De Juan Darthés a Ari Paluch: las denuncias y acusaciones que pusieron en jaque al mundo del espectáculo

Fuente: Archivo
Silvina Ajmat
(0)
20 de diciembre de 2018  • 03:49

En la última semana, el país se vio sacudido por una noticia que puso en jaque al espectáculo argentino y a sus reglas de juego basadas en paradigmas patriarcales, y que obligó a la reflexión en todo el medio , tal como relató en un video la actriz Thelma Fardin , que contó que fue violada por Juan Darthés cuando tenía 16 años. El caso conmocionó por la crudeza del relato de la joven, que era menor de edad en el momento del abuso sexual del que fue víctima. Pero no era la primera vez que el actor era señalado como victimario. Tres acusaciones se habían hecho públicas previamente. Las tres habían sido desestimadas tanto por los responsables de las producciones televisivas en el marco de las cuales fueron perpetrados los acosos sexuales, como por una parte de la opinión pública, que avaló como audiencia que el actor volviera a estar al frente de una tira infanto-juvenil como lo fue este año Simona. La tira se estrenó en medio de las repercusiones que generó la acusación de Calu Rivero .

Rivero fue la primera en alzar la voz. En 2012 había conseguido su primer rol protagónico. Tenía que interpretar en Dulce amor a la pareja de un hombre mucho mayor que ella, el personaje de Juan Darthés. La novela producida por Quique Estevanez era un éxito: marcaba picos de más de 23 puntos de rating en una franja horaria en la que le tocó competir durante algunos meses con el tanque de cada año, ShowMatch, y en muchos casos logró ganarle . Sin embargo, la actriz abandonó el programa intempestivamente y su última aparición se registró el 8 de octubre de ese año. La tira siguió hasta abril de 2013. Mientras estuvo al aire, solo se habló de que la actriz tenía previstas unas vacaciones, y que se iba a estudiar inglés a los Estados Unidos. Los rumores de que había algo más no tardaron en aparecer: se dijo que tenía celos del éxito del personaje de Mónica Ayos y se habló de una mala relación con Darthés. La actriz tardó cinco años en contar lo que pasó. Lo hizo a fines del año pasado en una entrevista de radio y en varios posteos de Twitter en los que explicó claramente que Darthés la acosaba en las escenas subidas de tono que caracterizaban a la ficción. Que ella le pidió que parara, que nunca lo hizo. En su descargo, él minimizó la acusación: "Me acusan por exceso de besos", dijo ante una compasiva Mirtha Legrand. Luego inició acciones legales en contra de Calu Rivero por "manchar su honor".

Anita Coacci, actriz que compartió escenas con Darthés en Gasoleros, salió a respaldar a Calu contando su historia en un posteo, en su cuenta de Facebook: "En un parate de la grabación estaba charlando en un camarín con Juan Darthés, a quien conocía desde adolescente y le contaba que cuando era chica y mi viejo dirigía una comedia en la que él cantaba yo escuchaba siempre que iba una canción que me encantaba como la cantaba. Momento en el que el señor se desliza con la silla que tenía rueditas y se me tira encima, se para y me tira contra la pared, me besa, me mete la lengua, me agarra la mano y me hace tocarle su sexo, mientras me dice 'Mirá como me ponés'. Yo congelada y sin poder reaccionar. En segundos entró una de las chicas de vestuario y él se separó inmediatamente y yo me fui. Los días siguientes de grabación me persiguió. Terminé de grabar y no volví a verlo. Supe que mientras esto pasó su mujer estaba embarazada y eso me sumó más asco". Pocos días después, una nueva acusación pública llegó en la voz de Natalia Juncos, quien lo conoció en 2005, en la telenovela Se dice amor: "Yo tenía puesto un vestido corto (...). Antes de filmar, me tocó con el dedo índice y me lo pasó desde la nuca, hasta donde comienza el fémur y me dice 'y cómo me calentás'. Me doy vuelta y me dice 'mirá cómo me ponés', y me muestra la erección que tuvo. Me quedé estupefacta".

