Qué puede pasar con la sanción a Messi y el conflicto AFA-Conmebol

El momento exacto en el que Mario Díaz de Vivar, árbitro paraguayo de Argentina-Chile, les saca la tarjeta roja a Lionel Messi y Gary Medel
El momento exacto en el que Mario Díaz de Vivar, árbitro paraguayo de Argentina-Chile, les saca la tarjeta roja a Lionel Messi y Gary Medel Fuente: Reuters
Alejandro Casar González
(0)
8 de julio de 2019  • 23:59

La Unidad Disciplinaria de la Conmebol le abrirá dos expedientes al capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi. Uno por la tarjeta roja que le mostró el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar en el partido frente a Chile. Otro, por sus declaraciones luego del encuentro, en las que habló de no ser parte de la "corrupción" de la entidad que rige el fútbol sudamericano. Una vez que la AFA tenga ambos documentos comenzará a trabajar en la defensa de su mejor jugador. El convencimiento en las oficinas de la calle Viamonte es que el rosarino "no hizo nada" que mereciera la expulsión. Así, intentarán primero quitarle la tarjeta roja (que no haya sanción). Si el reclamo no prospera, apelarán el castigo que pueda recibir, y que deberá cumplir en las eliminatorias rumbo a Qatar 2020, que comienzan en marzo del año próximo.

Expertos en derecho deportivo consultados por LA NACION coinciden en que la roja "se soluciona con una pena de entre uno y dos partidos". Las especulaciones que provienen de Asunción, donde está la sede de la Conmebol, dicen que la confederación continental no quiere un escenario similar al de marzo de 2017, cuando la FIFA sancionó de oficio al rosarino y la AFA defendió al futbolista ante la comisión de apelaciones. El jugador también colaboró y las cuatro fechas que había recibido por sus insultos a Sandro Ricci, árbitro brasileño del partido por eliminatorias contra Chile, en el Monumental, fueron suprimidos. Messi solo se perdió el encuentro con Bolivia en la altura de La Paz. Para evitar la apelación -y todo el procedimiento posterior con la declaración del futbolista-, el castigo para el rosarino tiene que ser inferior a las cuatro fechas.

Los términos usados por el capitán argentino en sus declaraciones post partido podrían generarle un castigo ejemplar si se aplicara el reglamento tal cual está escrito. De todas maneras, allegados a la Conmebol y abogados consultados descartan que ese sea el escenario. Por un lado, porque el currículum del Messi futbolista es intachable y no registra protestas similares a las que realizó en San Pablo luego del partido con los chilenos (incluida su decisión de no ir a la entrega de medallas correspondientes al tercer puesto en la Copa América). Por otro, porque "aplicarle un castigo de larga duración sería pegarse un tiro en el pie", según graficó un allegado a la confederación. "En el contexto actual, Messi es el mejor vocero que Tapia y la AFA pueden tener -razonó el informante-. Enojar a Messi y sacarlo de las canchas por mucho tiempo tendrá impacto en la AFA y también en el negocio. No le sirve a nadie", abundó la fuente, que conoce a los protagonistas de la historia. Conclusión: el expediente por los dichos posteriores al partido podría solucionarse con una multa económica.

Para conocer la sanción al capitán argentino habrá que esperar unos días. Por regla general, la Unidad Disciplinaria suele tomarse hasta una semana para definir las penas. El procedimiento es sencillo: una vez que se genera el expediente, la unidad disciplinaria sortea a los integrantes del tribunal de disciplina que intervendrán en el caso. Son cinco y suelen actuar tres en cada expediente. Uno de ellos, el abogado argentino Diego Pirota, deberá excusarse por conflicto de interés (tiene la misma nacionalidad que el jugador cuya conducta se investiga). Por lo tanto, se seleccionarán tres de los cuatro miembros que quedan. Ellos son el paraguayo Eduardo Gross Brown, la venezolana Amarilis Belisario, el brasileño Antonio Carlos Meccia y el chileno Cristóbal Valdés.

La definición del tribunal marcará la cancha de un conflicto abierto en plena Copa América de Brasil, y que está lejos de solucionarse: la AFA contra la Conmebol. En esta especie de guerra fría por los arbitrajes, el mal uso del VAR y lo que la AFA entiende como un "perjuicio" están pendientes los reclamos argentinos para que la Conmebol le entregue los audios de las comunicaciones entre el árbitro principal y la cabina del VAR. En el medio, Claudio Tapia, autoridad máxima de la AFA, fue el único de los diez presidentes del fútbol continental que no asistió a la cena de camaradería el sábado pasado en Río de Janeiro. Esa reunión marcó el final de la Copa América a nivel dirigencial. Las manifestaciones privadas y, sobre todo, públicas, de la AFA no cayeron nada bien en la Conmebol, que enfrentará una especie de "reconstrucción interna" a partir de ahora. En Paraguay saben que los errores de la Copa América brasileña no pueden volver a repetirse.

El problema es que la AFA, cuya relación vive horas bajas, será uno de los dos organizadores de la Copa América 2020, junto con Colombia. Será el primer torneo continental en el que no habrá comité organizador local: la Conmebol se ocupará de todo. Pero los ejecutivos sudamericanos saben que necesitarán de la AFA para que el torneo sea un éxito. "Si empezara mañana, sería imposible de organizar", admiten. En algún momento habrá una reunión entre las partes. Mientras tanto, Tapia se refugia en sus afectos: ayer, su hijo Matías lo hizo abuelo. Su primer nieto se llama Valentino.

El futuro de Menotti

Con Scaloni confirmado hasta diciembre

César Luis Menotti, director de selecciones nacionales, había adelantado que "su" proyecto en los equipos argentinos comenzaba con el final de la Copa América. Sin embargo, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, decidió renovarle la confianza a Lionel Scaloni y lo confirmó hasta fin de año, cuando vencerá su contrato. Con Tapia ya en el país, habrá que ver cuándo se reúnen el entrenador campeón en el Mundial de 1978 y el presidente de la AFA para hablar del futuro.

Tapia, con los dirigentes de la B Nacional

Tras la Copa América, el presidente de la AFA tendrá una de sus primeras actividades con las autoridades de la segunda categoría. Están citados mañana, a las 15, en el edificio de Viamonte, para hablar del próximo torneo, que empezaría el 17 de agosto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.