Federico Bal, a una semana de terminar la primera fase de su tratamiento contra el cáncer: "Necesito abrazar a mi mamá"

En una entrevista televisiva, y a una semana de terminar la primera fase de su tratamiento contra el cáncer, Federico Bal contó como atraviesa la enfermedad, alejado de su mamá, Carmen Barbieri
En una entrevista televisiva, y a una semana de terminar la primera fase de su tratamiento contra el cáncer, Federico Bal contó como atraviesa la enfermedad, alejado de su mamá, Carmen Barbieri Crédito: Instagram
(0)
9 de mayo de 2020  • 14:46

La semana próxima Fede Bal termina la primera etapa de tratamiento con quimioterapia y rayos y deberá esperar dos meses para volver a hacerse los estudios. Recién entonces sabrá si tiene que operarse o no. " El médico me dijo que hay un 30% de posibilidades de no llegar a la operación del cáncer de colon , explicó el actor.

"Esta enfermedad me hizo preguntarme muchas cosas y reflexionar sobre qué tengo que aprender. Me creía el rey del mundo y sé que si paso esto, que lo voy a pasar, viene una nueva vida. Empecé a comer más sano, estoy dejando la carne aunque a veces necesito una milanesa o un bife de chorizo, porque me lo pide el cuerpo. Era de la cerveza, el asado y las papas fritas con cheddar y ahora le doy un lugar importante a la alimentación. El primer paso es aceptar el cáncer, abrazarlo y después dejarlo ir", se sinceró Federico Bal en Intrusos , por América.

Jorge Rial quiso cruzar a Fede con su mamá, Carmen Barbieri , que no paró de llorar durante toda la entrevista. "Necesito abrazar a mi mamá. Cuando voy a hacerme rayos paso y la saludo a través del vidrio, porque la clínica queda cerca de su casa", contó Fede. Y Carmen agregó: "lo veo a través del vidrio como cuando nació, porque yo tuve un problemita y estuvimos mucho tiempo internados los dos. Lo veo bien por suerte. Estoy pasándola mal porque mi hijo pone el cuerpo y lucha y yo no pudo acompañarlo. Recién llamé a tu medico. Perdonáme Fede que hable de vez en cuando tu médico, pero yo necesito saber".

Fieles al humor negro, Fede contó que muchas veces él intenta levantarse el ánimo escuchando cumbia. "Y en eso recibo un audio de mi mamá con una voz de ultratumba. El humor salva de todo. Somos una familia que siempre jugamos con el humor negro". Y Carmen aportó: "Fede nunca me cuenta nada. Por suerte esta Sofía (Aldrey) que es un ángel y me tiene paciencia y me cuenta. Algo de esto entiendo porque estuve 26 años al lado de un hombre que tuvo cáncer de colon muchas veces, lo operaron en 18 oportunidades y no murió de eso. Me acuerdo el día que me dijo que tenía cáncer: me miró con esos ojitos juntitos que tiene, casi estrábico, y me lo dijo. Y mirá qué madre seré que el que se hace rayos es él y la que se está quedando pelada soy yo (ríe). Nos hace bien reírnos de las cosas que nos pasan".

Entre lágrimas y risas, Carmen recordó que cuando Santiago Bal se enteró que Carmen estaba embarazada de Fede, sospechó que podía no ser su hijo. "El médico le había dicho que no podía volver a ser padre y entonces yo ni me cuidaba. Y sos igualito a él". Y Fede interrumpió: "¿No seré hijo de Beto César", refiriéndose al actor fue novio de Carmen antes de ser pareja de Santiago.

Para despedirse, Carmen contó que todos los días le manda un regalo a Fede. Él, por suparte, aseguró: "Es la mejor mamá que me pudo dar la vida. Cuando se levante la cuarentena, vamos a hacer una comidita".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.