Luciano Castro: amores, secretos y escándalos de un galán exitoso

Deportes, reveladores hackeos, mujeres mayores, amores secretos y una familia ideal; un recorrido por la vida de Luciano Castro
Deportes, reveladores hackeos, mujeres mayores, amores secretos y una familia ideal; un recorrido por la vida de Luciano Castro Crédito: Instagram
Cynthia Caccia
(0)
4 de octubre de 2019  • 23:44

En estos días, Luciano Castro fue noticia en todos los medios y no precisamente por su trabajo. Una vez más, el actor fue víctima del accionar de los hackers, ya que se filtraron fotos intimas donde se lo puede ver completamente desnudo.

Mientras que su mujer Sabrina Rojas desdramatizó la situación a través de un sugerente posteo en Instagram , el actor de Pequeña Victoria aseguró que no le preocupa que lo vean desnudo , sino que le da mucha pena por sus hijos.

Y aunque es cierto que siempre prefirió el bajo perfil y mantener su vida privada oculta, sus romances con varias mujeres del ambiente y algunos escándalos mediáticos lo convirtieron en noticia a lo largo de distintas etapas de su vida.

Del estadio de fútbol al set de televisión

Si hay algo que lo caracteriza a Luciano, es su afición por el deporte. Desde hace más de 16 años practica boxeo de manera profesional y todos los veranos nos deleita con sus habilidades de surfer desde las playas marplatenses.

Ver esta publicación en Instagram

Al agua @reefargentina @dreadsea

Una publicación compartida de Luciano Castro (@castrolucianook) el

Sin embargo, muy pocos saben que antes de explotar en los medios como galancito, este muchacho -oriundo de Villa del Parque- soñaba con triunfar en el mundo del fútbol. Al igual que su papá, Castro jugaba como arquero en las inferiores de Club Parque y luego, llegó hasta la Séptima división en Argentinos Juniors . Hasta llegó a ser pre-seleccionado para integrar la Selección Argentina Sub-20 y estuvo a punto de representar al país en una Copa del Mundo.

"Me quedé afuera del Mundial una semana antes de que empezara. Y desde ahí no jugué más al fútbol", reveló con cierta frustración en una entrevista con TyC Sports. El futbolista que, según sus entrenadores, "era arriesgado y tapaba muy bien las pelotas abajo" llego a compartir campo con Juan Pablo Sorín, Leonardo Pininito Mas y Sebastián Vignolo, actual periodista y relator de Fox Sports .

Pero el destino quiso que el deportista cambie las luces de los estadios por las de los sets de televisión. Fue así como a los 17 años debutó en la pantalla chica de la mano de Cris Morena en el inolvidable ciclo Jugate conmigo . Su facha y su pelo largo lo convirtieron en el favorito de muchas adolescentes en la década de los '90 y le propiciaron un lugar en el medio.

Con un largo y prometedor camino por delante, el actor pasó de lucirse con pequeñas participaciones ( Chiquititas; Montaña rusa, otra vuelta; Campeones de la vida; Son amores, Los Roldán ) a encarnar los protagónicos más importantes del prime time ( Lalola, Valientes, Malparida, Herederos de una venganza, Sos mi hombre, Sres. Papis, Los ricos no piden permiso, Las Estrellas, 100 días para enamorarse, hasta su reciente papel como Manuel en Pequeña Victoria , la tira éxito de Telefé ).

Y aunque siempre se mostró muy agradecido por tener trabajo, el actor que este verano hará temporada en Mar del Plata con la obra Desnudos , confirmó que le gustaría dejar descansar al galán por un tiempo y hacer otras cosas . "Siempre soy convocado para hacer de 'bonito' pero me gustaría hacer algún unitario, alguna miniserie o cine en algún momento (...). Ya con 45 años, quisiera hacer algo distinto y expandirme un poco hacia afuera también", reconoció hace poco en un móvil de Intrusos , aunque enseguida aseguró que trabajar en el exterior se le complicaría por la familia.

Sus romances fuera del set

Tanto delante como detrás de cámara, este galán se caracterizó por despertar todo tipo de suspiros entre las mujeres. De hecho, fue un especialista en vincularse sentimentalmente con sus compañeras de elenco, aunque muchos de esos romances nunca pasaron de la categoría de rumor.

Si bien este rompecorazones nunca quiso contar demasiado sobre "sus amores", fueron muchas de sus mujeres quienes hablaron al respecto. Tal es el caso de su actual compañera Julieta Díaz con la que no sólo comparte elenco en Pequeña Victoria , sino que hace de pareja en la ficción de Telefé . Al parecer su historia fue en la época de Valientes en 2009 y las cosas quedaron súper bien entre ellos: "Fui novia de Luciano Castro pero fue hace mucho tiempo ", confesó la morocha en Un mundo perfecto , el programa de Roberto Pettinato.

