Coronavirus: Otro operativo rebelde contra Nicolás Maduro fracasa en la costa venezolana

Militares venezolanos vigilan las playas cercanas a La Guaira
Militares venezolanos vigilan las playas cercanas a La Guaira Fuente: AP
El régimen chavista frustró el desembarco de ocho hombres, entre ellos el hijo de un exgeneral detenido
Daniel Lozano
(0)
5 de mayo de 2020  

CARACAS.- Fuerzas gubernamentales impidieron ayer el segundo desembarco de militares rebeldes y militantes antichavistas en las costas venezolanas de Chuao, a 70 kilómetros de Caracas, solo un día después de que las fuerzas especiales de la policía (FAES) dieran muerte a ocho comandos en Macuto.

Entre los detenidos se encuentran el comandante de la Operación Gedeón, el capitán Antonio Sequea, así como Adolfo Baduel, uno de los hijos del general Raúl Isaías Baduel, antiguo ministro de Defensa de Hugo Chávez, quien permanece encarcelado desde hace una década.

En el grupo, integrado por ocho hombres, también figuran dos ciudadanos estadounidenses, Luke y Aaron, "valientes aliados norteamericanos", como revelaron los rebeldes a través de sus redes sociales. Interrogado por un alto oficial, Baduel aseguró en un video tuiteado por Diosdado Cabello, número dos del chavismo, que los dos estadounidenses son "intermediarios que trabajan con la asesoría de seguridad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump".

El hijo del general se refiere a los hombres del exboina verde Jordan Goudreau, protagonista de un reportaje realizado la semana pasada por la agencia AP, quien cuenta con un grupo de mercenarios que habría ofrecido sus servicios para luchar contra Nicolás Maduro.

Goudreau ha engrosado las filas rebeldes reunidas en torno al mayor general Clíver Alcalá, amigo íntimo de Chávez que se entregó a Estados Unidos a finales de marzo. Alcalá fue incluido en la lista negra de la DEA por debajo de Maduro, Cabello y el nuevo zar del petróleo, el vicepresidente Tareck El Aissami.

Este miniejército permaneció en Colombia tras renegar del chavismo, huérfano ahora de su líder, detenido en Estados Unidos. Tanto Sequea como el capitán Víctor Pimienta, también capturado, participaron en la sublevación del 30 de abril del año pasado, comandada por el jefe de la policía política de Nicolás Maduro. Ese día el preso político Leopoldo López fue liberado y junto al presidente encargado, Juan Guaidó, y a diputados permanecieron varias horas en el Distribuidor Altamira. La sublevación fracasó al no contar con el respaldo de otros jefes militares.

En el enfrentamiento de anteayer en Macuto, litoral cercano a Caracas, perdió la vida el teniente Robert Colina, alias Pantera, otro de los oficiales cercanos a Alcalá. Otros detenidos en la operación de ayer son Fernando Noya, cuñado del capitán Sequea, y un sargento de apellido Chirinos. Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) los trasladaron a todos a Caracas.

La familia Baduel confirmó la detención de Adolfo: "Los criminales que usurpan el poder son responsables de su integridad", señaló su hermana, Andreína. La mujer de Sequea y hermana de Nova también exigió el respeto a la vida y a la integridad física de todos ellos.

La segunda parte de la Operación Gedeón ha confirmado que la acción del domingo pretendía instalar a los grupos rebeldes en las cercanías de la capital con el objetivo de "acabar con la tiranía". Según declaró Sequea en un video, son 17 los grupos operativos en Gedeón.

Respuesta chavista

Los dirigentes chavistas se lanzaron de inmediato a festejar la "furia bolivariana en acción", una nueva "victoria" revolucionaria. "Venezuela está en pie derrotando la pandemia y el terrorismo", adelantó Nicolás Maduro durante su comparecencia virtual en la Cumbre Telemática de Jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal).

El "hijo de Chávez" aseguró: "El objetivo central era matarme en medio de la pandemia". Una conspiración promovida por Estados Unidos y en la que también habrían intervenido Colombia y Guaidó.

Invasión extranjera, intento de asesinato, golpe de Estado, como si de una versión actualizada de la histórica Bahía de Cochinos se tratase. Tareck William Saab, el fiscal de Maduro, aseguró contar con "evidencias contundentes" contra Guaidó como "autor intelectual" del supuesto intento de magnicidio. "Quieren reeditar lo que ya sucedió en Irak, Libia y Siria", acusó Saab.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.