Las 10 polémicas del tenis en 2018: del escándalo de Serena Williams al oscuro mundo de las apuestas

Serena increpa al umpire de la final del US Open
Serena increpa al umpire de la final del US Open Fuente: Reuters
José Luis Domínguez
(0)
28 de diciembre de 2018  • 07:36

La temporada 2018 entregó varios momentos inolvidables en el circuito mayor del tenis. Además del regreso imparable de Novak Djokovic hasta terminar en lo más alto del ranking, Roger Federer festejó otra vez en Australia, y Rafael Nadal celebró una vez más en Roland Garros. Pero hubo otras situaciones destacadas por lo negativo: aquí, un resumen de las mayores polémicas del año.

Suspensión por apuestas

El 24 de mayo, la Federación Internacional de Tenis (ITF) anunció que el argentino Nicolás Kicker (por entonces 84° del ranking) fue declarado culpable de arreglo de partidos por la Unidad de Integridad del Tenis (TIU). También se lo culpó de "no informar" un movimiento corrupto y de no cooperar con la investigación de la TIU sobre las acusaciones formuladas en su contra. El 19 de junio se determinó la sanción: tres años al margen del circuito (la pena original era de seis, pero se suspendió la mitad del período sobre la base de que el jugador no cometa más infracciones del Programa Anti-Corrupción) y multa de US$ 25.000 al ser declarado culpable por arreglar un partido en el Challenger en Padua, Italia, en junio de 2015, y otro match en el Challenger en Barranquilla, Colombia, en septiembre de esa misma temporada.

El video del partido en Barranquilla que determinó la sanción para Kicker

01:27
Video

El día que Benoit Paire rompió todo

Dentro del circuito, al francés Benoit Paire se lo conoce como un tenista temperamental, y en más de una ocasión no pudo controlar la bronca y la frustración en medio de un partido del circuito ATP. El 1° de agosto, directamente se sacó de quicio durante la derrota frente al chipriota Marco Baghdatis por 6-3, 3-6 y 6-2, por la primera ronda del ATP 500 de Washington. Su primera reacción violenta fue tras fallar un smash y caer al piso, punto que derivó en el 5-2 para Baghdatis en el último set. En ese momento, todavía sentado en la carpeta, impactó su raqueta cuatro veces contra el piso. No conforme con esa descarga, pateó su banco y arrojó una segunda raqueta con vehemencia. Pero su furia continuó: cuando se consumó la victoria del chipriota, Paire tiró una tercera raqueta y luego saludó a su rival, que había intentado calmarlo antes pero sin éxito.

La furia de Paore contra Baghdatis

01:50
Video

El catsuit de Serena Williams

El atuendo que usó Serena Williams en su participación en Roland Garros se convirtió en otro factor de polémica. Un catsuit negro diseñado por Nike especialmente para la campeona inspirado en el héroe del cómic Pantera Negra de Marvel. Serena, que volvía a un torneo de Grand Slam después de nueve meses de posparto, explicó que el diseño fue realizado con una tecnología especial para garantizar una "mejor circulación sanguínea" que favoreciera su estado físico después del embarazo . Pero el presidente de la Federación Francesa, Bernard Giudicelli expresó: "Creo que hemos ido demasiado lejos. La combinación de Serena el próximo año, por ejemplo, ya no será aceptada. Debes respetar el juego y el lugar", anunció. Tras estos dichos, enseguida se pronunció Nike con un tuit de aliento a Serena: "Puedes quitarle a un superhéroe su traje, pero nunca podrás quitarle sus superpoderes".

El warning por quitarse la remera

Durante el US Open, la francesa Alizé Cornet recibió una advertencia del umpire por quitarse la remera y darla vuelta mientras jugaba contra Johanna Larsson (perdió por 6-4, 6-3 y 6-2). La acción del árbitro Christian Rask despertó críticas por sexismo y discriminación de género, en un fuerte contraste con las imágenes de jugadores como Roger Federer o Novak Djokovic, que se cambiaban la prenda en la cancha sin recibir sanción alguna. De hecho, el serbio pasó varios descansos en los que estaba con el torso desnudo, sólo cubierto con toallas con hielo. La USTA (Asociación de Tenis de los Estados Unidos), a cargo de la organización del torneo, luego comunicó: "Lamentamos que se le haya impuesto una violación al código [por conducta antideportiva] a la señora Cornet. Hemos decidido aclarar la política para garantizar que esto no suceda en el futuro. Afortunadamente, solo se le dictó una advertencia, sin más penalización o multa". Sobre los cambios de remera en el caso de las mujeres, sugirió: "Las jugadoras, si lo desean, pueden cambiarse sus camisetas en un lugar más discreto cerca de la cancha, cuando haya espacio disponible".

