Un triunfo para el tenis en silla de ruedas: tras sentirse excluidos, jugarán el US Open

El argentino Gusti Fernández, uno de los tenistas adaptados que luchó para que el torneo se jugara en el próximo US Open.
El argentino Gusti Fernández, uno de los tenistas adaptados que luchó para que el torneo se jugara en el próximo US Open.
(0)
24 de junio de 2020  • 22:04

Los mejores jugadores de tenis adaptado del mundo se sintieron discriminados cuando el US Open confirmó su fecha original, desde el 31 de agosto próximo, y no incluyó la competencia en silla de ruedas. Se unieron como nunca, levantaron la voz y lograron un pedido de disculpas por parte de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA), que reconsideró la situación y confirmó que habrá acción en las condiciones habituales, con el mismo protocolo sanitario y de seguridad que tendrán los jugadores convencionales.

El torneo de tenis adaptado en Flushing Meadows se realizará, como siempre, durante la segunda semana del US Open, del 10 al 13 de septiembre. La decisión se tomó luego de distintas charlas virtuales que tuvieron las autoridades de la USTA y la Federación Internacional de Tenis con los jugadores, entre ellos el cordobés Gustavo Fernández, actual número 2 del mundo.

El tenis adaptado en el Grand Slam neoyorquino tendrá acción de singles y dobles de hombres y mujeres, además de la categoría "Quads", los jugadores que presentan un mayor grado de discapacidad, con daños en al menos tres extremidades. El Lobito Fernández, asimismo, es uno de los más destacados en la división más competitiva, la de los que perdieron la funcionalidad parcial o total de una o ambas piernas a causa de amputación, lesión medular o daño nervioso.

La USTA informó que los jugadores podrán ingresar en el Billie Jean King National Tennis Center a partir del 7 de septiembre. Mientras tanto, la ITF está terminando de evaluar cómo procederá con los puntos para el ranking.

El cambio de rumbo por parte de los organizadores del US Open representa todo un triunfo para los jugadores de tenis adaptado, ya que habían padecido la falta de comunicación y consideración, según explicaron. El australiano Dylan Alcott, número 1 de Quads, se quejó y habló de "discriminación". Gusti Fernández, en tanto, habló de "falta de respeto". Pero hubo una reacción positiva de los organismos del tenis, escucharon a los jugadores y les ofrecieron tres alternativas: una de ellas, sostener la competencia en el lugar y la fecha original, pero con una reducción del prize money. Esa fue la alternativa que ganó la votación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.