Más allá del iPhone: qué hay detrás de la apuesta de Apple por los servicios digitales

Tim Cook, CEO de Apple, durante la presentación de los nuevos servicios digitales de la compañía
Tim Cook, CEO de Apple, durante la presentación de los nuevos servicios digitales de la compañía Fuente: AP
Guillermo Tomoyose
(0)
25 de marzo de 2019  • 21:24

Sin una nueva tableta, computadora o teléfono, Apple volvió a dar la nota con el anuncio de sus nuevas propuestas digitales: un servicio de curación de noticias, una tarjeta de crédito, un hub de videojuegos y Apple TV+, la plataforma de streaming que busca llegar a todo el mundo con series y películas de la mano de figuras como Steven Spielberg , Oprah Winfrey , Reese Witherspoon y Jennifer Aniston , JJ Abrams, Jason Momoa , Sofia Coppola y M. Night Shymalan.

A su vez, la app Apple TV se actualizará en mayo para sumar las señales HBO, Showtime e incluso de competidores como Hulu de Disney y Prime Video de Amazon. También se podrá utilizar más allá del ecosistema de Apple, una estrategia que apunta a competir de forma directa con Netflix y Disney+, el servicio de streaming que también busca pisar fuerte en las pantallas hogareñas.

Es un terreno donde también están Google con YouTube y sus producciones propias, mientras que Facebook apela a las transmisiones deportivas para capturar la atención de la audiencia.

Apple espera aprovechar al máximo su enorme ecosistema de hardware, vital para impulsar su apuesta por la oferta de contenidos y fidelizar a una gran parte de sus usuarios con servicios digitales propios. Las computadoras, tabletas y teléfonos fueron claves para la compañía, como ocurrió con el iPod en su momento, una propuesta sólida que fue forjada junto a una plataforma digital como iTunes.

Más tarde, el iPhone le dio forma al App Store, la tienda de aplicaciones móviles que transformaba al dispositivo en un smartphone, un equipo con múltiples funciones. Todo su ecosistema de hardware que evolucionó con Macbooks, iPads, iPhones y relojes Watch, que suman más de 1400 millones de dispositivos activos en todo el mundo.

Sin embargo, ¿hay lugar en el mercado para vender más smartphones? Con un precio que supera los 1000 dólares, 2018 fue el peor año para los fabricantes de teléfonos móviles, con ventas que disminuyeron un 4,1% en 2018 a un total de 1400 millones de unidades, según la firma IDC. Y la caída no parece detenerse. Apple apeló a diversas estrategias para amortiguar el impacto al impulsar el recambio de teléfonos con ahorros de hasta 500 dólares.

La competencia en el mercado de los smartphones comenzó a concentrarse entre los principales fabricantes, donde las cinco firmas más grandes (Samsung, Apple, Huawei y Xiaomi) concentran el 69 por ciento de las ventas. A su vez, Apple admite que las ventas del iPhone están cayendo en picada por la desaceleración económica de China, y evalúa bajar el precio del dispositivo que hasta ahora es su principal fuente de ingresos. "No supimos prever la magnitud de la desaceleración económica, sobre todo en China", dijo Cook en enero.

Con este panorama, la decisión de Apple apunta a sumar su propia propuesta de servicios y aprovechar y fidelizar aún más a su comunidad de usuarios, además de diversificar sus ingresos sin depender de las ventas de iPhone. Apple Music fue la evolución en el mundo de streaming y renovó a su modelo de música iTunes, desafiado por los suecos de Spotify. Apple Music ya cuenta con 56 millones de usuarios, mientras que su rival Spotify cuenta con 87 millones de abonados.

Por su parte, el servicio de almacenamiento en la nube iCloud también permite que los usuarios puedan tener integrado una copia de seguridad automática de todas sus fotos y videos, para que los dueños de un iPhone eviten utilizar los servicios en la nube de Amazon, Microsoft o Google.

Por ahora, los ingresos que Apple generó en el último trimestre por ofrecer estos servicios fue de poco más de 10 mil millones de dólares, mientras que la venta de hardware le reportó unos 73 mil millones de dólares. Sin embargo, la compañía liderada por Tim Cook demostró su intención de ampliar sus horizontes con una enorme apuesta económica con contenidos propios y grandes nombres y referentes de Hollywood. Como referencia, Netflix realiza inversiones de hasta 8000 millones de dólares para nutrir su catálogo con contenidos propios y licenciados.

Por lo pronto, el efectivo no será un problema para Apple, que cuenta con miles de millones de dólares en efectivo, al punto de superar a Microsoft como la empresa más valiosa. Con la decisión de avanzar con Apple TV, la firma despeja, por ahora, los rumores de compra de Netflix del año pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.