La arqueóloga subacuática que investigó una corbeta inglesa y relevó más de 1200 naufragios