Sonic no es la primera: 13 películas basadas en videojuegos

El erizo fue protagonista de la exitosa saga de videojuegos de Sega durante la década del 90, y ahora tendrá una adaptación en la pantalla grande
El erizo fue protagonista de la exitosa saga de videojuegos de Sega durante la década del 90, y ahora tendrá una adaptación en la pantalla grande
Javier Cortés
(0)
16 de septiembre de 2019  • 00:09

La película, que se estrenará a comienzos de 2020, es la última adaptación al cine de uno de los grandes títulos del entretenimiento. La mayoría de sus predecesoras no han gozado del apoyo de la crítica y el público.

Super Mario Bros (1993)

La película suele considerarse la primera adaptación al cine de un videojuego y una de las cintas más malas que se hayan hecho sobre el género. La crítica no fue el único fracaso de 'Super Mario Bros': la producción costó cerca de 50 millones de dólares y no recaudó ni la mitad en taquilla. En una entrevista para The Guardian en 2011, Bob Hoskins, el actor que interpretó al protagonista de la cinta, citó esta película cuando le preguntaron por su peor trabajo, su mayor decepción y lo primero que cambiaría si pudiera volver al pasado. Nintendo planea lanzar otra película sobre el plomero italiano, y todo indica que esta vez será un film animado.

Street Fighter (1994)

Si Super Mario quería presumir de ser la película más mala entre todas las que se basan en el género, no había pasado ni un año desde su estreno y ya le había salido una seria competidora. Es cierto que 'Street Fighter' funcionó relativamente bien en las salas: la adaptación al cine de una de las sagas de videojuegos más cotizadas de los recreativos con Jean-Claude Van Damme como protagonista tenía que sacar de casa a suficiente gente como para que fuera sencillo rentabilizarla. Pero se quedó bastante lejos de los números astronómicos que pretendía alcanzar.

Mortal Kombat (1995)

El director y guionista Paul W. S. Anderson comenzó a llevar videojuegos al cine con 'Mortal Kombat' y debió disfrutar de la experiencia, ya que más tarde participaría en otras adaptaciones como 'Dead or Alive' o ' Resident Evil '. Seguro que se lo pasó mejor rodándola que muchos espectadores en sus butacas: la crítica no fue piadosa con ella, criticando el guion y lo plano de sus personajes, aunque sin duda puede tildarse de entretenida. Sobre todo para quienes disfrutaron en su momento de uno de los títulos más reconocidos de los noventa.

Lara Croft: Tomb Raider (2001)

La versión femenina de Indiana Jones llegaría en forma de videojuego en 1996 con nombre propio: Lara Croft. La arqueóloga británica tardó apenas cinco años en saltar a la gran pantalla. Angelina Jolie protagonizó esta película, que le ayudó a conseguir hacerse un nombre en el panorama internacional. A pesar de que la crítica no fue excesivamente amable con 'Tomb Raider', Hollywood lo siguió intentando. En 2003 se estrenó una secuela y el año pasado retomaron la historia con otro título protagonizado por Alicia Vikander.

Final Fantasy (2001)

Visualmente, está considerada una maravilla para su época. La película de 'Final Fantasy', estrenada apenas un mes después de 'Tomb Raider', es uno de los primeros intentos de utilizar CGI para crear personas animadas por ordenador. Aunque no lo hicieron mal, este salto de gigante para la animación vio cómo se cortaban sus alas por un guion que no estaba a la altura. Dirigida por Hironobu Sakaguchi, creador de la propia saga de videojuegos, su fracaso en taquilla provocó la bancarrota de su productora, Square Pictures.

Resident Evil (2002)

El mismo año en el que descubrimos 'Tomb Raider', pudimos jugar a 'Resident Evil'. Y solo un año después de que pudiéramos ver a Angelina Jolie encarnando a Lara Croft, la ucraniana Milla Jovovich alcanzaba el éxito internacional encarnando a Alice, la protagonista de la muy rentable saga basada en el videojuego nipón desarrollado por Capcom cuyo sexto y último título se estrenó hace dos años. Las películas no siguen directamente la historia de los juegos, pero adaptan tramas concretas y aparecen en ellas diversos personajes de la franquicia.

