srcset

Instagram

Cuarentena en Instagram: "Los audios de mis alumnos daban cuenta de lo que genera el aislamiento"

Verónica De Martini
(0)
24 de marzo de 2020  • 00:03

La cuarentena obligó a que los emprendedores independientes que no pueden hacer home office tengan que reinventarse. En tiempos de redes sociales, Instagram resultó ser la herramienta ideal : su formato en vivo ofrece que ambas partes se entretengan en sus casas.

Lectura de cuentos infantiles

Agustina Lynch es escritora de cuentos infantiles. Cuando se anunció la cuarentena su cuñada le propuso que lea cuentos en vivo por Instagram. "Todos los días a las 11hs leo dos cuentos, a veces es el mismo primero en castellano y después en inglés. Cuando termino de relatar los cuentos viene la sección de mensajes "subliminales" donde les doy consejos a los chicos para que ayuden en casa, se laven las manos, que ordenen luego de jugar y que no vale estar todo el tiempo repitiendo papá y mamá, varios adultos me han agradecido por esta sección. Luego muestro en vivo las fotos de los dibujos que los chicos van haciendo. Los aliento a hacer un dibujo del cuento que les haya gustado" , explica Agustina. Su propuesta tuvo éxito enseguida, su cuenta @lavacaensuhamaca empezó a circular en grupos de whatsapp, sobre todo de chats de madres.

Agustina Lynch, autora de "La vaca y la espinaca", entre otros cuentos infantiles.
Agustina Lynch, autora de "La vaca y la espinaca", entre otros cuentos infantiles.

Agustina vive con su marido, sus tres hijos varones de 11, 9 y 6 años y su perro. Los chicos hacen homeschooling y ella los ayuda con sus dudas. "Mi momento es a la noche cuando todos duermen. Trato de preparar los libros que voy a leer no solo para el día siguiente sino para los otros días. Luego estoy como dos horas bajando todas las fotos que me mandan y trato de responder los mensajes de agradecimiento que me llegan. Es muy gratificante saber que puedo ayudar en poner mi granito de arena para este tiempo de cuarentena", cuenta Agustina desde su casa en un barrio cerrado en Tortuguitas.

Como todos vive la cuarentena con el día a día, "a veces me desespero y siento que esto es surreal. A veces tengo esperanza y pienso que ya pasará. Apelo al buen humor, incluso forzado, cuando veo que la situación me sobrepasa. Respiro mucho. Practico la paciencia. Leí una vez un libro que se llama "También esto pasará ", pienso en este título todo el tiempo", confiesa.

Clases de costura con lo que tenés en casa

Verónica Dorado es modelista, estudió diseño de indumentaria que no pudo terminar, y hace siete años que da clases de experimentación textil a niños y de moldería y costura general para adultos.

Verónica Dorado tiene un taller de costura
Verónica Dorado tiene un taller de costura

Hace dos semanas que ya tuvo que suspender sus clases porque sus alumnos preferían resguardarse. "Tengo un taller en casa y encontré tiempo para armar proyectos que surgen en los horarios de clases y no tenía tiempo de hacer. Ahora que puedo planeé la posibilidad de coser en vivo que no lo había hecho nunca. Sí subía tutoriales a mi cuenta de Instagram pero me dí cuenta de que a la gente le gusta ver cómo el otro está haciendo las cosas desde su casa", así que casi todos los días a las 18hs Verónica empieza a coser en vivo. Durante el día en historias sube los materiales que se van a necesitar, son cosas que quienes la siguen van a tener en su casa, "en general las costureras siempre tenemos telas guardadas, es un síndrome de compradoras compulsivas que siempre tenemos mucha más tela de que la que podemos llegar a coser, con lo cual sé que todas las que tienen una máquina de coser tienen material en su casa y sino las invito al reciclado de alguna prenda o tela vieja", explica. En su cuenta @vecka.talleres ya enseñó a hacer una cartuchera y las próximas clases enseñará a hacer un almohadón bordado, un bolso matero y un delantal.

Verónica vive en Villa Crespo con su marido, sus tres hijos de 15, 12 y 7 años, dos perros y un gato. Tiene armado un pequeño taller en un espacio abierto que hay entre los dormitorios, así que toda la familia colabora para que en el horario de las 18hs hacer el mayor silencio posible.

"La cuarentena la estamos viviendo con incertidumbre en la mañana o la noche que escucho la radio, durante el día organizo horarios, veo que los chicos estén bien, les cuento lo que pasa, a la más chica le cuesta entender la situación y se angustia porque no puede ver a sus amigos ni ir a la escuela. Cuesta saber que mis suegros están cerca y no los vemos, o que mi mamá la veo solo por el teléfono, pero creo que está bueno empezar temprano con la cuarentena a ver si tenemos mejores resultados que las noticias que recibimos de Europa, así que tratando de poner entusiasmo y buenos pensamientos para el resto", dice Verónica.