Ari Paluch

Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV

Pocos días después de que se revelaran los abusos y acosos sexuales perpetrados por Harvey Weinstein en Hollywood, una mujer se animó a denunciar a Ari Paluch por acoso y un video que le sirvió de prueba se hizo viral.

Así acosó Paluch a una microfonista de A24

00:49
Video

En el mismo, se ve cómo el periodista y conductor televisivo le toca la cola a la microfonista del canal A24, Ariana Charrúa. Paluch ya había sido acusado de acoso y maltrato anteriormente por la locutora Verónica Albanese, quien quedó desvinculada del programa que el periodista conducía en radio Metro sorpresivamente. Al momento del despido, estaba embarazada de cinco meses y, según contó a LA NACION, Paluch la maltrataba por no acceder a sus avances y fue el responsable de su salida: "Es un hombre detestable, que acosa, que juega mucho con ese límite y que si uno no accede maltrata y demás. Yo la pasé mal siendo compañeros. Fui con el Evatest y todos festejamos desde el día 1. Hasta que se me empezó a notar la panza. Un día caí a la radio con un enterito negro y me dijo 'ya sos una embarazada cualquiera con esa ropa, no vengas más'. Una experiencia horrible. Por fin se supo cómo es realmente, porque escuchaba que en la radio la gente que le decía que era una persona divina y yo pensaba, 'si supieran la verdad'. Me alegro que esta chica se haya animado a denunciar, yo en ese momento me fui a mi casa".

Verónica Albanese contó cómo fue acosada por Ari Paluch cuando estaba embarazada

02:30
Video

Tras el escándalo que se desató por la denuncia de Ariana Charrúa, Paluch fue desvinculado de A24 y de la conducción de su programa en radio Latina, El Exprimidor, durante todo el año, hasta el mes pasado cuando se decidió que regresara. Lo hizo con el pie izquierdo: presentó a dos compañeros nuevos de su equipo como sus "nuevas víctimas" y el chiste causó enorme rechazo en las redes sociales.

Roberto Pettinato

La acusación de Fernanda Iglesias contra Pettinato

03:51
Video

Son varias las acusaciones contra el conductor y músico. A los crudos relatos de Ursula Vargues, Josefina Pouso, Karina Mazzocco, Mariela Anchipi y Emilia Claudeville, se sumó, como inmediata repercusión del #MeTooArgentino que generó el caso Darthés, el testimonio de Fernanda Iglesias.

Mazzocco, contra Pettinato

16:34
Video

"Voy a contar esto por primera vez porque son tantas las cosas que uno se va acordando. Yo entré a un camarín, donde estaba él [por Pettinato], porque me llamó para hablar... Porque encima vos tenés buena onda con él, porque no es una persona horrible que te trata mal, qué sé yo. Es simpático (...) Lo admirás. Pero eso no quiere decir que te pueda besar el cuello como contaba Emilia (Claudeville, una de las panelistas de Duro de domar), tocarte, decirte barbaridades", dijo la periodista en Hay que ver, de El Nueve. "Una vez me pasó que él se masturbó delante mío en un camarín. Un poco fuerte, ¿no? Eso a él le parecía normal".

Josefina Pouso, contra Pettinato

10:03
Video

Fernanda Iglesias trabajó durante años como panelista de Duro de domar con Pettinato. En el mismo programa, ocurrieron los acosos hacia Emilia Claudeville, que meses atrás también contó su historia en diálogo con Julia Mengolini: "Yo sufrí acoso y violencia por parte de Roberto Pettinato. Se naturalizó tanto esa especie de personaje de él que dije ‘ok, esto es mucho más grave, porque esa manera grotesca que tiene de hacerlo construye una burbuja que lo hace parecer poco serio’. Él lo hacía a modo de chiste, me tocaba, me chupaba el cuello (...). Me humillaba. Él no lo ocultaba, y era mucho más peligroso. (...) El último año con Pettinato en Duro de Domar viví una pesadilla. Le dije: 'Señor, usted a mi me da asco' y la cosa se puso peor. La producción me decía que trate de manejarlo. Todos sabían que lo que hacía no estaba bien, pero es todo más complejo porque elegimos avalar ese sistema porque da plata".

