Hit box, la disciplina que no para de sumar adeptos

Permite quemar calorías rápido de una forma entretenida
Permite quemar calorías rápido de una forma entretenida Fuente: LA NACION
Alejandro Rapetti
(0)
23 de febrero de 2019  

Su nombre deriva de la combinación de HIIT (high intensity interval training o entrenamiento en intervalos de alta intensidad) y box, y según aseguran sus entrenadores es una de las formas más efectivas que existen para mejorar la resistencia, quemar grasa y calorías durante y después del entrenamiento, liberar toxinas, fortalecer los grupos musculares, aumentar la resistencia, liberar estrés, fortalecer el corazón, liberar endorfinas, mejorar el sueño...

El hit box desembarcó en la Argentina en 2016 a través de la firma Brooklyn, y desde entonces su crecimiento fue exponencial y las proyecciones parecen ser aún mayores entre las firmas destacadas como Brooklyn y 9rounds, Hiitbox y Smart Boxing, en su mayoría con proyectos de abrir nuevas sedes en el corto plazo. ¿Cuál es su secreto? Combina intervalos de moderada o baja intensidad con intervalos de alta para llevar la frecuencia cardíaca al máximo y luego volver a bajarla.

"Es un entrenamiento mucho más eficaz que el cardio normal, ya que en muy poco tiempo se puede quemar más tejido adiposo. Está comprobado que a la hora de acelerar el metabolismo es muy útil trabajar a intervalos", explica Claudio Faerverger, al frente de 9Round, una cadena global de esta especialidad que desembarcó recientemente en la Argentina. "Es un circuito de entrenamiento de 30 minutos en el que trabajamos el cuerpo entero y mejora su capacidad para oxidar tanto la glucosa como la grasa", así sintetiza Faerverger las características de esta disciplina, que se practica en Soler 5517 (Palermo) y pronto en otros cinco nuevos locales propios y franquiciados.

En el caso de Brooklyn Fitboxing, ofrece un sistema de entrenamiento de 47 minutos de alta intensidad que combina técnicas de boxeo, kickboxing y muay thai con entrenamiento funcional al ritmo de la música y con un soporte tecnológico denominado Play Brooklyn, que mide la sincronización y la potencia con la que se golpea el saco a través de sensores. La firma nació en España en 2014 y llegó a nuestro país de la mano de Jorge Díaz Valdez y Sergio "Maravilla" Martínez en 2016, cuando abrió su primer centro en Guatemala 4799 (Palermo), a los que luego se sumaron las sedes de Austria 2401 (Barrio Norte), Esmeralda 464 (Microcentro) y Vuelta de Obligado 2789 (Belgrano).

En Brooklyn, las sesiones de entrenamiento se inician con 10 minutos de entrada en calor, a los que suceden ocho rounds de dos minutos para pegar a la bolsa con combinaciones de golpes, separados por intervalos de dos minutos de bodyweights y entrenamiento funcional. La rutina finaliza con una vuelta a la calma de cinco minutos. "Brooklyn es un entrenamiento que mejora mucho la condición física y agiliza la mente y la concentración. Podés quemar mil calorías por sesión y en las 48 horas posteriores el metabolismo sigue trabajando por ser un entrenamiento tipo HIIT. Asimismo, a diferencia de otras disciplinas, los riesgos de lesiones son bajos", sigue Valdez.

Pero a la rutina se suman las competencias. "Realizamos la competencia local, que consiste en una competición por equipos de cuatro fitboxers que compiten en función del porcentaje de workout que obtienen por los sensores y también son evaluados por la técnica en que ejecutan los golpes", explica Jorge Díaz Valdez, CEO de la firma en nuestro país, que en abril de este año tiene prevista la apertura de un centro en Paraná 1026 (Recoleta) y proyecta inaugurar ocho más en el transcurso de este mismo año.

En el caso de Smart Boxing, espacio que acaba de abrir recientemente en Nordelta, cada rutina está dividida en diferentes partes: una entrada en calor con ejercicios de movilidad general, un video instructivo con las técnicas básicas de box, kickboxing y muay thai, a los que se suman trabajos específicos en las bolsas profesionales, entrenamiento funcional de alta intensidad y, por último, la vuelta a la calma, con minutos de relajación y stretching.

"En los bloques de boxeo no hay contacto ni lucha entre cuerpos, sino que los alumnos se enfrentan a sacos de 1,80 metros para tonificar el tren superior e inferior, con golpes de brazos y piernas. Las clases están guiadas por profesores altamente capacitados y videos que guían cada movimiento, para que los practicantes no se pierdan y puedan realizarlos sin dificultad alguna", aclara Mariano Celis, director de la firma ubicada en la Calle del Caminante 30, edificio puerta norte II, oficina 518 (Nordelta), que también proyecta la apertura de otras tres sedes en el corto plazo.

En 9Round, las clases duran 30 minutos y están divididas en nueve rounds de tres minutos de duración, con un ejercicio transitorio de 30 segundos entre uno y otro. "Los rounds 1 y 2 incorporan cuerdas de salto, mancuernas, kettlebells, bolas de medicina y escaleras de cuerda entre otros elementos para desarrollar fuerza, coordinación y acondicionamiento. Del round 3 al 8 se incorporan todos los diferentes tipos de bolsas de boxeo y kickboxing, incluidas las bolsas pesadas de 100 libras, la bolsa de ruina, la bolsa del gancho y la bolsa del extremo doble. Por fin, el round 9 está dedicado al núcleo, utilizando una variedad de equipos como la bola de medicina o kettlebell", detalla Faerverger. Y añade: "Es un gimnasio especializado para personas que desean un entrenamiento divertido y que garantice resultados. Ofrece un programa de ejercicios temáticos de kickboxing que incorpora un régimen funcional, de intervalo, cardiovascular y de entrenamiento en circuito".

En cualquier caso, siempre y cuando se cumplimenten los controles médicos requeridos antes de comenzar, los entrenadores coinciden en que se trata de una actividad apta para todo público. "Es un entrenamiento para todos, muy divertido, que libera estrés y que siempre permite superar los propios límites", concluye Jorge Díaz Valdez, de Brooklyn.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.