Premios Emmy 2019: Game of Thrones es la serie más nominada

Emilia Clarke en una de las escenas del último episodio de Game of Thrones el programa más nominado en la historia de los Emmy
Emilia Clarke en una de las escenas del último episodio de Game of Thrones el programa más nominado en la historia de los Emmy Fuente: Archivo - Crédito: HBO
Natalia Trzenko
(0)
16 de julio de 2019  • 13:55

Decepción, desilusión y hasta enojo. La octava y última temporada de Game of Thrones despertó sentimientos bastante más negativos de sus seguidores de lo que se esperaba antes del estreno de sus últimos seis episodios. Claro que más allá de las encendidas críticas, los análisis y los muchos ensayos que inspiró la despedida del ciclo de HBO , lo cierto es que a Game of Thrones le esperaba otra conclusión mucho más positiva y dorada. Luego del anuncio de la Academia de Artes y Ciencias Televisivas en Los Ángeles, la serie basada en los libros de George R.R.Martin recibió 32 candidaturas y se convirtió en el programa que recibió más nominaciones en un año en la historia de los premios Emmy , cuya ceremonia de entrega se realizará el domingo 22 de septiembre.

El ciclo de fantasía creado por David Benioff y D.B. Weiss se aseguró un lugar de privilegio en las categorías principales, como mejor drama y las dedicadas a las interpretaciones, además de ayudar a HBO, junto a las 19 que consiguió la miniserie Chernobyl , a recuperar el liderazgo de mayor número de nominaciones que en 2018 le había arrebatado Netflix . En la gran batalla por el trono de la TV, este año la señal de cable premium sumó un total de 137 candidaturas -otro récord para HBO- mientras que el gigante del streaming quedó en segundo lugar con 117.

En el caso de Game of Thrones esta vez la estrategia de dividir entre protagonistas y actores de reparto a su extenso elenco funcionó de maravillas. Así, Emilia Clarke y Kit Harington entraron en las categorías de mejor actriz y actor principal en un drama mientras que Alfie Allen, Nikolaj Coster-Waldau , Peter Dinklage , Gwendoline Christie , Lena Headey , Sophie Turner y Maisie Williams competirán las los rubros de intérpretes de reparto.

La sorpresa más deseada

A esta altura del año, parece un poco prematuro decir que Fleabag es la mejor comedia de 2019. Y sin embargo, resulta difícil imaginar que alguna otra serie pueda alcanzar la altura de la creación de Phoebe Waller-Bridge, la nueva "reina Midas" de la pantalla. Por eso, las once nominaciones que recibió la segunda temporada de la serie británica que aquí está disponible por Amazon Prime Video son una de las sorpresas más agradables y justificadas de los Emmy de los últimos años. Especialmente porque sus votantes -la Academia está integrada por más de 5000 profesionales del medio- suelen inclinarse por la tradición y los ciclos más establecidos.

El triunfo de Fleabag -cuya primera temporada no recibió ninguna mención- llega en el momento indicado: además de ocupar un lugar en la codiciada categoría comedia, fue reconocida por las actuaciones de Waller-Bridge (también nominada como guionista), Sian Clifford, Olivia Colman, Fiona Shaw y Kristin Scott Thomas. Y aunque la competencia no será sencilla (ahí están Muñeca rusa, Veep y Barry), el triunfo pareciera estar de su lado.

Popularidad vs. calidad

Tanto se habla de la era dorada de las series, de la ficción televisiva como el producto de consumo más elevado de la época que a veces se olvida que el impacto de un programa tiene tanto que ver con sus valores narrativos como con su popularidad y que, a la hora de los premios, no siempre ambos están presentes. En esta edición de los Emmy, la distinción está más clara que nunca. Los decepcionantes últimos episodios de Game of Thrones lo convirtieron en el ciclo más nominado y la desigual segunda temporada de The Marvelous Mrs. Maisel -también de Amazon- la sigue en cantidad de menciones, con 20.

El premio de la gente

La más reciente obsesión de los fanáticos de las series es Chernobyl. La ficción, que reconstruye la tragedia nuclear ocurrida en 1986 en la entonces Unión Soviética, se transformó en el éxito inesperado del primer semestre. Un ciclo que, gracias a su cuidada reconstrucción de época, ocupó mucho más espacio en la agenda pública global que el resto de las miniseries en su categoría: Escape at Dannemora, Fosse/Verdon (de inminente estreno en Fox Premium), Sharp Objects y la notable Así nos ven (Netflix).

Ausentes con aviso

Aun con las nuevas reglas aplicadas a los Emmy, que permiten que más cantidad de candidatos accedan a las nominaciones, es inevitable que algunos de los mejores exponentes de la TV queden afuera de la contienda. Este año algunas de las ausencias más resonantes son las de Gentleman Jack, la comedia de modales feminista que estrenó HBO -de la que ya confirmó una segunda temporada- y el drama Homecoming, protagonizado por Julia Roberts, cuyo estrellato no alcanzó para llamar la atención de los votantes. Lo mismo le sucedió a Kristen Bell, que no entró en la categoría de mejor actriz de comedia a pesar de que su serie, The Good Place, después de dos temporadas, finalmente consiguió un lugar entre las mejores comedias con la tercera.

Ilustres desconocidos

Gracias a la expansión global de las plataformas de streaming y la cada vez más extendida costumbre de los canales tradicionales de estrenar sus programas en todo el mundo al mismo tiempo, cada vez es más difícil que un ciclo nominado al Emmy quede fuera del radar de los espectadores. Tal vez, la inspirada Schitt's Creek sea el último secreto mejor guardado de la TV. Nominada como mejor comedia, la serie canadiense que en los Estados Unidos emite la señal Pop TV -la misma que acaba de salvar de la cancelación a One Day at a Time-, empezó como un modesto proyecto que el guionista y actor Dan Levy creó para su padre Eugene, el célebre comediante de la troupe de Christopher Guest, y uno de los actores más reconocibles de la saga American Pie.

Inteligente y sensible, la serie se transformó en un éxito de culto en parte gracias a la presencia de padre e hijo y la excepcional Catherine O'Hara (Beetlejuice). Más allá de que se queden con alguna estatuilla (Levy y O'Hara compiten en los rubros de mejor actor y actriz de comedia), la difusión que los Emmy otorgan es la mejor noticia para Schitt's Creek y sus fieles seguidores.

Estrellas multimedia

Lejos de las categorías principales, en esos rubros que no se anuncian por TV, suelen aparecer nombres tan famosos que en otras entregas de premios se sientan en la primera fila. En esta edición de los Emmy, la nominada más rutilante es Beyoncé. La cantante competirá en la categoría de mejor dirección para un especial de variedades por su trabajo en Homecoming, el concierto/documental que realizó para Netflix, un rubro en el que ya había sido nominada por Lemonade. Otro que atravesó pantallas y premios es Ben Stiller. El protagonista de Zoolander comenzó su carrera en la TV y a ella regresó para dirigir la miniserie Escape At Dannemora, inédita en la Argentina, por la que fue nominado.

Finalmente, Hugh Grant -quien contó en varias oportunidades que solía escaparles a las ofertas televisivas por puro esnobismo- consiguió la nominación como mejor actor de miniserie, la única que logró la divertida A Very English Scandal, dirigida por Stephen Frears, otro reconocido nombre que la época dorada de la pantalla chica logró atraer desde el mundo del cine.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.