Sergio Cortés y el difícil trabajo de ser Michael Jackson hoy: "Confío en que finalmente se sabrá la verdad"

El catalán llegó a trabajar como doble del Rey del pop y esta noche presentará su show The Michael Jackson Experience en el Gran Rex; sostiene que no es cierto lo que se relata en el documental Leaving Neverland
El catalán llegó a trabajar como doble del Rey del pop y esta noche presentará su show The Michael Jackson Experience en el Gran Rex; sostiene que no es cierto lo que se relata en el documental Leaving Neverland
Sebastián Ramos
(0)
11 de abril de 2019  • 00:01

Hace media hora que estoy hablando cara a cara con Michael Jackson en el sótano de un hotel. Los dos hablamos en castellano y no hay nada extraño en todo esto. Es como si se tratara de uno de esos sueños en los que las situaciones más inverosímiles (el reencuentro con un ser querido muerto hace tiempo, volar entre las nubes o, simplemente, manejar con fluidez cualquier tipo de idioma) se tornan de las más comunes y, por cierto, posibles, reales.

Pero de pronto reparo en su barbilla maquillada y el hoyo remarcado con delineador, y la imagen me devuelve al sótano de este hotel céntrico de Buenos Aires en donde estoy entrevistando a Sergio Cortés, el imitador catalán de Michael Jackson que veinticinco años atrás llegó a ser el "doble oficial" del músico y que esta noche volverá a presentarse en el teatro Gran Rex con su espectáculo The Michael Jackson Experience.

El de Cortés no es el primero ni definitivamente será el último tributo a estrellas del pop y el rock que giran por el mundo con éxito, pero lo cierto es que éste no parece un buen momento para ser imitador de Michael Jackson. Desde que a fines de enero HBO estrenó el documental Leaving Neverland, en el que dos hombres acusan al Rey del Pop de haber abusado de ellos cuando eran niños, la polémica en torno a Michael Jackson se extendió a terrenos inimaginables: desde el retiro de circulación del capítulo de Los Simpson en el que el músico puso su voz, hasta la decisión de una FM argentina (Metro 95.1) de no pasar más temas de Jackson, sumándose así a una acción ya adoptada por radios de Suiza, Australia, Gran Bretaña, Canadá y Nueva Zelanda. Desde el pedido de la organización Care2 para que el Cirque du Soleil baje de la cartelera de Las Vegas el espectáculo dedicado al astro ( Michael Jackson One), hasta la elimación de los avisos publicitarios puestos en el transporte público inglés que clamaban "MJ Inocente", financiados por seguidores del músico.

Pero volvamos al sótano del microcentro porteño, junto a este catalán de asombroso parecido físico con Michael Jackson.

Sergio Cortés, el imitador de Michael Jackson - Fuente: Telefé

04:02
Video

–No parece ser un buen momento para ser Michael Jackson. ¿Tuviste alguna consecuencia en tus shows debido al documental?

–Bueno, hay zonas en que la gente se siente indignada, donde el documental ha tenido repercusión. Pero yo confío en que finalmente se sabrá la verdad. El mismo director ya está reconociendo algunas cosas que se hicieron para que su película tuviera mayor impacto. Pero dentro de todo noto que la gente está pensando y recapacitando sobre ese impacto. En lo personal sufro por ello y noto que hay sitios en los que hay más repercusión que en otros. En Europa no noto nada de esto, en España, Italia y Francia, donde hago más shows, no me preguntan nada sobre el documental. No le han hecho caso y por lo general han pasado de él.

Sergio Cortés sostiene la teoría de que Leaving Neverland es más una película de ficción que un documental y se apoya en el juicio que en 2005 declaró inocente a Jackson de todas las acusaciones de abuso infantil en su contra. "Lo que pasa es que ahora cuenta más lo que una persona pueda hacer o decir en un documental que las investigaciones exhaustivas que se hicieron durante todo un juicio".

En la misma vereda parece ubicarse CJ, uno de los imitadores de Jackson más importantes de Gran Bretaña. "Estas acusaciones no son diferentes de las que le hicieron a MJ durante los últimos 30 años. Su música aún continúa; ¿Por qué debería ser diferente? Nada de esto ha cambiado la forma en que he pensado sobre Michael de ninguna manera", le dijo la semana pasada al periódico inglés The Guardian, en un artículo titulado"¿Demasiado tóxico para tocar? Shows tributo en la era del #Me Too" .

railer del documental Leaving Neverland - Fuente YouTube

01:49
Video

El tal CJ aseguró no haber visto Leaving Neverland: "No veo documentales que no tengan datos que los respalden", concluyó. Cortés sí ha visto el documental y sostiene que todo ha sido montado por un director de cine, no un documentalista. "Todo está elegido del modo que impacte más a la gente. Porque vamos, si yo hubiera tenido este problema iría a los tribunales, no hago una película con ello. No vendo taquilla. Jamás un niño abusado, ya siendo adulto, intentaría imitar a su abusador. Cualquier crío que haya vivido una experiencia negativa de abuso, jamás intentaría representar a su abusador en un espectáculo".

