Michael Kelly, sobre el éxito de House of Cards: "El poder es algo muy interesante de ver"

El actor que interpreta al inescrupuloso "Doug" Stamper, habló con LA NACION acerca de su personaje y de lo que se puede ver en la cuarta temporada de la serie de Netflix
Martín Artigas
(0)
6 de abril de 2016  • 00:10

Video

Michael Kelly está sentado en una de las habitaciones del Four Seasons, delante de un panel negro que impide que la luz de la calle entre al cuarto. Son casi las 11 de la mañana y afuera hace calor, aunque en ese diminuto estudio de televisión montado a su alrededor es imposible saberlo. Amable, estrecha la mano y saluda con una sonrisa, mira a los ojos, examina los movimientos de los técnicos y está listo para encarar una larga jornada de entrevistas.

El actor que compone a "Doug" Stamper en House of cards llegó a Buenos Aires para promocionar la cuarta temporada de esa serie que habla de política pero, según él mismo, observa, principalmente habla del poder. "Ya sea porque lo tengas, lo desees o lo que sea, el poder es algo muy interesante de ver o de ver cómo se lo impone", apunta con mucha razón.

En ese sentido, su personaje no es ajeno a esa ambición desmedida, aunque prefiere construir su fortaleza desde un otro: como mano derecha de Frank Underwood (Kevin Spacey), se mueve en las sombras para garantizar su ascenso y preservar su reputación política a cualquier precio. Kelly saca así a relucir todo su talento para dar vida a este ser inescrupuloso que cae víctima de sus propias trampas y, ahora, debe reconstruirse.

"Doug regresa al lugar al que pertenece, al lado de Frank", reflexiona en diálogo con LA NACION sobre lo que se puede ver en los recientemente estrenados episodios de House of cards. "Creo que todo lo referido a su recuperación, tras lo que le sucedió en la temporada 2, fue el desafío más grande que afronté desde que soy actor. Nunca tuve tanto miedo en mi vida de asumir un riesgo". Además, reconoce haber conocido en Washington a muchos políticos y asesores con un perfil similar al que interpreta en la popular serie de Netflix.

Por fuera de lo estrictamente laboral, el actor dice haber disfrutado de sus días en Buenos Aires, una ciudad que le resultó "increíble" y que estaba dentro de su lista de lugares del mundo por conocer. Acompañado por su esposa, Karyn, recorrió algunos de los puntos porteños más icónicos, disfrutó de la gastronomía local, participó de un cóctel con famosos locales y hasta le dedicó un divertido mensaje -metido en el papel de "Doug" Stamper- al presidente argentino, Mauricio Macri . Nada mal para una primera visita.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.