Fabián Gianola

Natacha Jaitt y Dallys Ferreira ya habían contado cómo el actor las había acosado, pero sus acusaciones no tuvieron gran repercusión, hasta que apareció un nuevo testimonio hace dos meses, y que hoy, ante la multiplicidad de acusaciones que desató el testimonio de Fardin, cobra otro significado. En una entrevista con El Show Del Espectáculo, en Radio UrbanaBA, la actriz Fernanda Meneses relató su experiencia."No quisiera decir que es un psicópata pero está muy al límite, debajo de una aparente buena persona había algo muy oscuro", comenzó. Según explicó, Gianola , a quien conocía desde hacía 20 años, la había convocado para trabajar en el programa Hoy ganás vos, de elnueve, y fue allí en donde ocurrieron los abusos. "Un día estábamos en el set de filmación con Claudio María Domínguez y Tití Fernández, y en medio del ensayo él me puso la mano debajo de la pollera, en la vagina, delante del director, delante de las maquilladoras", reveló. "Yo salí corriendo y llorando, no me lo esperaba, después Fabián me pidió disculpas. Las maquilladoras me contuvieron, Tití y Claudio María estaban esperando para grabar y no sé si se dieron cuenta. Fue una tortura ese día para mí". Lejos de ser un hecho aislado, los acosos siguieron: "Me decía que quería hablar de laburo y fui confiada a su camarín, pero cerró la puerta y literalmente me dio un beso. Entonces me fui y después de eso discutimos mucho por teléfono y me quedé sin trabajo".

Tras este duro testimonio, Gianola se defendió en diálogo con LA NACION: "Esta chica me viene amenazando desde hace un año. Advirtiéndome que iba a llegar a los medios de comunicación contando estas cosas que no son ciertas. Ella quería una indemnización porque la desvincularon del programa donde trabajamos juntos. Me la pedía a mí, que no tenía nada que ver con la producción del programa", dijo.

Gianola ya había estado en el ojo de la tormenta también cuando Andrea Ghidone contó que el actor había pedido cambiar un sketch solo para verla desnuda. Dallys Ferreyra también lo acusó de acosarla sexualmente cuando trabajaban juntos en la obra Sé infiel y no mires con quién, durante 2014, y dijo que al no acceder a sus avances, fue desvinculada.

Martín Ciccioli

Fabbiani respaldó al panelista de su programa

02:46
Video

Hace unos días sorprendió la ausencia del panelista de El diario de Mariana , programa que conduce Mariana Fabbiani en las tardes de Eltrece, Martín Ciccioli . Por decisión de la producción, se le había pedido que no participara en la cobertura del caso Thelma Fardin dado que sobre él pesan acusaciones de violencia de género. La primera se hizo pública hace un mes y medio cuando la bailarina Nieves Jaller contó en un programa de radio que, desde 2013, él le enviaba mensajes y videos explícitos, hostigándola. Luego, otra mujer se sumó a la causa, Florencia Brousse. Ambas lo acusan de hostigamiento y piden un resarcimiento de un millón de pesos, por daños y perjuicios. El panelista acudió a la Justicia para ser investigado, pero el caso no pudo avanzar por falta de pruebas (una de las chicas todavía no entregó su teléfono celular para los peritajes correspondientes).