Otra que confirmó su romance retro con Castro fue Griselda Siciliani. "Éramos muy jóvenes y fue un romance nada más, no éramos novios (.) Pero no quiero hablar, a él no le gusta. Es ermitaño pero nos queremos, lo quiero mucho", reveló la ex de Adrián Suar en el programa de Susana Giménez tiempo atrás.

Quizá por la diferencia de edad o porque pertenecían a mundos totalmente diferentes, el nombre de Elizabeth Vernaci y Pata Villanueva fueron los que más sorprendieron dentro de su historial amoroso. En el caso de la locutora radial, el romance sí fue confirmado y a pesar de que ella era 14 años mayor, duró 4 años, aunque con algunas idas y vueltas.

"Fue una relación importante, la pasé fantástico (.) Es un caballero. Nunca hablaría mal de Luciano Castro (.) ¡Cómo no lo voy a querer si me hizo muy feliz!", aseguraba la conductora de La Negra Pop en varias entrevistas. De hecho, estos días también salió a bancarlo cuando se filtraron sus fotos intimas : "Pobre, tiene dos chicos chiquitos que van al colegio, listo, no se habla del tema", señaló mientras pasaba revista con Humberto Tortonese en su ciclo de FM Pop.

Aunque lo de Pata Villanueva fue antes de que Luciano debute en el medio, la noticia de este affaire se filtró hace muy poco. Fue la ex de Tarantini quién dio a conocer que Castro era su secretario y tenían relaciones en la oficina. "Fue hace mucho tiempo atrás, él era jugador de fútbol y alguien me lo trajo a mi oficina porque él quería ser modelo, quería entrar en la farándula. Y yo le dije que en ese momento necesitaba una secretaria, que si quería ser mi secretario, lo tomaba (.) Luciano estaba bárbaro, era re joven, tendría 18 años. Como secretario era un desastre, pero era tan lindo que no lo echaba", lanzó, entre risas, la exmodelo mientras aseguró que fue ella quien se lo presentó a Cris Morena.

Frente a esta confesión, Luciano no se hizo el tonto y recordó esa época junto a Villanueva: "Fue muy generosa conmigo. Me abrió la puerta de su casa y me pasó muchos contactos para que yo pueda empezar a moverme en el mundo del teatro", reconoció el actor sin contradecir su versión, aunque evitó los detalles.

Su historia de amor con Sabrina Rojas

Dueño de un gran prontuario amoroso y con un hijo de 8 años (fruto de una relación con una mujer que no pertenece al ambiente), Luciano Castro decidió sentar cabeza cuando conoció a Sabrina Rojas, su actual mujer. La pareja se conoció en el verano de 2010 mientras ensayaban la obra de teatro Valientes en la ciudad de Mar del Plata.

Ver esta publicación en Instagram

Siempre más... te amo... @rojassasi

Una publicación compartida de Luciano Castro (@castrolucianook) el

"No tenía una buena imagen de él, pensaba que le gustaba mucho andar de fiesta... Pero nada que ver. Él también creía que yo era una femme fatale , pero cuando nos conocimos enserio nos descubrimos", contó la ex de Hernán Caire a la revista ¡HOLA! por aquel entonces. Y casi flechada a primera vista, la mamá de Esperanza y Fausto agregó: "A los tres meses nos enamoramos y todo fue rápido y consistente. Muchos pensaron que mi amor por Luciano duraría un verano y finalmente armamos la familia de nuestros sueños".

"Sabrina es todo para mí. Tengo una gran admiración por ella. Dejó todo por mí. Ella tenía una carrera ascendente, podría haber seguido con lo suyo, y aceptó mi propuesta: le dije que quería tener hijos y formar una familia. Es una mujer con mayúsculas", confesaba él, orgulloso de la mujer que tenía al lado.

En 2013, ese amor que se tenían se reafirmó con la llegada de la primera hija de la pareja, Esperanza. "A Esperanza la buscamos durante dos años. Hacíamos todos los deberes pero no lograba quedar embarazada. Después de una crisis entre nosotros, nos reconciliamos y quedé", relató Sabrina, confirmando el primer cortocircuito que sufrieron en la relación pero que afortunadamente lograron superar.

Casi dos años después, la familia terminaba de completarse con la llegada de Fausto, el 7 de enero de 2015. "Cuando Espe tenía 11 meses ya estaba embarazada de nuevo. Al final vino antes de lo que esperábamos, pero fue increíble", aseguró Rojas con mucha felicidad.

Ver esta publicación en Instagram

Vos me haces feliz @castrolucianook !

