Moto Razr: así es el nuevo smartphone con tapita y pantalla plegable

El Moto Razr saldrá al mercado en enero próximo a un precio (en Estados Unidos) de 1500 dólares; más tarde llegará a la Argentina, Brasil y México
El Moto Razr saldrá al mercado en enero próximo a un precio (en Estados Unidos) de 1500 dólares; más tarde llegará a la Argentina, Brasil y México Fuente: LA NACION
Ricardo Sametband
(0)
14 de noviembre de 2019  • 01:39

LOS ANGELES.- Motorola presentó finalmente el Razr, la reedición de su teléfono estrella, el Razr de 2004, del que se vendieron 130 millones de teléfonos. Este nuevo modelo recupera parte del diseño y, sobre todo, el concepto del celular con tapita, pero con una diferencia: ahora se trata de un smartphone con Android y pantalla plegable, al estilo del Samsung Galaxy Fold o el Huawei Mate X, que saldrá a la venta en China este viernes.

El Razr tendrá un precio de 1500 dólares cuando salga a la venta en Estados Unidos en enero próximo; más adelante llegará a la Argentina, Brasil y México. Te contamos nuestras primeras impresiones después de usarlo un rato en esta nota.

La pantalla del Moto Razr es OLED plástico, lo que permite que sea plegable (aunque no se puede doblar como una hoja: el radio de flexión tiene un límite)
La pantalla del Moto Razr es OLED plástico, lo que permite que sea plegable (aunque no se puede doblar como una hoja: el radio de flexión tiene un límite) Fuente: LA NACION

La tapa y la pantalla

Mientras Samsung y Huawei diseñaron sus teléfonos plegables para que se transformaran en tabletas de 7,3 u 8 pulgadas, Motorola fue por el camino inverso: el teléfono tiene una pantalla táctil flexible de 6,2 pulgadas (en formato 21:9 y resolución de 2142 x 876 pixeles), que se pliega por la mitad para ofrecer un dispositivo muy compacto cuando no está en uso, como los que solíamos usar a principios de siglo. Es la vuelta del teléfono con tapita, y privilegia la portabilidad (el que entre en cualquier bolsillo) por sobre otras alternativas que puede ofrecer una pantalla plegable.

Abierto, mide 172 x 72 x 6,9 mm; cerrado mide 94 x 72 x 14 mm.

Un Moto Razr de 2019 junto a un modelo original de 2004
Un Moto Razr de 2019 junto a un modelo original de 2004 Fuente: LA NACION

El Moto Razr nuevo tiene un aire al modelo de 2004 y no es casual: parte del equipo que creó aquel equipo (incluyendo al diseñador Paul Pierce) trabajó en el nuevo modelo, que mantiene las líneas rectas y la barbilla característica de este modelo, aunque ahora es más grande, para albergar la pantalla OLED de 6,2 pulgadas. Como el Razr original, tiene una segunda pantalla externa en la tapa, que permite ver las clásicas notificaciones interactivas de Motorola, e incluso responderlas sin abrir el teléfono, usando las sugerencias automáticas de Google que aparecen en esa pantalla externa (que es sensible al tacto) o dictando una respuesta vía Google Assistant. Desde esa pantalla externa también se puede controlar el Wi-Fi, Bluetooth, activar el modo no molestar, etcétera. La tapa es de vidrio curvo, con un tratamiento especial para esconder los sensores; el resto del cuerpo del teléfono es de acero.

La pantalla externa del Moto Razr muestra las notificaciones interactivas clásicas dela compañía; más abajo, la cámara principal de 16 megapixeles
La pantalla externa del Moto Razr muestra las notificaciones interactivas clásicas dela compañía; más abajo, la cámara principal de 16 megapixeles Fuente: LA NACION

Un diseño bisagra

La pantalla interna es flexible y es de plástico, como todas las de su tipo. Teniendo en cuenta el traspié de Samsung, que debió demorar la venta de su Galaxy Fold por problemas con el polvo debajo de las pantallas, Motorola dedicó una parte considerable de la presentación a mostrar cómo el diseño de la bisagra y del marco de acero que rodea la pantalla y la fija en su posición evitan que pueda meterse polvo debajo de la pantalla de plástico (de 360 micrones de grosor) o entre los engranajes de la bisagra, que da soporte al lomo y a las dos partes del teléfono, para mantener el balance del mismo y darle mucha rigidez cuando el teléfono está abierto. Cerrado, tiene el mismo grosor que el Razr original, 14 mm.