El caso de Romina Manguel

Manguel relató cómo fue acosada sexualmente por un hombre poderoso de los medios

05:07
Video

Uno de los testimonios que más preocupación causó fue el de Romina Manguel, quien también se animó a hablar motivada por la denuncia de Fardin. La periodista contó en Animales Sueltos que fue víctima de acoso sexual y que su acosador es un hombre muy poderoso de los medios, que incluso había estado hace poco tiempo en el programa en el que ella es panelista. "Las víctimas denunciamos cuando podemos. Yo soy una mujer grande. Tengo 45 años y tengo dos hijas. Teniendo amigas que me acompañan, mujeres que activamente militan, al día de hoy no me animo a contar hechos que me pasaron. Hechos que pasaron en esta mesa", comenzó a decir Manguel, cuando en la mesa del programa conducido por Alejandro Fantino se debatía el porqué de la demora en denunciar los abusos sexuales. "Ha venido acá un invitado que me ha acosado sistemáticamente. Y Tato Young, que ahora no está pero se lo quiero reconocer, se quedó al lado mío porque conocía la situación. Estuvo conmigo desde que entramos al piso hasta que me tomé un taxi", continuó su relato. "Sí. Estuvo en esa mesa", recalcó ella. "Cuando lo vi, yo tengo una relación con Tato de muchos años así que le conté lo que pasó y le mostré los mensajes que tenía de esta persona en el celular y Tato no me dejó un segundo", siguió la periodista. "Nos fuimos. Esta persona, además, me siguió, claramente porque Tato lo vio. Se ofreció a llevarme y Tato le dijo que ya había pedido un taxi. Me subí y me fui a mi casa", relató. "Hay gente de producción que lo sabe. Les conté para evitar volver a encontrármelo", reveló luego. Fantino, entonces, quiso saber si el acusado había vuelto a ser invitado al programa. "No. Y no me animo a decir quién es", respondió la periodista.

Gino Renni

Esta semana, también en el marco de un efecto dominó del #MeTooArgentino, la cantante Lara Sambert acusó al actor Gino Renni de haberla drogado para abusar sexualmente de ella, durante los ensayos de "Cantando por un sueño 2011". "Siento que tengo una responsabilidad de comunicar lo que me pasó", contó la intérprete en diálogo con el programa radial El show del espectáculo.

Según su relato, en una ocasión en que el coach de su equipo no podía ensayar con ellos, Renni la invitó a practicar en su casa. Quiso acudir con un amigo porque sentía que no debía quedarse a solas con él, pero Gino no se lo permitió, alegando que no quería ensayar frente a extraños. Cuando Lara llegó al departamento del actor, él la invitó "a probar unos tragos" antes de empezar a ensayar. "Tomo el trago y me lleva a recorrer la casa. Me dijo que no cuente nada de lo que vi en la casa. Me muestra fotos con Romina Yan, Gustavo Yankelevich; me dijo que eran íntimos amigos suyos. Me pedía por favor que no cuente nada. Y yo pensaba '¿qué tiene de malo?' Y pasaron los minutos y empecé a sentir que mi cuerpo estaba anestesiado. Empezamos a cantar e hicimos la primera pasada. Cuando vamos a hacer la segunda pasada, me agarra de la cintura, me lleva contra su cuerpo, me aprieta fuerte y me empieza a besar la boca. Fue horrible la situación. Me empezó a tocar las lolas". La cantante dijo que pudo soltarse y salir del departamento aunque se sentía muy mal. Nunca pudo hacer una denuncia. El comediante se defendió en Twitter reclamando pruebas y negó los hechos.

Abusos en el rock

Son muchas las bandas de rock que se disolvieron o están en jaque por acusaciones o denuncias de abusos sexuales . Una de ellas es El Otro Yo. Su líder, Cristian Aldana , está en prisión y enfrenta un juicio por abuso sexual agravado y corrupción de menores. Los hechos comenzaron a denunciarse cuando una joven se animó a hacer público su caso a través de las redes sociales. Luego se dieron a conocer otros seis casos de abuso sexual de adolescentes. La investigación comenzó en mayo de 2016, cuando la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) advirtió acusaciones públicas realizadas en un perfil de la red social Facebook. Según se informa en la página del Ministerio Público Fiscal, "personal capacitado en violencia de género recibió el testimonio de seis mujeres, quienes relataron situaciones de abuso sexual que sufrieron de manera personal, por parte de Aldana, desde muy temprana edad y afirmaron que otras niñas habrían sido víctimas de hechos similares". La denuncia fue presentada por la UFEM ante el Juzgado de Instrucción 17, con intervención de la fiscalía 38, y en ella Aldana está acusado de "abuso sexual agravado y corrupción de menores". En diciembre del mismo año, el cantante fue detenido y desde entonces está en prisión mientras su juicio sigue su curso.

