Karina "La Princesita" habló sobre su emoción en el Súper Bailando: "Me gustó animarme a hacer una coreo como si fuera Madonna"

La cantante habló de sus inseguridades y de los recuerdos que la llevaron a romper en llanto anoche, en ShowMatch
La cantante habló de sus inseguridades y de los recuerdos que la llevaron a romper en llanto anoche, en ShowMatch Crédito: Captura de TV
(0)
17 de julio de 2019  • 12:56

"Tenía un mal día. No habían salido ciertas cosas técnicas en el ensayo", contó Karina "La Princesita" sobre la emoción que sintió anoche, después de bailar en la pista de ShowMatch .

"Era la primera coreografía en la que sentía tanta presión. Me costaron los pasos y subirme arriba del escritorio", agregó en Los ángeles de la mañana sobre su sensual interpretación al son de "Love In An Elevator", de Aerosmith, en la ronda de clásicos de los 80 y los 90.

" Sufrí mucho bullying en la adolescencia. Arrastro una historia y no me victimizo, pero me costó aprender a defenderme en un ambiente machista. Me gustó animarme a hacer una coreografía como si fuera Madonna", aseguró en relación a cómo se ve como mujer, y la inspiradora devolución que recibió de Florencia Peña. "Sé que no soy modelo, pero me veo mal en algunas pantallas", señaló sobre los "complejos" que suele tener con mostrar su cuerpo.

" Padecí mucho a los medios durante mi última relación. Me 'pegaban' y yo no quería hablar porque estaba enojada", dijo sobre su noviazgo con el futbolista Sergio "Kun" Agüero. "Muchas veces me echo la culpa por haber fracasado en mis relaciones. Pero uno tiene que hacerse responsable de lo que permití", aseguró, haciendo también a alusión a la pareja que supo conformar con El Polaco, el padre de su hija Sol, de 11 años.

Sobre Pablo Rovito, el abogado con le que se la vio últimamente, confió que no es su novio aunque tampoco está sola, al tiempo que aseguró que ahora sólo piensa en crecer artísticamente y que por eso además de participar del 'Bailando' y hacer giras con sus shows, estudia piano, batería e inglés.

Finalmente, aclaró el entredicho que dicen que tuvo con la producción por un camarín. "Ayer no se entendió lo que quise decir de Pedro Alfonso. Me expresé mal. El problema no fue con él. Ese día le había mandado un audio a los productores preguntando dónde podía cambiarme porque iba a grabar un clip. Ellos no me contestaron porque estaban muy ocupados. Entonces llegué, me metí en uno que encontré desocupado y le dijeron a mi peinador que se fuera porque era el camarín de un famoso", contó. "Pero no me quejé, ni hice lío. Tengo un audio que mandé diciendo de muy buena manera que no hay problema, que me podía cambiar en un baño. Entiendo que son rotativos", expresó, sin ánimos de confrontar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.