Yoga contra el aislamiento

Emilia Bagnasco es profesora de Yoga desde hace 10 años. "Luego de suspender las prácticas presenciales en el espacio me invadió muchísima tristeza, uno de los espacios más sagrados para mí se vaciaba, me quedaba sin trabajo y mis ingresos económicos se reducían. Comencé a recibir audios y mensajes de mis alumnos manifestándome cómo se sentían y cuánto necesitaban de la práctica. Me di cuenta de lo que el aislamiento, el miedo y la incertidumbre estaban generando en todos nosotros y de lo importante de preservar estos espacios para la salud integral, cultivar el estado de presencia, crear momentos de silencio para poder escucharnos, y así estar más disponibles para transitar toda esta situación con más calma y claridad", cuenta Emilia que entonces se dedica día por medio a las 19hs a transmitir por directo desde su cuenta @Espacio_Samadhi_ una práctica de yoga guiada de 45 minutos y también sube videos a su canal de youtube con propuestas para hacer en cualquier momento del día.

Emilia Bagnasco armó un estudio de grabación en su casa para dar clases de yoga.
Emilia Bagnasco armó un estudio de grabación en su casa para dar clases de yoga.

Emilia convirtió en un estudio de grabación la sala de yoga que tiene en su casa en San Andrés de Giles. Vive con sus dos hijos Dante (14) y Amanda (12), y junto a su compañero Iñaki que es realizador audiovisual y la ayuda con la cámara y las luces para lograr una buena transmisión. Si bien los chicos tienen que hacer las tareas que le envían los profesores, encuentran un rato para mirar películas, jugar e incluso hacer entrenamiento físico los cuatro juntos.

"Una vecina de nuestra comunidad murió a causa del coronavirus, lo que además de una profunda tristeza, movilizó a todos. La comunidad se está organizando para recaudar fondos para nuestro hospital. La policía controla que las personas no circulen. Los comercios nos envían el alimento a casa. Escucho en las voces de todos mucho miedo, y si bien es natural que esos sentimientos afloren ante los acontecimientos, no podemos dejar que nos consuman toda la energía, que nos dejen apagados. Estamos vivos y necesitamos conectar con la vida, el movimiento, el alimento, la naturaleza, la alegría y el amor para mantenernos sanos. Esta condición de aislamiento, de retiro, donde el tiempo se vuelve más lento, es una oportunidad para vernos en profundidad, y para trabajar en nosotros mismos. Para que cuando llegue el momento de salir de casa sea transformados en nuestra mejor versión" , aconseja Emilia.

Te ayuda a cocinar con lo que tenés en la heladera

Nadia vive en Wilde junto a su marido, sus tres hijos Juan (14), Ciro (9) y Eva (5 meses) y tienen tres perritos. "La cuarentena la estamos viviendo con mucha conciencia, enseñándole a los chicos que tenemos que estar guardados en casa, que es la única forma de parar esto, también hay que tener mucha imaginación para que ellos no se aburran. Creo que esto que está sucediendo nos va a hacer más humanos, más solidarios, ayudar el uno con el otro, cuidar a los mayores y también ver que desperdiciamos mucha comida, que con un poquito de imaginación todo se puede reutilizar y preparar nuevos platos", reflexiona Nadia que ofrece su servicio de manera gratuita a la espera de una mayor concientización en la gente.

Nadia Ambruso es cocinera y tiene un emprendimientos de viandas naturales
Nadia Ambruso es cocinera y tiene un emprendimientos de viandas naturales

Nadia Ambruso es cocinera y tiene un emprendimiento de viandas naturales y catering. Ella misma cocina y entrega los packs de viandas semanales, pero con la cuarentena esa posibilidad se le terminó. "Te das cuenta de que no podés ser individualista y buscas la forma de ayudar a más personas , concientizando a que no salgan de sus hogares porque es la única forma de terminar con esta pandemia, aplanando la curva. Entonces se me ocurrió poner en mi cuenta de Instagram un cartel que diga "Mandame una foto con lo que tenés en la heladera y yo te doy una mano" . De esta manera las personas no salían de sus casas como locas a comprar y evitamos un desabastecimiento", cuenta Nadia. Enseguida su cuenta @tentacionescaseras19 empezó a recibir mensajes de muchas mamás con chicos pequeños que querían hacer algo para la merienda, para que la cena sea más saludable o también optimizar sus recursos y que la comida dure más días, "eso me alegró, saber que les estaba dando una mano y además detesto que tiren la comida, es una forma de ahorrar y de que no salgan", confiesa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.