Una publicación compartida de Sabrina Rojas [R] (@rojassasi) el

Para sorpresa de muchos, el 2 de diciembre del 2016 Sabrina y Luciano decidieron legalizar su relación. Sin mucho aviso ni preámbulos y con look informal, pasaron por el registro civil junto a sus hijos y contaron la noticia por las redes sociales. "¡Si! ¡Me casé con el gran amor de mi vida! #felicidad #siemprejuntos", escribió la modelo en su cuenta de Instagram, al compartir una postal familiar junto a sus dos retoños y Mateo, el hijo que Castro tuvo en su juventud con otra mujer.

Una separación de verano

Dos años más tarde, y entre los festejos de Navidad, ambos fueron protagonistas de un confuso episodio con sus redes sociales. En el Instagram de ella, a través de unas misteriosas stories, se denunciaba que le sacaría "la careta" a alguien que no nombraba, pero que era muy admirado por tres personas. En tanto, desde la cuenta del actor se podía ver la captura de pantalla de un sugerente chat.

Después de un gran revuelo, la actriz salió a desmentir ser la autora de esos mensajes que acusaban a alguien de "psicópata, violento y drogadicto". "Gracias a todas las personas que se están preocupando, me explota el teléfono. No suelo estar despierta a esta hora, pero tanto a Luciano como a mí nos hackearon las cuentas", escribió Rojas en respuesta a todas las especulaciones que se generaron a partir de las inquietantes publicaciones.

A pesar de sus declaraciones, los rumores de crisis entre los actores nunca dejaron de circular y finalmente,casi dos semanas después ( justo en el día del cumpleaños de su hijo menor), la pareja confirmó su separación. "Sí, estamos separados desde hace dos meses, pero estamos juntos por la familia", le escribió Luciano a Jorge Rial dando la primicia por WhatsApp. "Cuando las cosas no van, lo más sano es separarse" o "Por suerte estamos separados", fueron las frases que eligió la actriz para dar su versión de los hechos, aunque siempre dejaron en claro que el cariño entre ellos estaba intacto y que no había terceros en discordia ( muchos aseguraban que el actor había tenido algo con Celeste Cid, su compañera en Las estrellas ).

Separados pero juntos, el matrimonio compartió todo el verano de vacaciones en Mar del Plata por sus hijos. Sin embargo, la distancia afectiva duro poco y la pareja volvió a reconciliarse , tras volver a convivir en Buenos Aires; justo para San Valentín.

Ver esta publicación en Instagram

Feliz día para todos y para mi[R]

Una publicación compartida de Sabrina Rojas [R] (@rojassasi) el

Lejos de asegurar que la crisis está totalmente superada, el marido de Rojas es de esos hombres que piensan que el amor se alimenta día a día: "Siempre hacen bien las crisis. Ahora estamos bárbaro por suerte. Hicimos mucho para estar como estamos, así que estoy muy contento. Hay que hacer más que decir", reflexionó hace unos días en un móvil de Intrusos , haciendo una especie de mea culpa por el impasse del verano. Y sin querer ahondar mucho más en el tema, agregó: "Cuando se acabe el amor, se acaba todo lo demás. Estamos aprendiendo día a día. Mientras el uno se elija con el otro, estás dispuesto a seguir adelante. Las crisis se superan de a dos".

Su paternidad

Padre de tres hijos, a Luciano Castro este rol lo sorprendió en distintos momentos de su vida y por eso, en el último tiempo se lo pudo ver muy emocionado al reconocer cierta culpa por no haber podido criar a su hijo mayor Mateo de la misma manera que lo hizo con Fausto y Esperanza. "Tengo muchas culpas como padre, con respecto a Mateo. Yo era muy joven, tenía 25 años. Muchas veces lo llevaba a grabar conmigo y se quedaba con las maquilladoras, gente de mantenimiento, productores, directores. Pero sé que entendía que era lo que tenía para darle en ese momento (.) Pero él no tiene conflictos; el conflicto es mi culpa. Por suerte es muy maduro y tiene una madre brillante", confesó en relación a sus primeros pasos en la paternidad.

Ver esta publicación en Instagram

[R]

Una publicación compartida de Sabrina Rojas [R] (@rojassasi) el

Mucho más maduro y reflexivo, agregó: "Estoy más grande. Me emociona mi familia, estar en casa y ver jugar a mis hijos. En el caso de Mateo hoy le puedo dar más calidad de presencia que antes, pero no puedo volver el tiempo atrás, no se puede cambiar el pasado", concluyó.

Ver esta publicación en Instagram

Los Castro [R]

Una publicación compartida de Sabrina Rojas [R] (@rojassasi) el

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.