Entre la nostalgia y el enojo, Baby Etchecopar se despidió de Radio 10

Este viernes, Baby Etchecopar se despidió de Radio 10
Este viernes, Baby Etchecopar se despidió de Radio 10 Crédito: Instagram
Pablo Montagna
(0)
24 de abril de 2020  • 14:07

En pleno rearmado de su grilla, Radio 10 le había propuesto a Baby Etchecopar dejar la franja de 9 a 12 y trasladar su ciclo a última hora de la tarde. Sin embargo, el conductor de El ángel no aceptó el ofrecimiento y este viernes, luego de 20 años de formar parte de su staff, concluyó su vínculo con la emisora con un duro editorial y una canción de La Renga como estandarte.

Más allá de que no hacían un "pase" en lo cotidiano, Gustavo Sylvestre, conductor del programa que antecedía al de Etchecopar, destacó sobre el final de su ciclo Mañana Sylvestre que le hacía llegar un saludo a su colega y destacó la buena onda y respeto que tuvieron estos años, más allá de las diferencias. Baby, en tanto, agradeció la gentileza y aseguró que al periodista de C5N y a él los une la misma madre: la democracia.

"Es mi último programa en esta radio. Quiero agradecer a los compañeros como Sylvestre. Con el 'Gato' siempre cruzamos chismes, risas, chistes y charlas, y fue la mejor demostración que entre los K, peronistas y radicales hay una amistad y todos peleamos por eso. Gracias, 'Gatito' por tus palabras, nos volveremos a cruzar en algún momento de la vida", dijo Etchecopar.

"Hoy me regalo este día para mí, para recodar cómo fue mi vida en esta radio. Fueron 20 años de charlas, peleas y consejos; me enseñaron y yo aprendí", continuó en su editorial. "En 1999, Jorge 'Corcho' Rodríguez, amigo mío y excelente persona, me dice 'voy a ver si hablo con Daniel Hadad, a ver si hay laburo en Radio 10'. Yo había hecho uno de mis últimos programas de América y lo había invitado a Hadad, que para mí es el tipo más importante, lucido y coherente de los que tengo en la vida".

"Ahí se estaba armando la radio. El Negro Oro medía 50 puntos, y Hadad me dijo que le quedaban dos horas el sábado a la noche; era como una suplencia y me la ofreció. En realidad le quedaban cuatro, pero me quería dar dos por 1.800 mangos y yo le dije 'por esta plata, te hago las cuatro horas'. Daniel creía que no iba a poder, pero le pedí que me dejara probar, y él confió", señaló. " Al mes me sonó el teléfono y me dicen que habían llegado los números del rating. 'Hiciste 46 puntos', me dijeron. José Luis Rodríguez Pagano me llamó estuvo en mis peores momentos, y me dijo 'te vamos a renovar el contrato por un año'. Imagínense lo que era eso para mí. José y Daniel me firmaron un año. Todo los días morfi, zapatillas... Sé lo que es el hambre".

Etchecopar recordó cómo se programa se convirtió en un fenómeno que lograba juntar a "500 personas en la puerta" de la emisora. "Hice 9 años los sábados a la noche. Yo ganaba 6 mil mangos, y ustedes me seguían, taxistas colectiveros, las viejas me puteaban e igual me seguían. Me podían putear. Nunca fuimos ni nos hicimos ricos. Daniel nos enseñó lo que era el amor por el periodismo y el micrófono, el respeto por la gente, juntarnos a fin de año, reírnos todo el día. Hadad nos enseñó que éramos todos iguales", apuntó.

"Cuando llegaron ellos, Cristina y Néstor Kirchner, empezaron a quedarse con los medios, llegaron los aprietes, la extorsión para quedarse con los medios. Creían que con la mentira serían próceres", indicó. "Un día, recibimos la triste noticia que Daniel ya no era el dueño de Radio 10, porque a la emisora la habían comprado los dueños del casino, Cristóbal Lopez y Fabián De Sousa. Me ofrecieron seguir en la radio, y acepté encantando sin importarme que era del kichnerismo. Un día me dicen 'está Cristóbal López y quiere conocerte'. Yo pensaba que era un cuco de los medios, fui arremangado y Cristóbal estaba haciendo asado; descubrí a un tipazo que hasta hoy me cae bien. De todos modos, siempre me preguntaba cuando me iban a echar, porque Baby no tenía nada que ver con la línea editorial de la emisora".

Según el periodista, todo cambió con la llegada de Paco Mármol a la radio. "Echaron a Eduardo Feinmann y pusieron a [Leonardo] Greco, un payaso ridículo que destrozó la radio, un alcahuete. Y ahí aparece el bravo zorro, [Roberto] Navarro, un patotero y agresor", dijo al recordar a dos de las personas con las que se enfrentó en lo público y lo privado.

En los últimos minutos de El ángel, Etchecopar volvió a agradecer a cada uno de los trabajadores de la emisora, a sus compañeros de equipo y, sobre todo, a su histórica locutora, Belen Castellino. Luego, puso al aire el monólogo de Jose Sacristán en Solos en la madrugada y, finalmente, tras el bloque final del envío puso a sonar "El Revelde", el tema de La Renga que eligió como estandarte.

Solos en la madrugada

07:37
Video

El futuro de Baby

Etchecopar, con un pie en Radio Rivadavia
Etchecopar, con un pie en Radio Rivadavia Crédito: Radio 10

A partir de su salida de Radio 10, Etchecopar empezaría a conversar firmemente con Alpha Media, el grupo que mostró interés en sumarlo a sus filas. Todo hace suponer que muy pronto, si las negociaciones llegan a buen puerto, desembarcará en los mediodías de Radio Rivadavia, entre las 12 y las 14, en el espacio en que Fernando Niembro conducía La Oral Deportiva.

Baby hizo mención a ese "rumor", pero aseguro que si bien la oferta llegó, aun no firmo ningún acuerdo ya que prefería hacer las cosas "de manera prolija": dejar primero Radio 10 y a partir de ahí pensar cómo y dónde seguir.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.