Andy Kusnetzoff le contestó a Mario Pergolini y a los ex CQC

El conductor recordó viejas épocas, cuando le llevaba ideas a Pergolini y éste le pedía que lavara los autos
El conductor recordó viejas épocas, cuando le llevaba ideas a Pergolini y éste le pedía que lavara los autos Crédito: Prensa Telefe
(0)
29 de abril de 2019  • 17:40

El conductor aceptó la invitación de Jorge Rial y se animó al piso de Intrusos. Si bien pasaron por todos los temas, desde sus comienzos en el medio y su pelea con Mirtha Legrand hasta su paternidad, el eje de la entrevista fue la relación con sus ex compañeros de CQC y el vínculo con Mario Pergolini -que hoy a la noche tendrá un mano a mano con Rial por América-.

La sorpresiva polémica la desató Daniel Malnatti , cuando le preguntó al aire junto a Pergolini, por qué ellos -Mario y Andy- eran millonarios si el primero era un crack y el otro un conductor de radio. Automáticamente, todos los ex integrantes del ciclo fueron dando su punto de vista. Pero faltaba la palabra del conductor de Perros de la calle, que si bien hizo algunas referencias no se había explayado sobre el tema.

"Yo no me siento millonario, no estoy para llorar, me fue muy bien. Trabajo desde los 20 años y me siento privilegiado al lado de lo que está pasando en el país. Estoy muy conectado con la realidad y no me parece hablar de estos temas", arrancó Andy. Sobre los motivos que llevaron al periodista de TN a hacer semejante comentario, se mostró sin explicación: "No hablé con Malnatti, me sorprendió y me dolió. No sé si se excitó porque lo tenía a Mario adelante. El año pasado vino a la radio, nos tomamos un café, me contó sus temas. Se ve que tenía cosas guardadas y no las dijo nunca. Al principio pensé que se le había escapado, pero cuando corrieron los días y no me llamó me di cuenta que no".

Andy Kusnetzoff y Mario Pergolini en un cruce en la cancha de Boca en un superclasico de 2014
Andy Kusnetzoff y Mario Pergolini en un cruce en la cancha de Boca en un superclasico de 2014

Esta pelea destapó la rivalidad interna que había no solo con el conductor, sino también entre los panelistas y los movileros. "Yo te puedo hablar de mí. Mi relación con Mario empezó en La TV ataca. Empecé lavándole el auto al productor comercial. Un día lo llamé a Mario y le dije que quería ir a la radio, pero me contestó que ahí me iba a tener que ganar mi lugar. Hice de todo y pedí ir a CQC, me propuso ser productor y yo no quería. Me mataba por ganar su aprobación, aunque tenia la de Guebel que era su socio. En marzo empezó el programa, en agosto llegó la nota con Fidel Castro y ahí fluyó un poco más. Tres años después llegó Malnatti y Juan Di Natale antes salía a la calle a hacer notas pero después ya no. Con Daniel Tognetti yo me llevaba bien, aún hoy. Él hacia el inexperto, entrevistaba políticos con cara de nada y lo hacia buenísimo. Mario, Eduardo de la Puente y Juan eran como un grupito, se llevaban bien ellos tres y el resto eramos los movileros", recordó.

Otro que se sumó en la contienda fue Darian "Rulo" Schijman , uno de los noteros de la última etapa de CQC, entre 2012 y 2013, quien se encolumnó en las filas de Pergolini, y reveló la desilusión que sufrió cuando lo conoció a Andy. "No tengo ni un solo problema con Rulo porque no lo conozco, lo vi una sola vez y le dije algo de Cayetano que es mi amigo. Él salía con Silvina Escudero y Rulo fue a gastarlo porque estaba con una mujer así. Yo le dije para mí esa no es la esencia de CQC, al contrario, era para remarcarle un cómo lo hiciste para levantártela, vos que sos uno de los nuestros", comentó el conductor.

Su relación con Pergolini

"Me ch... un huevo lo que diga Pergolini. Viste cuando decís '¿por qué me pegan?' Dejé mucho de mis mejores años para CQC. Qué desagradecido, chabón, te di lo mejor. Dejá crecer a los demás, qué te importa, qué te preocupa tanto. Después me lo encuentro en la puerta de la radio y todo bien, es medio falso. Dice que me lo dice de frente pero jamás me dijo algo de frente", dijo Andy apenas se desató el conflicto.

Sobre aquellos años, recordó: "Era una pelea conmigo mismo por lograr siempre algo más. Me mataba, no me iba hasta lograr la nota, me quedaba horas. A Mario al principio no le cerraba que esté en las notas y luego le gustó. Yo cerré bien mi relación con él cuando me fui en 1999. De hecho lo invité a PH Podemos hablar por mensaje , le dije dejá de ir solo a lo de Majul y de Rial, te di los mejores años de mi vida. Me contestó que no quiere ir a compartir con otra gente pero el formato es así, todos valemos lo mismo. Hoy que lo entrevistás Jorge, decile hoy si quiere venir con vos", le disparó al Intruso.

¿Qué preguntas le harías?, quiso saber Rial. Kusnetzoff no lo dudó: "Yo estoy en un buen momento con Mario, no la quiero cagar pero le hablaría sobre los finales, cómo se siente él con los finales. Se fue de CQC, largó la chaqueta y nunca más vio a nadie. Algo debe tener con eso, no puede terminar bien, decir laburamos un montón de tiempo juntos, chau".

También se refirió a los motivos de su partida del ciclo cuando estaba en un gran momento: "Viéndolo hoy, fue un acto de valentía, de ir por algo desconocido, es difícil irte de un lugar donde estás cómodo, donde estás ganado. Hice varios programas olvidables como Escalera a la fama, que si bien fue Shakira, fue nada. Pero es que estando adentro de ese traje me sentía un banana y quería saber qué mas podía hacer".

La relación entre ambos conductores fue de muchas ideas y vueltas. En febrero de 2002, se volvieron a reencontrar, Mario quería que Andy volviera a ponerse el traje: "Fuimos a almorzar al restaurante de Christophe Krywonis. Lo recuerdo perfecto porque fue el primer programa de Perros de la calle, cuando todavía lo hacía en AM. Me dio un consejo que fue muy bueno: no te llenes de columnistas, la gente quiere saber qué opinás vos. Le avisé que iba a pasarme a la FM y me dijo que me iba a hacer mierda, y cumplió. Creo que no le jodió que no acepte volver al programa pero sí lo de la radio, porque ese era su lugar".

Y desde ese entonces, Pergolini le declaró la guerra. "Nunca le contesté porque no me siento cómodo en la pelea. Al principio me dolió pero luego ya no y lo dejé que hable solo. Cuando cumplí 40 y tuve ganas de contestarle. Le escribí una carta y le dije todo lo que sentía. Yo llegué como productor y él ya era Mario. Era mi referente, más allá que te duela que te pegue ahora no sería justo negarlo. Creo es parte de su personalidad, siento que tenia días, a veces me presentaba muy bien y otros, no. Pero sentí que me respetó mientras trabajamos juntos. Al principio me mandaba a lavar los autos, yo llevaba ideas y me las rebotaban pero yo compito conmigo mismo, no con él. Lo terminé viendo en terapia. Me parece que él tiene que estar orgulloso de lo que fue el programa y en qué terminó cada uno", se sinceró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.