Entrenar saltando: del recreo del colegio al gimnasio

La técnica implica empujar sobre la lona sin buscar altura y haciendo movimientos sencillos
La técnica implica empujar sobre la lona sin buscar altura y haciendo movimientos sencillos Crédito: Shutterstock
Malú Pandolfo
(0)
29 de marzo de 2019  • 16:37

A puro salto, el Power Jump es un entrenamiento cardiovascular con movimientos simples, que se lleva a cabo, la mayor parte del tiempo, sobre un minitrampolín. "Es como volver a ser un niño por una hora. ¿A quién no le gustó saltar en una cama elástica alguna vez? Es como volver a ese momento, pero en una clase con música para adultos", destaca Leandro Stancati, instructor en fitness para Sportclub Belgrano. La actividad se basa en "empujar sobre la lona sin buscar altura, haciendo movimientos sencillos que cualquiera puede ejecutar".

En rigor de verdad el movimiento en sí no es un salto, sino que el salto es la consecuencia del movimiento. "La idea del Power Jump es empujar la lona y con esta acción se produce el salto", aclara Stancati.

En 55 minutos, con música electrónica, pop y temas de los noventa reversionados, la clase incluye una entrada en calor con los movimientos básicos que se van a desarrollar luego; un entrenamiento centrado en la zona de aductores, flexores y glúteos, mientras se trabaja la capacidad pulmonar; un trabajo intensivo cardiovascular y de la musculatura del centro del cuerpo y piernas; luego una secuencia cardiovascular, con combinación de movimientos sencillos. Finalmente se llega al "momento más fuerte de la clase, donde se realizan entrenamientos continuos e intervalados; después de eso viene un fortalecimiento de piernas, con sentadillas y estocadas, y de la zona media, con buenos abdominales", señala Stancati. Para terminar, un buen relax.

Crédito: Shutterstock

¿Algún requisito previo para empezar a saltar? "El primer paso es perderle el miedo a la lona. En cuanto a la técnica, ésta se va aprendiendo con el transcurso de las clases. Pero la primera pregunta que me hacen es: "¿me voy a caer?". Los movimientos se repiten una y otra vez, lo que cambian son las combinaciones. En cuanto al movimiento, siempre damos opciones de niveles más o menos altos", aclara el entrenador.

Según Stancati, "siempre es bueno complementar entrenamientos. En Powerjump está cubierta la parte aeróbica y cardiovascular y puede complementarse con cualquier otro entrenamiento".

Beneficios

  • Es una actividad aeróbica sin impacto. "El minitrampolín absorbe el 80% del impacto aproximadamente", cuenta Stancati.
  • Aumenta la resistencia y la fuerza muscular.
  • Mejora el sistema cardiovascular.
  • Fortifica los huesos del cuerpo.
  • Es óptimo para las articulaciones de tobillos, rodillas y caderas.
  • Muscula glúteos y piernas.
  • Combate la celulitis.
  • Quema entre 600 y 700 calorías por clase.

Contraindicaciones

  • No se recomienda en personas con problemas de inestabilidad en las articulaciones de la cadera, rodillas y tobillos.
  • No es apto para embarazadas.
  • Está desaconsejado para personas con problemas de equilibrio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.