Apple dejará de usar chips Intel en las Mac: usará unos de diseño propio, como los del iPhone

Según Apple, a fin de año llegarán las nuevas computadoras de dejan de usar procesadores de Intel para usar otros similares al del iPhone
Según Apple, a fin de año llegarán las nuevas computadoras de dejan de usar procesadores de Intel para usar otros similares al del iPhone
Ricardo Sametband
(0)
22 de junio de 2020  • 16:08

Apple Silicon. Ese es el nombre con el que la compañía nombra a los procesadores que darán vida a las próximas computadoras Mac de la compañía, que son de diseño propio (como el cerebro electrónico del iPhone, el iPad o el Watch), y con los que abandona a Intel como proveedor de ese componente fundamental.

El anuncio lo hizo la compañía en el WWDC, el encuentro anual para desarrolladores que en esta ocasión tiene una versión virtual por la pandemia de coronavirus, y en donde Apple adelantó también como será iOS 14 y macOS Big Sur, la primera versión de su sistema operativo para computadoras de escritorio que es compatible con sus procesadores.

Con este cambio, Apple tendrá el control absoluto sobre un elemento clave en una computadora, el procesador central, que influye sobre su rendimiento, consumo de energía, conectividad y más; ahora tendrá uno que se ajuste exactamente a sus necesidades y que evolucione para donde necesita la compañía. Requerirá, no obstante, que los desarrolladores adapten su software, por lo que la compañía planea vender equipos con chips de Intel por un tiempo, y mantener el soporte para los ya existentes por lo menos por dos años más.

Los primeros modelos de Mac con los procesadores nuevos llegarán a fin de este año.

Desde el iPhone 4

La decisión de migrar de un chip fabricado por Intel a otro creado por la compañía en su propio laboratorio se viene gestando hace años, desde que la compañía decidió fabricar sus propios procesadores para el iPhone 4 (con el chip A4); desde entonces, los chips han ganado en capacidad y rendimiento, dando vida a lo que durante casi una década pareció un mito: la migración de Apple fuera de los procesadores x86.

La compañía ya hizo algo similar en 2005, cuando abandonó el PowerPC de IBM por los chips de Intel. En 2008 Apple adquirió a P.A. Semi, una firma dedicada al diseño de procesadores ARM, que luego se transformó en la división encargada de crear la línea de procesadores A que se usa tanto en el iPhone como en el iPad y, ahora, en las Mac. Apple no fabrica los chips, sino que contrata a terceros (Samsung o TSMC) para ello.

Qué es ARM

ARM es una arquitectura (una forma de diseñar procesadores, los motores que hacen funcionar a un dispositivo electrónico) diferente del x86 que usan Intel y AMD; nació de una firma inglesa que desde 2016 está en manos japonesas, y el diseño base se usa en todos los smartphones del mundo hace más de una década. A diferencia de como funcionan Intel o AMD, ARM permite que otras compañías tomen sus diseños y los usen, modifiquen y fabriquen a gusto, a cambio del pago de una licencia.

Así, además de compañías como Qualcomm o MediaTek (que diseñan chips de arquitectura ARM) proveen chips a múltiples compañías; otras, como Samsung o Huawei, han optado por hacer diseños propios para algunos modelos (sobre todo, de alta gama). Por ejemplo Samsung usa el Exynos para su línea Galaxy (aunque hace una versión con chip de Qualcomm para Estados Unidos). La diferencia es que Apple es la única que usa un modelo diseñado internamente para toda su línea de productos, a la que le faltaba la Mac.

Ya se usa ARM en las computadoras personales

Apple no es la primera en probar aguas con procesadores ARM en computadoras de escritorio; en el mundo Windows, hace ya varios años que hay PCs con procesadores ARM de Qualcomm y Windows 10 (incluso Windows 8 tuvo una versión para chips ARM, llamada Windows RT); también hay Chromebooks con chips ARM. Los modelos que llegaron al mercado en los últimos años, sin embargo, no han tenido buenas ventas, y han sufrido las limitaciones de los procesadores disponibles, y de que mucho software no está optimizado para estos procesadores (sobre todo, juegos). No obstante, hay varios modelos, como la Surface Pro X de Microsoft, que usa un chip SQ1 diseñado junto a Qualcomm, y la expectativa es que el número crezca en el corto y mediano plazo.

La ventaja histórica de ARM sobre x86 era su frugalidad, clave para un dispositivo móvil (es decir, permite una gran autonomía); x86 (el diseño de chip tradicional de la PC) es más poderoso, pero esa distancia se ha ido acortando con el tiempo, mientras ARM mantiene su bajo consumo energético; x86 mejoró en ese aspecto, pero no tanto. Golpe por golpe, un chip móvil de Intel sigue siendo más poderoso, pero con un mayor gasto de energía; un procesador ARM ofrecerá más autonomía, permitirá diseños más delgados (porque no necesita tanta refrigeración) y puede que no llegue al nivel de un chip de AMD o Intel para tareas super intensivas, pero no para las necesidades de un usuario común.

Los procesadores de Apple han estado en los últimos tiempos en la primera línea en cuando su rendimiento y bajo consumo, así que hay bastante expectativa por lo que un procesador de su cuño podría ofrecer en una MacBook o un iMac, con la ventaja de reducir el consumo energético respecto de un chip de Intel, lograr un rendimiento similar (sería raro que la compañía haga la migración sin tener la seguridad de que para el usuario común la usabilidad será la misma o mejor) y de paso se ahorra pagarle a Intel por un componente que no la convence.

En los últimos años, además, Apple ha hecho lo mismo con los procesadores gráficos para el iPhone y el iPad (desde el iPhone X), y con el módem 4G (le compró la división de comunicaciones móviles a Intel en 2019), elementos indispensables a la hora de pensar un dispositivo móvil, sea un celular, una tableta o una computadora portátil. Apple también trabaja en el desarrollo de tecnología propia que le permita crear pantallas de microLEDs, tiene sus propios chips de comunicaciones inalámbricas (como el que gestiona el Bluetooth de los auriculares AirPods), creó el procesador que usan los relojes Watch, y un chip de seguridad y biometría para las Mac.

El equipo de desarrollo de Apple para migrar a ARM
El equipo de desarrollo de Apple para migrar a ARM

Cuándo llega la Mac con el nuevo chip

Para acelerar la transición a la nueva plataforma, que requerirá que los desarrolladores de software adapten sus programas al nuevo código (cambiar de una arquitectura a otra implica reescribir parte del programa, como pasó con la transición de PowerPC a Intel), Apple ofrecerá un dispositivo del tamaño de una Mac mini que lleva un chip Apple A12Z, 16 GB de RAM, 512 GB de almacenamiento SSD y macOS Big Sur, por 500 dólares, para que puedan probar el buen funcionamiento de su software en macOS corriendo sobre un chip ARM.

La compañía no dio detalles sobre los nuevos equipos, salvo aclarar que macOS Big Sur (la última versión) ya es compatible, y que el nuevo modelo estará disponilbe antes de fin de año. Los rumores apuntan a una MacBook Pro de 13 pulgadas y un iMac de 24 pulgadas con el nuevo procesador, que permitiría un diseño más delgado al no depender de ventiladores internos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.