Otro fuerte respaldo de EE.UU. a Macri antes de las primarias

Ross, ayer, en la entrevista con LA NACION
Ross, ayer, en la entrevista con LA NACION Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
En una entrevista con LA NACION, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, apoyó las políticas del Presidente y mostró su deseo de que "prevalezcan"; se sumó así al aval del secretario de Estado
Julieta Nassau
(0)
3 de agosto de 2019  

Fue una visita exprés, que incluyó reuniones con funcionarios, empresarios y el Presidente, y con un objetivo claro: enviar un contundente respaldo del gobierno de Estados Unidos a la gestión de Mauricio Macri en el tramo previo a las PASO, los comicios primarios que marcarán el comienzo de un calendario electoral de resultado aún incierto y que mantiene atenta a la Casa Blanca.

En sus 24 horas en la Argentina, el secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross, se reunió con empresarios de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham), con ministros y con Macri. "Fue como un reencuentro de amigos", dijo el funcionario de la administración de Donald Trump, que conoce al mandatario de la época en que ambos eran empresarios.

"Mientras continúen las políticas del Presidente, creo que los inversores van a ganar confianza", dijo Ross en una entrevista exclusiva con LA NACION en el Palacio Bosch, al tiempo que deseó que esas políticas "prevalezcan" tras las elecciones de octubre. El viaje de Ross reforzó el apoyo del gobierno de Trump a Macri solo dos semanas después de que estuviera en Buenos Aires el secretario de Estado, Mike Pompeo. Dos visitas de funcionarios claves de su gobierno menos de un mes antes de las primarias.

-¿Están a la espera del resultado electoral para avanzar con eventuales acuerdos con el país?

-Las empresas estarán más cautas hasta ver el resultado de las elecciones. Me junté con la gente de la AmCham y ellos, como nosotros, apoyan mucho las políticas del Presidente. Así que mientras continúen esas políticas creo que los inversores van a ganar confianza. También creo que el mundo exterior no se dio cuenta todavía del buen trabajo que ha hecho el Presidente cumpliendo los objetivos del FMI. Me parece a mí que está un poco superándolos: lograr un déficit primario del 1% y hacerlo en un contexto de una política fiscal y monetaria tan estricta... Es una tarea muy difícil. Creo que lo manejaron muy bien.

Creo que el mundo exterior no se dio cuenta todavía del buen trabajo que ha hecho el Presidente cumpliendo los objetivos del FMI. Me parece a mí que está un poco superándolos.

-Si Alberto Fernández y Cristina Kirchner ganaran las elecciones, ¿los encontrarían como socios confiables?

-Para nosotros son importantes las políticas estables y procapitalismo. Creemos que es lo que la Argentina está haciendo ahora. Esperamos que sean las políticas que prevalezcan. Venezuela probó que ir en la dirección contraria para un país que produce petróleo no es una idea sensata.

-¿Cuáles son las principales oportunidades de inversión y comercio para Estados Unidos en la Argentina?

-Un sector muy importante es el del gas y el petróleo. Es donde Estados Unidos tiene un gran liderazgo, como con el gas natural licuado. Creo que hay un matrimonio lógico entre los recursos naturales de la Argentina y las habilidades y capitales que tenemos nosotros.

En su paso por Buenos Aires, Ross desayunó con el ministro Sica
En su paso por Buenos Aires, Ross desayunó con el ministro Sica Crédito: Min. Producción

-¿Hubo avances en las negociaciones por el ingreso del biodiésel argentino al mercado de Estados Unidos?

-Es una decisión pendiente. La preliminar ya está -redujimos un poco los aranceles, ya que eliminamos una de las dos categorías- y la decisión final será el 15 de septiembre. Esperamos que eventualmente eso se resuelva con las negociaciones.

Tratado de libre comercio

-Usted viene de Brasil, donde se habló de un eventual tratado de libre comercio. ¿Ese acuerdo incluiría a la Argentina o al Mercosur?

-Brasil y la Argentina anunciaron un acuerdo del Mercosur con la Unión Europea. He advertido que todos queremos eventualmente más tratados comerciales entre Brasil, la Argentina y Estados Unidos. Pero deben ser muy cuidadosos de no poner asuntos en ese acuerdo [con la UE] que les impidan cerrar acuerdos con Estados Unidos. Porque hay algunos temas proteccionistas entre la Comisión Europea y Estados Unidos.

-Lo que usted llamó "píldoras venenosas"...

-Claro. Estándares, indicadores geográficos y otras cosas... Porque seguramente ese acuerdo se cierre antes que cualquier otro con nosotros. Además, en Estados Unidos, para hacer las cosas de manera formal hay que involucrar al Congreso, por lo cual llevará tiempo. Los acuerdos comerciales llevan tiempo... ¿cuánto tardaron sus discusiones con la UE?

