Opinión. Una cuestión sensible que forma parte de la "década desperdiciada"