El momento en el que Cornet se da vuelta la remera en medio del partido

00:55
Video

Otra suspensión por apuestas

El argentino Patricio Heras, de 29 años y actual 370° del ATP Tour, fue castigado por la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) con una suspensión de tres años y una multa de 25.000 dólares por haber cometido varios "delitos", entre ellos arreglar un partido en el Challenger de Barranquilla, Colombia, en septiembre de 2015. En medio del escándalo de apuestas ilegales y amaño de partidos, Heras, además, fue declarado culpable de no haber informado a la TIU sobre varios intentos de soborno que recibió durante agosto y septiembre de 2015. El partido en cuestión fue el que perdió contra su compatriota Facundo Mena por 7-6 (8-6) y 6-0.

Serena arruinó la consagración de Naomi Osaka

A los 20 años, Naomi Osaka tocaba el cielo con las manos, como flamante campeona del US Open. Pero recibió el trofeo de ganadora entre silbidos y abucheos, luego de ganarle por 6-2 y 6-4 a Serena Williams en una final escandalosa. La estadounidense estuvo al borde de ser descalificada por su comportamiento, luego de varias discusiones con el umpire portugués Carlos Ramos, que le descontó primero un punto, y luego un game. La controversia empezó en el segundo set, cuando Serena perdió su servicio y destrozó su raqueta contra el piso. Ya había recibido un warning (advertencia) por coaching (recibir instrucciones de su entrenador), y Ramos decidió aplicarle un punto de penalidad por "abuso de raqueta", tal como indica el reglamento, por lo que luego del descanso Osaka empezaría sacando 15-0. Serena perdió la cabeza y empezó a discutir con Ramos: "No hice coaching, no lo hice, nunca hice trampas en mi vida. Cada vez que juego acá hay problemas. Me debés unas disculpas". Osaka pasó de perder 1-3 al 4-3. Al levantarse de la silla, Williams trató de "ladrón" a Ramos, que respondió con un game de penalidad por abuso verbal de la estadounidense: Serena pasaba entonces a perder 5-3. Serena demandó la presencia del supervisor del torneo y el juego se detuvo durante varios minutos. "Nunca más vas a volver a arbitrarme. Jamás", le reprochó a Ramos mientras lo señalaba. Serena rompió en llanto mientras ingresaban las principales autoridades de conducta, el referí del torneo, Brian Earley, y la supervisora del WTA Tour, Donna Kelso. La menor de las Williams se desahogó, pero ya no había vuelta atrás para la determinación de Ramos. Serena volvió a jugar, ganó su game, pero no pudo en el siguiente juego, donde Osaka cerró con determinación la final, en medio de un abucheo impresionante. "Sé que todos querían que ganara ella, lamento que esto haya terminado así", dijo Osaka con un hilo de voz. Por su comportamiento, la menor de las Williams recibió una multa por 17.000 dólares por su comportamiento; menos que un vuelto, si se tiene en cuenta que su premio como finalista fue de US$ 1.850.000. Katrina Adams, presidente de la USTA (la federación de tenis estadounidense), en el que elogió "la clase y deportividad" de Serena en la entrega de premios, pero sin hacer ninguna mención a la inconducta de Williams durante el encuentro.