La grieta entre fans y detractores parece abrirse cada vez más. "Este es el Brexit de la música pop", dijo un mes atrás Paul Blanchard, fundador de la compañía de relaciones públicas Right Angles. "La gente estará cada vez más dividida. Cuanto más tiempo pase, más alienadas y divididas estarán las posturas".

Una vida siendo Michael

Por estos días a Cortés ni se le cruza por la cabeza dejar su espectáculo debido a las acusaciones que pesan sobre Jackson (la última semana pasó por San Juan, Mendoza, Córdoba y Tucumán y tras el show de esta noche en el teatro Gran Rex, continuará en Rosario y Mar del Plata), pero diez años atrás, tras la muerte de su ídolo, había decidido dejarlo todo.

Sergio Cortés, el showman al frente de The Michael Jackson Experience - Fuente: YouTube

02:30
Video

"Cuando él murió no tenía ánimos de continuar, porque me lastimó y no me parecía justo que en ese momento todo el mundo quisiera ver más que nunca a Michael Jackson, y yo tuviera más trabajo. Me daba pena, me resultaba triste sentir que estaba lucrando con él en ese momento. Entonces, me corté el pelo y tiré todo el vestuario, abandoné el espectáculo y retomé lo que hacía antes de todo esto: hacer dibujos para una revista alemana de Disney".

Cuando él murió no tenía ánimos de continuar, porque me lastimó y no me parecía justo que en ese momento todo el mundo quisiera ver más que nunca a Michael Jackson

–¿Por qué volviste?

–Pasó que en 2012 hubo gente que abrió una página de Facebook para pedir que volviera el espectáculo. Y en el fondo yo soy del espectáculo, lo necesitaba, pero me faltaba la fuerza para hacerlo por mí mismo. Me apoyé en la gente con la que trabajo y volví a tener la ilusión de que si a alguien le hacía feliz, valía la pena hacerlo.

–¿Cambió tu espectáculo después de la muerte de Michael?

–Sí. Antes era una cosa más de admiración y ahora es una cuestión más emocional. Soy un personaje público y a lo mejor hay gente joven que ve en mí a su ídolo y uno le puede servir de ayuda para aconsejarla o para que tomen lo que es el respeto hacia las cosas. Me escriben muchos fans que tienen problemas o de drogas o de lo que sea y yo les ayudo.

Sergio Cortés a cara lavada
Sergio Cortés a cara lavada Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

–Como si fueras el verdadero Michael Jackson...

–Bueno, como si fuera una persona que tiene una responsabilidad, ya no por Michael Jackson. Soy un personaje público y tengo una responsabilidad con la gente, más allá del personaje. Igual que un presentador o un futbolista, cualquier persona pública que es admirada tiene una responsabilidad para con su público. Eres un altavoz. Para mí entonces ha cambiado: hacemos un tributo con mucho cariño y respeto por la gente que quiere recordar a su ídolo que no está.

Cuenta la historia que a Cortés lo descubrió un periodista catalán a la salida de la escuela superior, cuando tenía 16 años, en 1987, y lo convenció de tomarse unas fotos debido a su parecido físico con Jackson. Al poco tiempo, el joven fue contratado por una firma suiza para ser la imagen del perfume del músico en los eventos promocionales y de allí en más la bola de nieve no dejó de crecer. Hasta que un día su representante recibió un llamado de parte del mismísimo MJ.

"Se contactaron porque querían que trabajara como su doble para despistar a la prensa mientras él se estaba casando con Lisa Marie Presley. Ellos corrieron la voz de que Michael iba a visitar el museo de Elvis en Mallorca y armaron un desfile de 70 motos Harley Davidson que iban escoltando coches patrulla y yo iba en un descapotable, con varios guardaespaldas que cada vez que nos deteníamos, bajaban y se ponían a la altura del coche. Yo iba saludando como un presidente y era una responsabilidad tremenda. La gente me gritaba «Michael, Michael» y estaba también la prensa. La verdad es que era para asustarse, a ver, qué historia".

–¿Y es verdad que sos séptimo hijo igual que él?

–Sí, cosas de la vida. Hasta estamos en el mismo orden: hermana, hermano, todo igual. Y mi madre cantaba igual que la madre de Michael Jackson. ¡Y además se parece! Los fans me dicen que es igual que la mamá de Michael, pero clarita de piel. Ella también sufrió mucho cuando se murió, porque ya lo sentía como su hijo también.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.