Doom (2005)

Otro intento fallido de adaptar un videojuego al cine. O tal vez una adaptación demasiado literal. Aunque no faltan armas ni acción a lo largo de algo más de una hora y media de metraje, se la considera un fracaso en toda regla. Ni la taquilla ni la crítica fueron especialmente bondadosas con ella. Incluso Dwayne Johnson, uno de los protagonistas de la cinta, reconoció tiempo después en una entrevista a MTV que, a su parecer, 'Doom' no era una buena película.

Hitman (2007)

La película basada en la saga de videojuegos desarrollada por IO Interactive se estrenó en 2007 y ponía a Timothy Olyphant en la piel del Agente 47. La cinta no recibió buenas críticas, pero funcionó lo suficiente en taquilla para que ocho años más tarde 20th Century Fox distribuyera una nueva película de la misma temática con un protagonista bastante más desconocido. Esta versión se considera aún peor que la primera.

Prince of Persia (2010)

Sin duda, una de las películas más taquilleras de esta lista con más de 300 millones de euros de recaudación. Y no es para menos. El videojuego en el que se basa la cinta que protagoniza Jake Gyllenhaal -' Prince of Persia: Las arenas del tiempo '- es el cuarto de una de las sagas más populares que existen. El primer juego, de 1989, fue muy aplaudido por la fluidez en la animación de los personajes. Su creador reconoció que estudió varias horas de grabaciones de su hermano corriendo para conseguir este realismo.

Need for Speed (2014)

La saga 'Fast & Furious' iba ya por su sexta entrega cuando se estrenó 'Need for Speed'. El éxito de aquella dio alas a la franquicia de Electronic Arts para dar el salto a la gran pantalla. Al volante, literalmente, pusieron a Aaron Paul, que venía de triunfar con 'Breaking Bad'. Con todo, no terminó de despertar el entusiasmo del público ni de la crítica y pasó más o menos sin pena ni gloria por cartelera. Al año siguiente de su estreno, 'The Hollywood Reporter' anunció que se había confirmado el desarrollo de una secuela ambientada en China, pero no se ha vuelto a saber nada del tema.

Warcraft (2016)

Blizzard se decidió a llevar al cine uno de sus buques insignia confiando mucho en su historia, pero sin grandes estrellas en su reparto. Para quienes no conocen el juego, las referencias más cercanas, salvando las distancias, serían 'Juego de Tronos' o 'El señor de los anillos', pero la calidad de estos títulos eclipsa con creces una producción que, aunque queda lejos de ser una obra maestra, resuelve con solvencia su objetivo de adaptar uno de los videojuegos más populares del panorama actual.

Assassin's Creed (2016)

La película, cuya acción transcurre durante la Inquisición española, está inspirada en la relativamente reciente saga de videojuegos -el primer título es de 2007-, pero no se basa en ningún juego en concreto. A pesar de contar con un elenco de bastante peso (Michael Fassbender, Jeremy Irons y Marion Cotillard, entre otros), no fue especialmente aplaudida por la crítica. ¿Fue rentable? Recaudó el doble de lo que había costado. Pero no cabe duda de que no será recordada durante demasiado tiempo

Sonic (2020)

Estaba previsto que llegara a los cines en noviembre, pero tras las críticas vertidas por el aspecto de Sonic en el primer trailer de producción que llevará al famoso erizo a la gran pantalla, la productora ha decidido retrasar la fecha de estreno de la película tres meses más. La idea es cambiar el diseño del personaje creado por CGI durante este tiempo para que tenga una mejor acogida. Para entonces podremos ver al erizo enfrentándose al villano de la saga interpretado por el actor y humorista Jim Carrey.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.