Caso Watts: la siniestra historia del asesino que llegó a la pantalla de Netflix

En 2018, Chris Watts denunció la desaparición de su esposa y sus dos hijas, pero luego se supo que él las había asesinado y fue condenado. Ahora, un documental reconstruye la brutalidad de su crimen
En 2018, Chris Watts denunció la desaparición de su esposa y sus dos hijas, pero luego se supo que él las había asesinado y fue condenado. Ahora, un documental reconstruye la brutalidad de su crimen Crédito: Netflix
(0)
3 de noviembre de 2020  • 08:58

Una familia sonriente en las fotos. Un desenlace trágico. Un asesino impensado. El 13 de agosto de 2018, Shanann Watts y sus dos hijas Bella y Celeste, de 4 y 3 años respectivamente, desaparecieron de su casa de la localidad de Frederick, al norte de Denver, en el estado de Colorado. Poco tiempo después, el marido de Shanann y padre de las dos niñas, Christopher Watts, confesó que las había asesinado.

El caso, que conmocionó a los Estados Unidos, llegó en octubre a la pantalla de Netflix con el documental El Caso Watts: el padre homicida. Allí, la documentalista Jenny Popplewell reconstruye las circunstancias que rodearon al crimen, dando como resultado un atrapante thriller donde la verdad sobre el siniestro asesinato se va revelando de a poco.

El caso Watts: el padre homicida.- Fuente: Netflix

02:05
Video

Fue el propio Chris Watts el que reportó la desaparición de su esposa de 34 años, que además estaba embarazada, y de sus dos hijas aquel 13 de agosto. Incluso, se mostraba compungido y angustiado en los programas televisivos y en la interacción con los familiares de Shanann.

Poco tiempo después, luego de investigar en profundidad el caso, la policía de Denver detuvo a Watts, considerándolo el principal sospechoso. El hombre terminó confesando el asesinato de su pareja, pero señaló que lo hizo porque la había encontrado estrangulando a una de sus hijas. Una mentira que no tardó en caer por su inconsistencia.

Las fotos familiares parecen mostrar una familia -y un matrimonio- feliz. Nadie hubiera sospechado de lo que era capaz el luego llamado "monstruo de Denver"
Las fotos familiares parecen mostrar una familia -y un matrimonio- feliz. Nadie hubiera sospechado de lo que era capaz el luego llamado "monstruo de Denver" Crédito: Netflix

Pronto se encontraron los cadáveres de las tres víctimas en un descampado cercano a un campo petrolero donde trabajaba Chris. Su esposa estaba enterrada en un foso y las dos niñas dentro de dos tanques de aceite.

Los detalles del crimen

Según la reconstrucción del crimen que se realizó entonces, el hombre primero estranguló a su esposa, y luego hizo lo mismo con Bella y Celeste. Más tarde, las envolvió en sábanas, las subió a su auto y las llevó al lugar donde pretendía mantenerlas ocultas para siempre.

No es casual que el triple femicida fuera bautizado por la opinión pública, una vez descubiertos sus horrorosos delitos, como "el monstruo de Denver".

El juicio a Chris Watts se realizó en noviembre del mismo año. Allí, el fiscal presentó la hipótesis de que el crimen se habría desencadenado porque el hombre, casado desde el año 2012, habría conocido a una mujer más joven con la que tenía un romance y con quién pretendía iniciar "una nueva vida".

La mujer, que salía con Watts desde julio, explicó al FBI que él no llevaba un anillo y que le había dicho que era divorciado. Según informaba entonces Univisión, en cuanto supo de la desaparición de su esposa y de sus hijas acudió a las autoridades para aportar información que pudiera ayudar.

Watts fue condenado a tres cadenas perpetuas, más 48 años por interrupción de un embarazo y 36 años por manipulación de cadáveres
Watts fue condenado a tres cadenas perpetuas, más 48 años por interrupción de un embarazo y 36 años por manipulación de cadáveres Fuente: Archivo

Finalmente, Watts fue condenado a triple prisión perpetua por sus crímenes. Además, la pena contempló 48 años por haber interrumpido un embarazo y 36 años por la manipulación de los tres cadáveres.

El juez de la causa confesó que había sido el caso "más vil" que le había tocado presenciar en sus 17 años de carrera, y que no había condena que pudiera castigar lo que el homicida había hecho. Sin embargo, aceptó la decisión de la familia de la víctima de no dictaminar la pena de muerte.

"No sé quién te dio el derecho de quitarle la vida a mi hija y a mis nietos, pero yo sé que no tengo el derecho a quitarte tu vida, eso es entre vos y Dios", le dijo la madre de Shanann a su yerno, en un testimonio cargado de entereza que estremeció a la corte.

El caso Watts: el padre homicida (American Murder: The Family Next Door), el documental que narra la vida de la familia Watts desde que Shanann y Chris se conocieron hasta que él acepta su culpa, está disponible desde este mes en Netflix.

El documental utiliza, entre otras cosas, viejas filmaciones sin editar de Shanann en diferentes momentos familiares, donde se ve su relación -aparentemente perfecta- con su marido, revisa las entrevistas del homicida con la policía y revela conversaciones de la esposa de Chris con su mejor amiga, donde le cuenta que el matrimonio se estaba desintegrando.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.