En el Mercosur deben ser muy cuidadosos de no poner asuntos en ese acuerdo [con la UE] que les impidan cerrar acuerdos con Estados Unidos

-¿Y cómo serían las negociaciones? ¿Entre Estados Unidos, Brasil y la Argentina o directamente con el Mercosur?

-El tema es lidiar con los procedimientos formales de cada país. Es todavía muy prematuro hablar de eso.

-¿Avanzaron sobre este tema en las reuniones de hoy?

-Como sabe, hay una muy buena relación entre la Argentina y Estados Unidos. Creo que el principal objetivo para la Argentina ahora es el ingreso a la OCDE. Y estamos trabajando muy duro para conseguirlo. Entonces preferimos hacer las cosas de una a la vez y hacerlas bien. Y el ingreso a la OCDE es muy importante.

Un plan para Venezuela

-Usted mencionó a Venezuela. Estados Unidos ya le impuso sanciones. ¿Tienen planes de seguir en esa dirección? Trump habló de un posible bloqueo.

-Estamos decididos a liberar a los venezolanos de las cosas tremendas que están haciendo con ellos. Hay una crisis humanitaria tremenda.

El secretario de Comercio expondrá ante el Grupo de Lima un plan para la reconstrucción de Venezuela
El secretario de Comercio expondrá ante el Grupo de Lima un plan para la reconstrucción de Venezuela Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

-¿Se imagina un bloqueo del estilo cubano?

-El problema con Venezuela es mucho más complicado por el involucramiento cubano. Entonces tenemos que lidiar con los dos. Ya pusimos una serie de sanciones a Cuba y es porque creemos que son parte del problema y no de la solución. Cuba, Rusia y China son aliados muy cercanos de Venezuela; no solo no ayudan a solucionar el problema, lo generan. Se están llevando el petróleo gratis o por casi nada de dinero. El país no puede ser explotado de esa manera. Necesitan un nuevo régimen, que tendrá el apoyo de la comunidad internacional, para resucitar el país. Voy a Lima la semana que viene para explicarle al Grupo de Lima el plan para asesorar a los venezolanos el día después del cambio de régimen.

-¿Cómo se imagina ese primer día de un nuevo régimen?

-Lo más importante es la asistencia humanitaria. Son más de 30 millones de personas. Si cada persona tuviera 100 dólares de asistencia -que no es mucho-, eso sería un montón de dinero, lo necesario desde el principio. Después hay que pensar en cómo rehabilitar la economía. Nada funciona ahí: el sistema de agua, de energía, de cloacas, de teléfonos, el bancario.

Estamos decididos a liberar a los venezolanos de las cosas tremendas que están haciendo con ellos

-¿Entonces están dispuestos a ayudar económicamente?

-Sí, y confío en que contaremos con apoyo de la comunidad internacional. Una vez que la parte humanitaria esté más bajo control, se necesita una legislación completamente nueva. Porque no tienen derechos de propiedad privada, nada de lo que tiene una economía capitalista. El gobierno de [el presidente encargado, Juan] Guaidó ya está trabajando en eso. Es importante un marco legal adecuado para atraer inversiones. También son importantes las elecciones libres en una primera instancia.

-¿La opción militar sigue sobre la mesa?

-Esa es una decisión militar, del presidente. Mi rol es tratar de ayudar con lo comercial, no con lo militar. Pero estamos determinados para el cambio de régimen.

La guerra comercial

-Trump anunció nuevas tarifas a China y dijo que puede o aumentarlas o eliminarlas en función de cómo sigan las negociaciones. ¿Cuál de esas opciones cree que es más factible?

-Primero expliquemos por qué lo hizo. Creíamos que habíamos llegado a un acuerdo, pero luego China no fue capaz de avanzar en lo que habíamos acordado: algunos puntos sobre el comercio; que comprarían más productos agropecuarios -algo que no hicieron-, y que detendrían la venta de fentanilo, que es un gran problema en Estados Unidos, con decenas de miles de personas que mueren por año. No hemos visto que lo hayan hecho. El presidente se decepcionó en los tres puntos. Pero su respuesta fue moderada.

-¿Cree que llegarán a un acuerdo antes de las elecciones de 2020?

-Lo importante es llegar a un acuerdo adecuado. Y eso depende de tres componentes. El más fácil es que compran más productos; el segundo es una reforma estructural, y lo más difícil, y lo más importante, será el cumplimiento. Los acuerdos comerciales suelen ser débiles en eso. Pero es importante que, si hay violaciones, tenemos que tener la habilidad de tomar acciones unilaterales contra ellos. El presidente dejó en claro que no está apurado, pero no se conformará con cualquier acuerdo. Entonces si es antes o después de las elecciones no es lo importante. Si este presidente no soluciona la relación comercial con China, probablemente ninguno lo hará. Porque enfrentarse a todas las presiones políticas que están en contra de tener un verdadero acuerdo... nadie más lo hará si nosotros fallamos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.