La bisagra da contención a las dos tapas del Razr; según Motorola, está sellada para impedir que entre el polvo
La bisagra da contención a las dos tapas del Razr; según Motorola, está sellada para impedir que entre el polvo Fuente: LA NACION

La compañía no quiso decir qué vida útil tiene esa bisagra, aunque asegura que no debería tener problemas por un par de años con un uso normal; respecto de la pantalla, al ser de plástico debería ser inmune a las caídas, pero no a rayones con las uñas, marcas por algún objeto duro que quede atrapado por las tapas, etcétera. Al igual que Samsung, la compañía cubre cualquier inconveniente con una reparación durante el año de garantía, y luego tendrá un plan de recambio de pantalla de 299 dólares en Estados Unidos.

Así funciona la bisagra del Moto Razr, que flexiona la pantalla en varias partes

00:11
Video

Según Motorola, el diseño de la bisagra hace de sostén a la pantalla, que cuando el teléfono se cierra se curva en forma de gota (es decir, tiene tres puntos de flexión, y no uno) para permitir un mejor cierre. De hecho, las tapas quedan casi unidas (como un teléfono con tapita convencional) a diferencia del Samsung Galaxy Fold, que debe dejar bastante luz entre la unión de las dos tapas y el lomo del teléfono para no forzar la flexión de la pantalla.

Por la disposición interna de la pantalla, las tapas del Moto Razr no necesitan estar separadas; cerrado, el equipo tiene 14 mm de grosor, como el Razr original
Por la disposición interna de la pantalla, las tapas del Moto Razr no necesitan estar separadas; cerrado, el equipo tiene 14 mm de grosor, como el Razr original Fuente: LA NACION

El procesador, la cámara y la batería

El Moto Razr tiene 6 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento y un procesador Qualcomm Snapdragon 710. Aquí Motorola es fiel a su costumbre, que lleva ya varios años, de evitar los procesadores de tope de línea y optar por otros, un poco más modestos pero de buen rendimiento. La decisión de equipar al Moto Razr con es chip tiene que ver también, según explicaron, con la disipación de calor que requeriría un procesador más potente, y con el tamaño de la batería (2510 mAh, dividida en dos partes para balancear el peso del teléfono cuando está abierto): un chip más frugal le asegura una autonomía que es "de todo el día", según Motorola (que incluye un cargador rápido USB-C en la caja).

El teléfono tiene también una cámara principal de 16 megapixeles, con apertura f/1.7, flash de doble tono y foco láser y por doble pixel (estándar en estos días). La cámara está ubicada en la tapa al lado de la pantalla externa, y se puede usar para tomar selfies o hacer videollamadas. El Moto Razr tiene una segunda cámara interna de 5 megapixeles. Como en otros teléfonos de Motorola, la cámara y la linterna se pueden activar sacudiendo el dispositivo.

La pantalla de 6,2 pulgadas y formado 21:9 del Razr junto a una pantalla de 6,4 pulgadas y formado 19:9 (es decir, un poco más ancha) de un Moto One Zoom
La pantalla de 6,2 pulgadas y formado 21:9 del Razr junto a una pantalla de 6,4 pulgadas y formado 19:9 (es decir, un poco más ancha) de un Moto One Zoom Fuente: LA NACION

Como comparación, tanto el modelo de Samsung como el de Huawei combinan procesadores de última generación y la mejor combinación de cámaras que ambas compañías pueden ofrecer, aunque a mayor precio (2000 dólares el Galaxy Fold, 2400 dólares el Mate X).

Un elemento distintivo del Moto Raz cuando está abierto es la barbilla, un elemento que hereda del diseño del Razr de 2004 y que sirve para ubicar el sensor de huellas digitales. Adentro de esa protuberancia están las antenas y otros elementos de electrónica, y sirve de caja acústica para el parlante. El equipo no es sumergible, pero está protegido contra salpicaduras y humedad en general.

En 2020 Motorola no estará sola con este concepto de un smartphone que se achica cuando no se usa (una característica que, según la compañía, es un tema que aparece en todos los estudios de usabilidad que hizo pensando en este teléfono). Y es que Samsung ya adelantó que para el año próximo también probará con un modelo similar, que incluso podría cambiar la cobertura de plástico por un vidrio flexible ultradelgado.

Motorola confirmó que el Razr llegará a la Argentina (probablemente en cantidades mínimas, teniendo en cuenta su precio y lo peculiar de su construcción) en los primeros meses de 2020, pero no especificó fechas ni precio local. Sí es de destacar que tiene eSIM, por lo que por ahora sólo funcionará con Movistar y Personal. Claro todavía no activó el soporte para esta tecnología, que prescinde del chip convencional para asociar una línea con el teléfono.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.