Así fue el comienzo de Fantino a la tarde, el nuevo ciclo de América

Alejandro Fantino volvió a la televisión: "Tenemos que ser prudentes y estar calmos"
Alejandro Fantino volvió a la televisión: "Tenemos que ser prudentes y estar calmos" Crédito: Captura de pantalla
(0)
23 de marzo de 2020  • 17:13

Después de tres meses alejado de las cámaras, Alejandro Fantino volvió a la pantalla de América para ponerse al frente de Fantino a la tarde . Se trata de un ciclo que las autoridades del canal decidieron poner al aire en las últimas horas, para reemplazar el espacio que ocupaba el programa de Moria Casán, Incorrectas .

"Nos cambió la vida a todos", dijo ni bien comenzó la emisión. "Este horario estaba ocupado por Moria, que con mucha responsabilidad y amor a la vida decidió tomarse un tiempo hasta que esto sea más claro para todos . Ella va a volver cuando tenga ganas de volver", aclaró.

"No puedo decirles si me voy a quedar dos meses, seis meses o tres años. Tampoco si este es mi nuevo horario, si volveré a la noche o si iré a la mañana, porque no se sabe. Como en la vida de todos nosotros, esto va cambiando instante a instante", explicó sobre su futuro laboral.

Durante el discurso inicial, Fantino garantizó que busca llevar tranquilidad a la gente. "Quiero transmitir la necesidad que yo tenía de estar acá. Armamos un equipo que quiero que me acompañe a entender el mundo que viene y el minuto a minuto del mundo en que vivimos. No tengo ganas de alarmar a nadie, tampoco de usar un tono de mensaje como si no pasara nada. Es un camino intermedio, prudente. No estamos para volvernos locos ni para no darle bolilla", indicó acerca de sus circunstancias.

"Tenemos que ser prudentes y estar calmos. Voy a ser honesto, también me pasa a mí. Estuve tres meses sin hacer televisión, en casa y consumiendo lo que pasa en la pantalla. Por momentos te asustás, y eso está bien a veces, pero no se puede vivir así porque sino vamos a cometer errores. No hay que vivir asustados pero tampoco creer que no pasa nada", continuó el conductor.

Fantino habló también sobre la responsabilidad que siente al poder salir de su casa para trabajar. "Para mí, la notita que me dieron acá para poder venir al canal, tiene un peso enorme. Me permite moverme libremente de casa al laburo y del laburo a casa, y eso es una responsabilidad. No significa que como tengo ese papel, y el Gobierno me permite salir, voy a recorrer la ciudad y hacer lo que quiero mientras ustedes están encerrados. No, yo vengo acá a acompañarlos, a trabajar y a tratar de dar un poco más de claridad a lo que pasa, aunque yo no la tenga".

"Lo que sí tengo claro es que el mundo no es el mismo y que los pensadores que nos visitarán, nos van a dar una idea del mundo que viene", aseguró. "Les pido disculpas si hay algo que no sale bien, pero esto se armó del viernes para hoy", dijo antes de comenzar con los temas del día.

El programa

Fantino no estará solo durante la tarde, Eduardo Battaglia y Luli Fernández lo acompañarán todos los días para informar sobre lo que pasa. Además, en la mesa redonda estarán el psicólogo y ensayista Sergio Sinay , el médico Diego Martinez y el economista Damián Di Pace .

A lo largo de la primera emisión tocaron temas como el impacto del coronavirus en la micro economía, la transmisión comunitaria del COVID-19 , las medidas adoptadas por el Gobierno en los últimos días y las relaciones personales en época de aislamiento social. En todo momento, tanto el panel especializado como el conductor, trataron de sacarle dramatismo al tópico, generando conciencia pero no pánico.

El programa tuvo como invitado al doctor Facundo Manes, quien desde su casa habló sobre como frenar el miedo que se genera ante una situación así. "Usamos el afecto como información, pero la probabilidad de que nos pase no es muy grande. Ver imágenes todo el tiempo hace que sintamos que nos puede pasar, por eso hay que evitar la sobreinformación y escuchar a expertos", expresó el médico.

Además de Manes, también participaron Lali Espósito y el presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud, Claudio Belocopitt , quien explicó que "el objetivo de aplanar la curva es que el sistema de salud pueda estar en condiciones de ir absorbiendo; si se genera un embudo, la situación se hace muy difícil".

Belocopitt contó que los sistemas de salud se hacen en base a estadísticas, calculando cuantos pacientes puede llegar a haber en una situación normal, y que los hospitales privados recibirán el 70 por ciento de los pacientes. "En Argentina generalmente hay entre un 80 y un 85 por ciento de ocupación de camas", señaló. Por esto, remarcó la importancia de quedarse en el hogar. "Los médicos se prepararon para salvar vidas, no para poner en riesgo la propia, sin embargo le están poniendo garra", agregó emocionado. "Quédense en la casa porque muchos se están jugando el pellejo, tienen miedo pero siguen ahi".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.