Se renueva el debate: ¿los micros de doble piso son más peligrosos que los tradicionales?