La exnúmero 1 tildó de "ladrón" al portugués Carlos Ramos

00:30
Video

La ayuda "excesiva" del umpire

Mohamed Lahyani, uno de los umpire más respetados del circuito tenístico, quedó en el ojo de la tormentaal bajarse de su silla para animar y aconsejar a Nick Kyrgios durante un partido del US Open que el australiano jugaba ante el francés Pierre-Hugues Herbert, en el que no se estaba esforzando como debía y perdía 6-4 y 3-0. Finalmente Kyrgios dio vuelta el resultado, pero Lahyani fue suspendido sin pago de sueldo durante dos semanas. El sueco es uno de los siete árbitros de tiempo completo en la gira masculina. El vicepresidente de la ATP que se encarga de las normas y la competición, Gayle David Bradshaw, explicó que "Mohamed es un árbitro de talla mundial y muy respetado por todos pero sus acciones durante ese partido cruzaron la línea y comprometieron su imparcialidad como juez de silla. Aunque fue bien intencionado, sus acciones fueron cuestionables y no se puede ir sin una sanción disciplinaria. Sabemos que él aprenderá de lo ocurrido". La situación, en su momento, no pasó inadvertida entre los propios jugadores que participaron en el último Grand Slam del año. El propio Roger Federer opinó: "El papel de un umpire no es bajar de la silla. Entiendo lo que (Lahyani) quiso hacer, porque sé cómo se comporta. Pero como umpire tienes que tomar una decisión en la silla, te guste o no; no podés ir y hablar como lo hizo. No sé qué le dijo, ni tampoco importa mucho. Estuvo allí mucho tiempo. Eso es una conversación. Esa clase de cosas cambian tu forma de pensar. Podría haber sido un fisioterapeuta, un doctor, o un umpire, como sucedió. Todos sabemos que esto no volverá a pasar".

La conversación entre Lahyani y Kyrgios que le generó una sanción al árbitro sueco

00:55
Video

El malhumor de Verdasco

El español Fernando Verdasco recibió duras críticas por tener una actitud irrespetuosa con un ballboy que le alcanzó la toalla durante las semifinales del ATP 250 de Shenzhen, China. El europeo, después de ganar el primer set por 6-1 y de estar 4-2 abajo en el segundo parcial frente al japonés Yoshihito Nishioka, le efectuó señas a un alcanzapelotas para que le acercara la toalla y, antes de que éste llegara a entregársela, Verdasco le hizo saber de muy mala forma y con gestos ampulosos, que no lo había hecho con toda la velocidad que él pretendía. El chico, sumiso, asintió ante el reto del tenista de 34 años que terminó perdiendo el partido por 1-6, 6-3 y 7-6 (7-5).

El gesto inapropiado de Verdasco en Shanghai

00:05
Video

La pelea entre Berlocq y Argüello

Batallaron durante 2 horas y 25 minutos sobre el polvo de ladrillo del Carrasco Lawn Tennis Club de Montevideo. Carlos Berlocq , el más experimentado, le ganó el duelo a Facundo Argüello por 6-3, 3-6 y 7-5, y pasó a las semifinales del Uruguay Open, un torneo de la serie Challenger. La sorpresa estuvo en el desenlace. Argüello no le quiso dar la mano a Berlocq, y encaró directamente al jugador de Chascomús. "Tenés 35 años, no madurás más. No madurás, chabón", le dijo el cordobés. "Tenés la adrenalina alta, te hice un comentario", respondió Berlocq. "Madurá, chabón. ¿Te la aguantás? Vení afuera, a ver si te la aguantás", insistió Argüello, que apenas podía ser contenido por el juez de silla. "Te espero afuera, a ver si sos tan gallito. Sos un cagón". Berlocq respondió: "Nunca me peleé en mi vida, me vas a matar". Horas después del encuentro, Argüello continuó con la polémica por las redes sociales: "Quiero aclarar después de tanto que se habló. Que el partido lo perdí bien y [Berlocq] es justo ganador. Lo que no se hace es necesitar ensuciar siempre los partidos para ganar, ya está no hay que darle tanta importancia, son cosas que pasan y ahí queda".

Y más casos de apuestas...

A fines de noviembre, los italianos Daniele Bracciali (40 años) y Potito Starace (37) fueron encontrados culpables de haber "arreglado" partidos durante el ATP de Barcelona de 2011 y recibieron durísimas sanciones de la Unidad de Integridad del Tenis (TIU). Bracciali fue expulsado del tenis de por vida y recibió una multa de US$ 250.000. Mientras que a Starace (muy recordado en la Argentina por haber sido insultado por Diego Maradona en un partido frente a David Nalbandian en el ATP de Buenos Aires 2008) se le prohibió cualquier participación en torneos de tenis durante 10 años y una sanción económica de 100.000 dólares. Ambos tenistas había sido acusados, en su momento, ante la justicia ordinaria por "asociación para delinquir y fraude deportivo", aunque resultaron absueltos en el proceso penal. Según la agencia ANSA, Bracciali trabajó para un grupo de apostadores como "reclutador" de jugadores para "arreglar" y combinar los resultados de distintos partidos para sacar ventajas económicas. Por ello, la sanción contra él resultó mucho más drástica y de aplicación inmediata.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.