La misma página donde comenzó el caso Aldana, "Ya no nos callamos más", fue el lugar donde se acusó a uno de los miembros del grupo Pez, Franco Salvador. La acusación de identidad preservada subida en abril de este año, aseguraba que el músico abusó sexualmente de una chica alcoholizada durante una de las paradas de la gira por la Patagonia, el año pasado. "Era tarde, me dormía sentada, nos invitaron a quedarnos, ahí es cuando Franco me habla, me dice que me acueste. En el momento que me acuesto comienzo a dormirme, siento su mano en mi vientre, lo saco, me fui quedando dormida. Cuando me despierto, me había sacado el pantalón y tenía la bombacha bajada". La banda tardó unos días en dar su versión, aseguró que no ocurrió tal cosa, y explicó que su posición es la de defender "las luchas de las mujeres": "Queremos un mundo que reconozca sus derechos sin mediaciones y creemos que la cultura debe ser un ámbito más para lograrlo. La relación entre músicos y seguidores, muy especialmente seguidoras, supone una base desigual que en muchos casos puede reproducir patrones patriarcales. El rock arrastra una larga historia de casos así. Asumimos el compromiso de revisar cómo se construyen estos vínculos y queremos aportar a este debate", escribieron.

La banda Onda Vaga también enfrenta acusaciones de abusos sexuales. A comienzos de octubre, tras una convocatoria difundida en las redes sociales, en el blog "Denuncias Onda Vaga" se publicaron los primeros testimonios de mujeres organizadas a partir de una experiencia en común: todas ellas vivieron algún tipo de acoso de parte de los integrantes de la banda Onda Vaga, según sostienen en detallados relatos publicados en un sitio web que ya fue dado de baja. Las acusaciones sumaron 45 testimonios de distinto calibre. Muchas de las historias, siempre anónimas, son protagonizadas por chicas adolescentes que se vieron envueltas en vínculos de mayor o menor compromiso con los músicos que en el momento de los hechos promediaban los 30 años. Las mujeres que forman parte de este colectivo decidieron no llevar las causas a la Justicia: "La Justicia funciona y falla a favor de los varones violentos". Tras recibir hostigamientos por sostener el blog decidieron darlo de baja y continuar recibiendo acusaciones vía mail ( denunciasov@gmail.com). Por su parte, los músicos hicieron su descargo vía redes sociales: "Queremos que se sepa que ninguno de nosotros es abusador sexual o delincuente. (...) Lamentamos profundamente que algunas mujeres se hayan sentido dolidas o molestas. Es cierto que pudimos haber sido insensibles y soberbios desde el lugar que ocupamos como varones y como músicos. Pedimos perdón por eso".

Aysine anuncia la separación de la banda por las acusaciones en su contra

02:06
Video

Santiago Aysine tuvo que alejarse de su banda, Salta la Banca, tras una ola de acusaciones por acoso sexual que se dio a conocer vía Twitter en septiembre del año pasado . El cantante desestimó los dichos. Aseguró que las chicas que lo acusaban no decían la verdad, pero que estaban en su derecho de hablar y que él sólo saldría a negar todo. "Creo que es un momento en el que es necesario que las mujeres digan cosas -explicó-. Detrás de las acusaciones hay bastante saña", dijo. "Está bien. Habrá que escuchar a las víctimas y yo tendré que salir a desmentirlo porque nunca pasó (...) No soy un abusador, jamás lo fui y todo lo que he hecho en mi vida fue absolutamente consensuado (...) Es un momento de mierda para mí y evidentemente para las pibas, porque sienten que eso pasó y no pasó". En octubre de 2017 anunció la separación de la banda y pidió disculpas públicas: "Me equivoqué, estoy empezando a entender todo lo que hice mal y lo lamento mucho. Pienso emprender ahora el camino más difícil que es cómo repararlo. Eso no me va a llevar un día ni una semana. Esto merece terapia, mucha introspección", dijo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.