonaerense para decidir si aceptaba o no la designación. Así las cosas, el debate se suspendió hasta que se conociera la decisión de Muñoz.

El abogado, finalmente, informó que aceptaba la designación y se puso una nueva fecha de juicio: el 4 de este mes. Pero cuando la policía fue a notificarle a Cofiño la novedad, el acusado ya se había fugado.

El juez correccional de Junín Jorge Cóppola ordenó la "inmediata captura nacional y detención de Cofiño". Si el acusado no era hallado y detenido para ser conducido a los estrados antes de mañana, la causa hubiese prescripto (por haber pasado más del tiempo de la pena máxima prevista para el tipo penal por el cual estaba acusado) y el caso de violencia de género hubiese quedado impune.

El abogado decía haber perdido todo contacto con Cofiño. Los padres de él alegaban que se había ido a San Luis a hacer unas changas [sic]" aunque dijeron no saber a qué lugar, según confió oportunamente a LA NACION el ayudante fiscal de Ameghino, Eduardo Maffía. Finalmente fue atrapado en las últimas horas y el caso no quedará impune.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.