“El trastorno de alimentación te consume la vida”