Alberto Rosende y Emeraude Toubia: dos estrellas de Shadowhunters, en Buenos Aires

Los actores de la serie de Netflix conversaron con LA NACION sobre su trabajo, el éxito y sus impresiones sobre la ciudad
Martín Artigas
(0)
18 de abril de 2016  • 00:13

Video

Decenas de chicas esperan afuera del hotel. Algunas llegaron acompañadas por sus madres, otras están con amigas. "¿Quién está?", le pregunta un curioso a un grupo de adolescentes en plena vigilia. "Alberto y Emeraude, de Shadowhunters ", contesta una, sin despegar la mirada de la entrada. El señor no parece comprender de qué le están hablando, contesta con un "ah" dubitativo y sigue su camino. Ellas no. Y no piensan moverse de la vereda del Four Seasons hasta no cumplir con el sueño de verlos, de gritarles que los aman, de sacarse una foto, de tocarlos, porque el fanatismo es así.

Las chicas tuvieron suerte. Tanto Alberto Rosende como Emeraude Toubia se mostraron muy atentos, se acercaron a saludarlas y cumplieron con todos los rituales del "ídolo buena onda" sin perder nunca la sonrisa. Los registros de esos encuentros, valla de seguridad mediante, se multiplicaron de a cientos en las redes sociales. Porque es allí, en ese "no espacio", donde la serie de Netflix basada en un exitosa saga literaria se comenta y se discute con devota pasión por sus millones de seguidores alrededor del mundo.

Rosende y Toubia formaron parte del contingente de estrellas que participaron de #CheNetflix, la presentación que la compañía de streaming organizó en Buenos Aires a mediados de marzo. El plan de viaje comprendía brindar entrevistas para medios argentinos y extranjeros para hablar de las series o películas que protagonizan y participar de un cocktail con el que se los agasajó junto a una docena de celebrities nacionales . Los actores que componen a Simon Lewis y a Isabelle Lightwood en la exitosa Shadowhunters eran dos de los miembros más jóvenes de la comitiva (él tiene 23, ella 27), y los que más revuelo causaron durante su breve estadía.

De paseo por Buenos Aires

En diálogo con LA NACION, los actores contaron cómo fue el encuentro con la ciudad. Para Rosende, se trató más bien de un reencuentro. "Yo viví en Buenos Aires un tiempo hace dos años, porque vine a estudiar aquí por seis meses. me encanta, es casi como otra casa para mí. Me gustan las empanadas, la gente, todo", explicó. Toubia, en tanto, dio a conocer sus impresiones: "Es la primera vez que vengo y Alberto me llevó a Caminito, anduvimos por la Boca. Tuve mi guía turístico privado, y el mejor".

-Emeraude, ¿cómo definirías a Isabelle, tu personaje en Shadowhunters?

-ET: Me encanta este personaje, especialmente porque no fue escrito por una latina, entonces se siento muy bonito poder interpretar a esta chica que es inteligente, que es poderosa, que le encanta ponerse maquillaje y verse bien, pero que también sabe que hay cosas más importantes. Sabe que pasan cosas en el mundo que hay que enfrentar. También me encanta su relación con su familia, ella está dispuesta a dar la vida por sus hermanos y por su mamá y cambiar lo que más ama por ellos. Me siento identificada con eso y siento que es un ejemplo a seguir.

-¿Y al tuyo, Alberto?

-AR: Mi papel es Simon Lewis, el mejor amigo de Clary Fray. El entra a este mundo como un mundano, como un humano regular, y él tiene que confrontar con todas estas cosas nuevas que pasan a su alrededor. Pero para mí, lo más importante, es que el no cambia, sigue siendo la persona a la que siempre puedes llamar, que siempre quiere hacer lo mejor para los que ama. Es muy poderoso, es un peleador.

-ET: Yo creo que si todos deseáramos tener un mejor amigo, ese sería Simon. Está dispuesto a hacer todo por su amiga, la quiere, la ama... Y a medida que avance la historia van a darse cuenta que ese amor platónico se vuelve en una amistad más profunda.

-Emeraude, ¿cómo fue el pase de la telenovela latina a componer a esta heroína tan poderosa y letal?

-ET: Hice varias novelas en México y en Estados Unidos, y creo que el sueño de cualquier actor es llegar a Hollywood. Y un día dije: 'Bueno, creo que es tiempo', dejé todo y, de hecho, me fui con muy poco dinero a Los Angeles. Durante todo ese tiempo me preparé, y a tan solo tres meses de estar ahí me gané este papel protagónico en una serie super padre. Es una bendición, creo que con que te prepares para lo que quieras hacer y le tengas pasión a lo que amas, lo puedes lograr.

-En tu caso, Alberto, este es tu primer protagónico...

-AR: Sí, me gradué de la universidad en diciembre de 2014 y ahora tengo trabajo, que es algo que nunca pasa. He tenido mucha suerte con eso, creo que eso sucede cuando la oportunidad se encuentra con la preparación. Pero para mí fue algo muy interesante, muy fantástico, fue un sueño obtener este papel que me permite ser parte de este mundo que tiene criaturas y cosas muy reales, como lo son las relaciones entre personas...

-ET: La serie se detiene en el primer amor, el primer beso... Por eso yo creo que los fans se relacionan con todo este mundo de fantasía pero a la vez muy real.

-¿Cómo se llevan con los fans y con esta exposición?

-AR: Como equipo somos una familia, y los fans son parte de esta familia. Nosotros queremos este mundo y estos personajes que hacemos, y ellos sienten el mismo amor.

-ET: Yo estoy muy contenta y muy agradecida, porque los fans siempre están ahí y sin ellos no habría una segunda temporada... Somos el show con más respuesta en las redes sociales.

-AR: Sí, y es muy lindo recibir el apoyo de los fans, cuando sabemos que nuestros personajes surgieron de un libro y que nosotros teníamos la enorme responsabilidad de interpretarlos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.