Game of Thrones se despidió con una fiesta en La Boca

Después de 73 episodios a lo largo de ocho temporadas, terminó el juego de tronos
Después de 73 episodios a lo largo de ocho temporadas, terminó el juego de tronos Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Tomás Balmaceda
(0)
20 de mayo de 2019  • 01:02

Luego de 73 episodios a lo largo de ocho temporadas, el juego de tronos finalizó y Game of Thrones dijo adiós con un episodio que intentó cerrar todas las puntas que abrió a lo largo de los años y que no dejó conformes a todos. En el barrio de La Boca HBO organizó una jornada de celebración a lo largo de todo el domingo que culminó con la proyección del episodio para cerca de dos mil personas, quienes no pudieron evitar tener sentimientos encontrados con la forma en la que los showrunners imaginaron el fin de la saga de libros de George RR Martin .

"¡Al final esto fue como Romeo y Julieta! ¡Nadie terminó feliz después de dar tantas vueltas!", se quejó con amargura una de las fanáticas que se acercó hasta la #GoTFest, un festival que buscó reproducir algunas de las escenas icónicas de la popular seri e. En tiempos de Instagram y redes sociales, se montaron en un amplio predio diferentes escenarios listos para tomarse fotos y compartirlas: desde los tronos de hierro y roca hasta el muro de rostros, pasando por sectores de maquillajes para simular lesiones de batalla, los restos del veneno de Cersei o la enfermedad greyscale.

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

A lo largo de toda la jornada los fanáticos e invitados podían disfrutar de conciertos de una orquesta que entonaba las principales canciones de la banda de sonido, disfrutar de escenas claves en un cine 4D con butacas con movimiento y hasta ser parte del ejército de los muertos, en un salón especialmente acondicionado con bajas temperaturas.

"Game of Thrones no tiene espectadores, tiene fanáticos. Y para ustedes organizamos esta fiesta por la finalización de una serie que marcará la historia en la televisión mundial", aseguró Gonzalo Stemberg, director de relaciones con los afiliados de HBO, en un breve discurso minutos antes de que sean las 22. Para ese entonces, todas las personas presentes se habían ubicado en las salas especialmente montadas para la transmisión del episodio final.

El Wall of Faces con el rostro de los fanáticos
El Wall of Faces con el rostro de los fanáticos Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Sentados en gradas como si fuera un estadio, la despedida fue vista como un partido de fútbol. Se aplaudió a rabiar el comienzo de los créditos y la reaparición de Ghost, mientras que nadie pudo evitar sorprenderse con la primera imagen de Daenerys, vestida de negro y escoltada por su dragón tras la victoria en King's Landing.

Los más celebrados a lo largo del episodio fueron Tyrion y Ayra, sin dudas dos de los personajes favoritos del extenso elenco de la serie de HBO, muchos de los cuales tuvieron su momento de cierre y despedida, aunque no fue la que todos esperaban.

De hecho el cierre no tuvo una ovación ni fue aplaudido, sino que a partir de la muerte de Daenerys en manos de Jon Snow y la destrucción del Trono de Hierro por parte de Drogon, la incomodidad con la manera en que concluyó todo fue en aumento. "No llegó a sentarse en el trono, sólo lo acarició", se escuchó decir a uno de los asistentes ni bien la daga del supuesto hijo bastardo de Ned Stark atravesó a su amada.

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

"¡No le hicieron justicia a Sir Davos!", dijo otro al salir, mientras que varios se quejaban de la "reunión de consorcio" con la que quisieron resolver quién sería el nuevo rey. Mientras desalojaba la sala, otros fanáticos comentaban sus interpretaciones y primeras impresiones, como que Drogon había entendido que quien había matado a su madre no había sido Snow sino la ambición y que por eso destruye el trono o que "Bran el roto" había planeado todo para quedarse con el trono.

Sin dudas, la temporada final de Game of Thrones no dejó a ningún espectador indiferente y las polémicas y discusiones seguirán por varias semanas. Pero anoche, cuando se iban retirando de La Boca varios fanáticos con trajes de sus personajes favoritos y "white walkers" hacían fila para esperar un colectivo de la línea 29 que los dejara en sus casas, quedó claro que no fue una serie cualquiera y que dejó su marca en muchísimos espectadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.