Quique Sacco, de vacaciones en la Patagonia